Principal Estatal Se decidió proteger la vida de las personas: Alfonso Durazo

Se decidió proteger la vida de las personas: Alfonso Durazo

62
Compartir

El secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño encabezó en Culiacán una reunión del Gabinete de Seguridad y dio a conocer en conferencia de prensa, que la decisión de suspender el operativo militar desplegado aquí para la captura de un objetivo, fue para proteger la integridad de los ciudadanos, pues una vez ubicado el sospechoso y listo para su captura, grupos delincuenciales afines se movilizaron en varios puntos de la ciudad de Culiacán, amenazando la paz y seguridad de la población.

A raíz de los hechos registrados durante la tarde de ayer jueves, el Gabinete de Seguridad Nacional, encabezado por el propio Durazo Montaño, y los secretarios de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval; de la Marina, almirante José Rafael Ojeda Durán; del comandante de la Guardia Nacional, general Luis Rodríguez Bucio, sesionó la noche de ayer y a partir de las 6:00 de la mañana de este viernes aquí en Culiacán para enseguida ofrecer una conferencia de prensa conjunta en el Salón de Gobernadores, en compañía del gobernador Quirino Ordaz Coppel, y el gabinete estatal de seguridad.

El gobernador del estado destacó que ya está regresando la calma a Culiacán, con el restablecimiento del transporte urbano, y en coordinación con el Ayuntamiento se ha procedido al retiro de los vehículos incendiados en diferentes vialidades, para trasladarlos a una pensión.

“La gente está yendo a sus lugares de trabajo. Creo que también fue un acierto el haber suspendido el día de hoy las clases en Culiacán y ayer por razón de lluvia, es algo que no se comentó, se suspendieron las clases y eso fue muy favorable porque otra situación hubiera sido frente a estos hechos, los padres de familia al haber tenido que ir a las escuelas, los desplazamientos, fue un acierto”, recalcó.

Por ello, el gobernador Quirino Ordaz Coppel, le pidió a la población que tenga confianza, que se están tomando las acciones y las medidas necesarias, pues solicitó el apoyo de mayores refuerzos, con una muy buena disposición.

“Habrá más presencia, ya lo indicaron el secretario de la Defensa y el Gabinete de Seguridad y les reconozco que hayan venido a Culiacán, a Sinaloa, precisamente para aclarar, para hablar de frente con transparencia como tiene que ser y quedaran despejadas muchas inquietudes para todos”, concluyó.

Por su parte, el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo Montaño dijo que con respecto a estos acontecimientos, los integrantes del Gabinete de Seguridad Nacional concluyeron por unanimidad, suspender el operativo de captura de Ovidio Guzmán López, quien ya había sido ubicado en una vivienda del Desarrollo Urbano Tres Ríos, pues el continuar con la operación hubiese implicado un altísimo e inadmisible riesgo de bajas entre la población civil, por el uso deliberado de la propia población civil como escudo por parte del grupo criminal.

“Nuestro objetivo no es ganarle un duelo a una organización criminal, sino recuperar la paz. No buscamos enlutar hogares sino resarcir el desgarrado tejido social de nuestra patria. No vamos a regresar a los tiempos de las masacres generalizadas, aún y cuando las pidan desde insistencias dignas de mejores causas las voces de algunos que destacaron por ordenarlas, permitirlas y tolerarlas en tiempos pasados. No nos interesa andar por la vida envueltos en un manto de sangre derramada. Vamos a ganar el desafío de la paz, pero no convirtiendo a México en un cementerio mayor al que ya ha sido por tantos años”, precisó.

El secretario de Seguridad advirtió que se enfrentan a grupos delictivos despiadados y con enorme capacidad para ejercer una violencia sin límites, pero aclaró que no abandonarán su estrategia de paz como producto de la justicia, “no hay falta de Estado ni ausencia del Gobierno Federal en esta decisión. De haber sido así posiblemente hubiera ocurrido un enorme infortunio en esta ciudad, mucho mayor a las horas de angustia que ayer se vivieron”, argumentó.

Por su parte, el secretario de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval, informó que los acontecimientos se derivaron de una acción directa para la captura de dicho presunto delincuente al contar con orden de aprehensión provisional con fines de extradición emitida por un juez federal.

