Seminario sobre el Tesoro Mexicano, tratado del mundo natural novohispano, será base para una exposición

Cultura

El Tesoro Mexicano o Rerum medicarum Novae Hispaniae thesaurus, legado universal que documenta la flora y fauna del Nuevo Mundo, será motivo de una exposición organizada por expertos mexicanos, italianos y españoles, varios de los cuales participarán este jueves 23 y viernes 24 de septiembre en un seminario dedicado a esta obra, fruto de las expediciones de Francisco Hernández en Nueva España, a partir de 1570.

Se trata del quinto y último encuentro académico del seminario virtual “México-Italia: 500 años de diálogo cultural”, organizado por la Secretaría de Cultura y la Embajada de Italia en México, a través de los institutos Nacional de Antropología e Historia (INAH) e Italiano de Cultura (IIC), cuya transmisión podrá seguirse por los canales de INAH TV y del IIC en YouTube, a las 9:30 horas.

La coordinadora del programa académico, Emilia Giorgetti, refiere que el seminario es el primer evento conjunto italo-hispano-mexicano sobre el llamado Tesoro Mexicano, en el cual se tocarán temas relacionados con la diversidad de México, el multilingüismo y la iconografía, y será también la oportunidad para que los expertos de los tres países diseñen conjuntamente la futura exposición.

La agregada científica de la Embajada de Italia en México explica que dicha obra es un inventario, resultado del viaje a Nueva España de Francisco Hernández, protomédico del rey de España Felipe II, quien en 1570 le encomendó estudiar la naturaleza de la tierra conquistada, con especial énfasis en aplicaciones médicas de plantas.

Fue así como durante siete años, el médico y naturalista español recorrió buena parte del centro del territorio novohispano, recogiendo información sobre plantas, animales y minerales, dando lugar a un vasto herbario y una extraordinaria base de datos enriquecidos con cientos de dibujos de plantas y animales.

Del porqué dicha obra se encuentra en la Accademia dei Lincei, Giorgetti comenta que cuando otro médico de la corte, el italiano Leonardo Nardo Antonio Recchi, regresó de España a Italia en 1589, llevó consigo una copia del manuscrito y dibujos que despertaron admiración y asombro. Con su muerte, el documento pasó a manos de su heredero y nieto Marco Antonio Petilio, quien, hacia 1610, lo entregó a Federico Cesi, el joven fundador de la academia, cuya voluntad permitió que la obra se imprimiera entre 1628 y 1651.

La maestra anota que hoy en día, la Accademia dei Lincei ha desarrollado, junto con el Consiglio Nazionale delle Ricerche, un portal electrónico dedicado al Tesoro Mexicano, y ha propuesto que se realice una exposición sobre esta obra en nuestro país, con la participación de expertos de las tres naciones.

“Este encuentro sobre el Tesoro Mexicano comenzó a gestarse hace tres años, pues existe interés de fomentar este intercambio académico, con la idea de organizar una exposición. Esta propuesta se ha planteado a la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y ha sido bien acogida; sin embargo, por aún no hay una fecha definida del montaje”.

Más de una decena de especialistas participará en este quinto seminario, el cual abrirá con la ponencia magistral del investigador de la Biblioteca Accademia Nazionale dei Lincei e Corsiniana, Marco Guardo, quien hablará del Tesoro Mexicano como libro símbolo del equipo linceo; mientras que el día 24 de septiembre, sus colegas Maria Eugenia Cadeddu y Ebe Antetomaso darán pormenores del proyecto multidisciplinar en torno a este tratado.

En la primera jornada estarán investigadores de las universidades Nacional Autónoma de México (UNAM) y Autónoma del Estado de Morelos, entre ellos, Carlos Viesca Treviño, presidente de la Academia Mexicana de Historia de la Medicina; los etnobotánicos Edelmira Linares y Roberto Bye; el médico Bruno Parodi Callejo, especialista en etnohistoria prehispánica, y la historiadora del arte Patrizia Granziera.

El seminario virtual, enmarcado en la campaña “Contigo en la distancia”, de la Secretaría de Cultura, concluirá con las disertaciones de expertos italianos y españoles como Marco Guardo y Ebe Antetomaso, Annibale Mottana y Sabina Brevaglieri.

La coordinadora del seminario virtual, Emilia Giorgetti, comenta que una vez que haya las condiciones adecuadas, estos profesionales viajarán a México para contactar con sus colegas e, incluso, tengan la oportunidad de conocer los tres ejemplares de la obra del protomédico Francisco Hernández, ubicados en los acervos del Instituto de Biología de la UNAM, del Instituto Mora y de la Biblioteca Francisco de Burgoa, de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.

“La idea es que los especialistas puedan interactuar, conozcan los temas que cada uno aborda en su investigación científica y, de ahí, considerando que hay ejemplares mexicanos –que habría que incluir en esta muestra–, empezar a pensar en un guion expositivo”, finaliza.