Román Meyer Falcón, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), informó que a través de una carpeta de proyectos de obras públicas, se invertirán más de 21 mil millones de pesos (mdp) para atender a las personas afectadas por los sismos de 2017 y 2018.

Las obras incluyen la reparación o construcción de viviendas, centros de salud, inmuebles educativos y otros catalogados como patrimonio histórico de México, ubicados en nueve estados de la República.

Las acciones que implementará el Gobierno de México para la reconstrucción de los bienes afectados, son coordinadas por la Secretaría de Estado encabezada por Meyer Falcón, en coordinación con otras dependencias como la Secretaría de Cultura, de Hacienda y Crédito Público y de Bienestar.

Cabe señalar que a través del Programa Nacional de Reconstrucción, la SEDATU ejecutará 8 mil mdp, cifra aprobada en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019; además, se canalizarán para el mismo fin más de 13 mil mdp del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

El Maestro Román Meyer precisó que con recursos del Fonden y de seguros, se tiene previsto rehabilitar o construir 6 mil 237 inmuebles de infraestructura educativa, 649 inmuebles del patrimonio cultural del país, así como equipar y rehabilitar 11 centros de salud.

Los estados que se verán beneficiados con estas acciones son: la Ciudad de México, Puebla, Morelos, Guerrero, Oaxaca, Tlaxcala, Chiapas, Estado de México Hidalgo. Michoacán y Veracruz.

El tema de la vivienda es uno de los factores fundamentales en el programa de reconstrucción, por eso, se fomentará la autoconstrucción, acompañada con asistencia técnica especializada, informó Edna Vega Rangel, directora general de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi).

Además, a través del Programa de Mejoramiento Urbano (PMU), instrumentado desde la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la SEDATU, se contempla dotar de infraestructura y rescatar espacios públicos en 15 ciudades del país, en una primera etapa: 10 ubicadas en la frontera norte y 5 más con vocación turística.