Explicó que el grupo responsable de esta acción fue personal de la Policía Ministerial Militar y de la División Antidrogas de la extinta Policía Federal, hoy Guardia Nacional. “Este personal en un afán de obtener resultados positivos actuó de manera precipitada con deficiente planeación, así como falta de previsión sobre las consecuencias de la intervención, omitiendo además obtener el consenso de sus mandos superiores; consecuentemente, el Gabinete de Seguridad no fue advertido de las acciones que realizaron”, reveló.

El secretario de la Defensa Nacional reconoció que se estableció una operación sin calcular el tiempo que tardaría la obtención de la orden de cateo, y por ello la fuerza participante fue agredida cuando se encontraba en espera de esta orden de cateo, configurándose la flagrancia en uso de armas de fuego desencadenándose una acción directa al interior del domicilio, donde se ubicó al presunto delincuente.

Lamentó que al no calcular el tiempo que tardaría en recibir la autorización para la revisión del inmueble y aseguramiento del delincuente, se desestimó el poder de convocatoria y la capacidad de respuesta de la organización delictiva para evitar el aseguramiento de Ovidio Guzmán López.

“Al advertir el alto índice de violencia generalizado que se produjo, este Gabinete de Seguridad decidió ordenar el retiro de las fuerzas del domicilio intervenido, lo que a su vez permitió que paulatinamente se restableciera la tranquilidad en la ciudad. Con la acción anterior, el grupo delincuencial suspendió las agresiones y liberó al personal militar que había sido retenido”, informó.

Como saldo, dio a conocer que los efectos negativos de esta acción precipitada y mal planeada tuvieron como consecuencia un civil fallecido, 42 vehículos despojados con violencia; nueve vehículos incendiados en varios puntos de la ciudad, tres de ellos autopatrullas; 19 bloqueos de diferentes vialidades, 14 agresiones con armas de fuego al personal del Ejército Mexicano y Guardia Nacional que acudieron en apoyo de la Policía Ministerial Militar y de la Guardia Nacional que se encontraban comprometidas, resultando en Guardia Nacional un agente fallecido, un oficial y cinco agentes heridos por armas de fuego; Ejército y Fuerza Aérea: siete elementos de tropa heridos por arma de fuego, un oficial y ocho elementos de tropa retenidos y liberados sin lesiones, ocho vehículos militares y un helicóptero con impactos de arma de fuego.

En otras fuerzas de seguridad, un policía estatal y dos policías municipales heridos por armas de fuego. En instalaciones, en Culiacán se agredió al Cuartel General de la IX Zona Militar, el edificio del C4 de la Policía Estatal y el puesto militar de vigilancia de El Limón de los Ramos. En el municipio de El Fuerte, el puesto de vigilancia de Estación Sufragio y la base de operaciones de la cabecera municipal.

Asimismo, hubo un amotinamiento y evasión de 51 reos del centro penitenciario de Aguaruto, sustrayendo cinco armas largas y dos cortas; falleciendo un interno que disparó un arma de fuego en contra de la policía preventiva; recapturándose hasta el momento a seis evadidos.

En la unidad habitacional de la Novena Zona Militar se tuvo presencia de agresiones por parte de varios sujetos, quienes con lujo de violencia y usando armas de fuego, agredieron las instalaciones de las familias de los soldados, hasta las 00:00 horas de hoy viernes, las fuerzas de seguridad reportaron haber neutralizado presuntos delincuentes armados que se trasladaban en diversos vehículos y que fueron retirados por sus propios compañeros, teniéndose como referencia cinco agresores armados fallecidos, desconociéndose si existen más heridos.

“A diferencia de las organizaciones criminales, nuestras fuerzas armadas y de seguridad pública tienen como prioridad a toda costa el resguardo y la protección de las vidas de la población civil, por lo tanto, en este gobierno las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional no juegan con la vida de las personas inocentes. Por esta razón se ordenó desactivar el dispositivo y concentrar a las fuerzas y aeronaves a sus cuarteles. Esta acción no debe considerarse como un rompimiento del Estado de Derecho, ya que se privilegió en todo momento la protección del interés jurídico superior, como es la vida de la población civil, también el respeto a derechos humanos y el adecuado uso de la fuerza y evitar que se llegase a presentar algún tipo de masacre”, puntualizó.

Por último, el general adelantó que se reforzará con efectivos el estado para seguir las operaciones que se han venido realizando en coordinación Ejército, Guardia Nacional, Marina y Policías Estatales.