CUERÁMARO/PUEBLO NUEVO, Gto. – Con el objetivo de mejorar las condiciones de las escuelas mediante trabajos de mantenimiento en servicios de agua, luz, rehabilitación de áreas verdes y recreativas, es lo que persiguen la coordinación en autoridades de la Secretaría de Educación de Guanajuato y los municipios de Cuerámaro y Pueblo Nuevo.

El primer paso de esta estrategia conjunta es la detección de los centros escolares de nivel básico mediante un estudio y diagnóstico por parte de las autoridades educativas en sus zonas y sectores educativo. Documento que se hará llegar a la Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación (USAE) de cada municipio, para control y seguimiento del proceso de mantenimiento menor.

El segundo paso es el correspondiente a las autoridades municipales, que mediante sus planes y programas habrán de desarrollar trabajos al exterior de las escuelas y servirán de apoyo de las brigadas de padres de familia al interior de las mismas, en caso del retiro de fauna nociva y algunas otras acciones menores, como el desazolve de la red del drenaje, poda de árboles y cambio de luminarias.

El tercer punto será el trabajo colaborativo que habrán de tener los padres de familia en coordinación con sus autoridades educativas y municipales para el mantenimiento correctivo de las escuelas públicas del nivel básico (jardines de niños, primarias y secundarias), en los rubros de impermeabilización, limpieza de áreas verdes, recreativas, puntura en general y alumbrado entre otros.

Con estas acciones se pretende fortalecer el sistema educativo, ante el regreso a las aulas de las escuelas de educación básica y que habrán de impactar a la educación de las niñas, niños y adolescentes de la región suroeste.

Artículo anteriorAnalizan especialistas encuestas locales y nacionales desde una perspectiva de género
Artículo siguienteSEG regulariza estudiantes a través de los talleres de verano