El apagón del pasado 28 de diciembre, que afectó a 10.3 millones de usuarios en todo el país, es un asunto pendiente de aclarar, por esta razón, diputadas y diputados del Grupo Parlamentario del PRI, demandaron a las autoridades federales una investigación objetiva que determine las causas reales de la falla, y asuman el compromiso de garantizar el suministro de energía eléctrica a toda la población.

Mediante un Punto de Acuerdo, presentado a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, los legisladores exigieron a la Secretaría de la Función Pública y la Fiscalía General de la República, averigüen de manera pronta y expedita qué provocó el corte, si hay servidores públicos responsables del apagón y resuelvan la presunta falsificación de documentos utilizados para ocultar el origen de la falla eléctrica.

Asimismo, exhortaron a la Comisión Federal de Electricidad y al Centro Nacional de Control de Energía, exploren las medidas necesarias, a fin de garantizar la seguridad y sustentabilidad en la operación y control del Sistema Eléctrico Nacional.

El Grupo Parlamentario del PRI, en la Cámara de Diputados, recordó que el Gobierno federal ha reiterado una y otra vez, “que no habrá problemas de falta de energía eléctrica, hay abasto suficiente y no va a haber apagones”,  entonces lo justo, es que la sociedad reclame: ¿Dónde quedaron estos compromisos, cuáles fueron las verdaderas razones del apagón, quiénes fueron los responsables y qué acciones se están tomando al respecto?

“Es imperativo investigar y fincar responsabilidades. Resulta grave que se esté ocultando información a la opinión pública sobre las causas reales de la interrupción de energía, así como las verdaderas fallas y deficiencias en la conducción de operaciones y mantenimiento de instalaciones en la CFE”, expusieron los legisladores.

Alertaron que no se puede seguir poniendo en riesgo la actividad económica, las telecomunicaciones, los servicios bancarios y financieros, el funcionamiento de los hospitales y centros de salud en todo el país, especialmente en el contexto de la pandemia del coronavirus COVID-19 y, en general, la vida cotidiana de millones de personas, por la ineficacia e irresponsabilidad de algunos servidores públicos.

Recordaron que entre los dichos contradictorios, resalta la explicación que dio la CFE de lo sucedido, al apuntar que un incendio causó la falla en las líneas de transmisión y el desbalance en el Sistema Eléctrico Nacional, sin embargo, la Coordinación de Protección Civil en Tamaulipas, ha señalado que el oficio presentado por la empresa productiva del Estado mexicano, en rueda de prensa, con el que informa que la quema de 30 hectáreas de pastizal en el municipio de Padilla fue la causa del apagón, es falso.

Por eso, la insistencia de que se investigue y la sociedad se entere sobre los verdaderos motivos que provocaron la falta de suministro de energía, que afectó diversas alcaldías de la Ciudad de México y ocasionó cortes en el Estado de México, Nuevo León, Hidalgo, Jalisco, Sinaloa, Yucatán, Tamaulipas, Coahuila y Veracruz.