La secretaria Irma Eréndira Sandoval Ballesteros inauguró esta mañana el Segundo Encuentro Nacional de Órganos Internos de Control, con un llamado a los encargados de vigilar y fiscalizar el uso de los recursos públicos federales a actuar en conjunto y con las mejores estrategias para subsanar todas las grietas por las que se cuela la corrupción.

“Los Órganos Internos de Control (OIC) deben ser los mejores especialistas del presupuesto, los mayores conocedores de sus programas y objetivos, hacerse expertos en cómo cada institución debe ejercer sus recursos e identificar con precisión las prácticas más comunes con las que se evaden transparencia, rendición de cuentas o contralorías”, subrayó.

Aseveró que hoy en día los OIC son parte del proyecto más importante de la Cuarta Transformación, un pilar de la lucha anticorrupción y pieza clave en el cambio del Gobierno de México en la vida pública del país.

Manifestó que la Función Pública ha avanzado mucho en sanciones a empresas que incumplen adquisiciones o compras, “pero no podemos contentarnos con la sanción. Al contrario, estamos trabajando desde un enfoque preventivo; tenemos que frenar la corrupción, adelantándonos y subsanando todas aquellas grietas por las que se cuela”.

Invitó a los titulares de los 213 OIC de toda la Administración Pública Federal (APF) a adaptar la máxima cartesiana a la importante labor que desempeñan: “critico, fiscalizo; luego existo”, y con ello encontrar los espacios más vulnerables a la corrupción y los resquicios por donde se pierden los recursos de los ciudadanos, como determinados trámites y permisos donde hay más riesgo de colusión con representantes del sector privado.

El encuentro se realizó de manera virtual en apego a las restricciones impuestas por la emergencia sanitaria por Covid-19, siendo seguido por más de 1200 personas, y dio continuidad a la política de capacitación y fortalecimiento de los OIC que mantiene la Función Pública para contar con los mejores fiscalizadores, lograr las investigaciones más sólidas y obtener los resultados más contundentes.

Ante ellos, la secretaria Sandoval Ballesteros propuso un trabajo cercano y coordinado con las instituciones. “Nuestra labor de fiscalización no puede ser vista como un obstáculo a los objetivos del gobierno, sino al revés, debemos mantener el fino equilibrio entre ser facilitadores de que todo se haga con apego a la ley y, al mismo tiempo, ser una barrera impenetrable para la corrupción”.

En su turno, el subsecretario Roberto Salcedo Aquino, afirmó que, como gran órgano interno de control del gobierno federal, la Función Pública cumple con su tarea de cuidar que el presupuesto federal se ejerza con probidad y eficacia, y que se cumplan los objetivos de la Cuarta Transformación.

Abundó que la Función Pública actualiza y mejora el modelo de control interno de la Administración Pública Federal para afrontar estructuralmente ese reto, garantizar el cumplimiento de objetivos y cerrar los espacios a la corrupción.

A su vez, el coordinador general de Ciudadanización y Defensa de Víctimas de la Corrupción, Jesús Roberto Robles Maloof, aseveró que la Función Pública impulsa una nueva Contraloría Social que atiende la instrucción presidencial de abandonar los escritorios y conocer de manera directa los problemas y el sentir de la población.

En su intervención, el titular de la Unidad de Denuncias e Investigaciones, Miguel Ángel Robles Roa, destacó la importancia de la capacitación y el fortalecimiento de los valores éticos para un mejor desempeño de los OIC, aspecto en el que destacó las distintas acciones y cursos que lleva a cabo la Función Pública.

Por su parte, el coordinador general de los Órganos de Vigilancia y Control, Federico Hidalgo Huchim Gamboa, llamó a los OIC a aprender de las experiencias y mecánicas de trabajo compartidas para afrontar el combate a la corrupción y asumirse no como simples revisores de procedimientos administrativos, sino como investigadores. Del mismo modo, los instó a no ceder y cumplir su tarea como como garantes del ejercicio del gasto público y del derecho humano a la rendición de cuentas.

El Segundo Encuentro Nacional de Órganos Internos de Control da continuidad al primer evento de esta naturaleza celebrado el 29 y 30 de noviembre de 2019 en Oaxtepec, Morelos; albergó el intercambio de experiencias e información por parte de los OIC de toda la APF y Empresas Productivas del Estado, y en él se abordaron en mesas de trabajo los temas de “Fiscalización y obra pública”, “Compras públicas y control interno”, “Alertadores de la corrupción y denuncias” e “investigaciones en el combate a la impunidad”.