TOLUCA, Edomex.- La lectura fomenta la imaginación, favorece el conocimiento y el crecimiento personal, por ello, el Gobierno estatal inició el programa “Ser libre con los libros”, el cual, a través de donaciones, pretende conformar al menos seis bibliotecas en centros penitenciarios con mujeres, quienes tendrán a su alcance literatura que les permita conocer otras realidades y hacer más productivo su encierro.

La Secretaria de Seguridad, Maribel Cervantes Guerrero, subrayó que este programa es una herramienta más que la administración estatal brinda a las reclusas para que tengan una reinserción social más exitosa y puedan encarar los desafíos que implican salir de prisión.

“Ser libre con los libros” busca justamente eso, que sea una herramienta más de acompañamiento y apoyo a las mujeres cuando están dentro de nuestro sistema penitenciario, pero más aún, cuando obtengan su libertad, que podamos hacer un verdadero acompañamiento y apoyo.

Para la funcionaria, la posibilidad de contar con bibliotecas en los reclusorios con población femenil es un paso hacia adelante en el proceso de la reinserción social, y mencionó que debido a la importancia de este proyecto, en él también participan las Secretarías de Desarrollo Social y del Trabajo, el Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social (Cemybs), así como las Fundaciones Porrúa y Rebeca Lan.

Explicó que hasta el próximo 5 de septiembre, por cada libro que sea adquirido en las librerías Porrúa, la editorial, aportará uno más, mientras que las personas que deseen donar alguno o varios ejemplares, lo podrán hacer en los centros de acopio que estarán en las sucursales de Porrúa, en las oficinas y delegaciones en el Valle de México y Toluca del Consejo Estatal de la Mujer, así como en los C5 de Ecatepec y Toluca.

La Secretaria destacó que las primeros espacios que serán habilitados como bibliotecas estarán en los penales de Santiaguito, Tlalnepantla y Chalco, donde, incluso, se remodela para que tenga un mayor número de estantes que permitan contar con más libros.

Mientras que para conocer los intereses de las cerca de mil 800 mujeres privadas de su libertad en penales mexiquenses, se realizaron pláticas donde se observó que optan por temas relacionados con el derecho, la autoayuda, el crecimiento personal, pero también mostraron su aprecio por géneros como la novela o la poesía e, incluso, algunas son aficionadas de la escritura.

Maribel Cervantes invitó a los ciudadanos que deseen donar un texto, a escribir una dedicatoria o un mensaje de aliento a las lectoras en reclusión, ya que más del 70 por ciento de ellas son abandonadas por sus familias mientras cumplen sus sentencias y leer unas palabras de motivación significa una gran motivación.

La titular de la Secretaría de Seguridad explicó que otro aspecto del programa es que las bibliotecas sean administradas por las propias reclusas, al igual que lo hacen en penitenciarías donde preparan la comida, demostrando su capacidad y sus ganas por salir adelante, con el respaldo de estas acciones que forman parte del convenio de colaboración “Mujeres en Reclusión”, que impulsa el Gobierno del Edoméx.

Al poner en marcha este programa, junto con reclusas en penales del estado, Manuel Palma Rangel, Subsecretario de Control Penitenciario, compartió que estas acciones forman parte de la agenda del convenio de colaboración Mujeres en Reclusión

Melissa Estefanía Vargas Camacho, Vocal Ejecutiva del CEMyBS, destacó que la política de género encaminada a las Mujeres en Reclusión, mejorará las bibliotecas en los penales, pues se pretende otorgar a las lectoras nuevas perspectivas y proyectos de vida; seguido por la capacitación, desarrollo humano, así como el autoempleo.

En la campaña también participará la Fundación Rebeca LAN, que estará a cargo de la rehabilitación de las bibliotecas, así como de impulsar talleres de empoderamiento y sanación emocional.