Se suman tiendas Diconsa a la dispersión de apoyos y brindarán servicios interinstitucionales a la población

Agricultura

Con el fin de favorecer la sinergia y complementariedad con otros programas sociales del Gobierno de México, a partir de este año las tiendas comunitarias de Diconsa podrán realizar la entrega de apoyos interinstitucionales, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Resaltó que, a solicitud de la población y dependiendo de la accesibilidad de la tienda comunitaria, en su infraestructura también se podrán brindar servicios adicionales como recepción de remesas, financieros, pago de consumo de servicios (luz, agua, teléfono), venta de tiempo aire, telefonía, internet y venta de productos de la comunidad, entre otros.

La dependencia señaló que la participación social en torno al Programa de Abasto Rural (PAR) se da a través de los Comités de Abasto, los Consejos Comunitarios de Abasto y sus Mesas Directivas, instancias que representan los intereses de las comunidades ante Diconsa.

Indicó que el organismo Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), sectorizado en la Secretaría de Agricultura, presentó las Reglas de Operación del Programa de Abasto Rural de Diconsa y que operarán para el ejercicio fiscal 2023, las cuales incluyen los nuevos servicios.

En la publicación se destaca el margen de ahorro promedio de 15 por ciento como mínimo a través de la canasta básica y el que se podrá establecer precios preferenciales específicos cuando el mercado afecte significativamente el acceso a los mismos por parte de la población beneficiaria del PAR.

El propósito es contribuir a la provisión de alimentos y productos complementarios a precios económicos en apoyo a las poblaciones beneficiarias donde Diconsa tiene presencia, es decir, aquellas donde habitan más de 200 pobladores y que se encuentran en situación de carencia alimentaria.

La Canasta Básica Diconsa queda integrada por 30 productos básicos y 54 complementarios y es distribuida a nivel nacional por medio de las tiendas comunitarias, así como en los establecimientos donde exista un punto de venta Liconsa.

Además, los artículos serán suministrados en las tiendas comunitarias que forman parte de la red del PAR, donde: no haya alternativas de abasto o las tiendas privadas no ofrezcan precios accesibles, la población sea mayoritariamente indígena, en localidades con alto grado de marginación o con instituciones, dependencias y entidades de los tres órdenes de gobierno, organizaciones civiles, sociales y sindicales con los que Diconsa establezca convenios.

Entre sus compromisos destaca también el abasto de alimentos a la población declarada en situación de emergencia o desastre y, a solicitud de la comunidad, las tiendas comunitarias podrían instalar terminales electrónicas para ofrecer otros servicios.

En cuanto a la operación de tiendas móviles, se podrá vender los productos de la canasta básica en localidades donde no exista una tienda fija o el abasto sea insuficiente, se favorezca la sinergia o complementariedad con otros programas sociales gubernamentales y en situación de emergencia o desastre.

Diconsa garantiza que las mujeres accedan a todos los beneficios del Programa de Abasto Rural en igualdad de condiciones y respetando el ejercicio de sus derechos. Por lo menos, el 20 por ciento de los integrantes de los Comités de Abasto deberán ser de este género.

www.gob.mx/agricultura