Se cumple un mes de la desaparición de Blanca Yolanda, en Jalisco; la Fiscalía oculta información, acusan familiares.

Estatal
  • Denuncian que por motivos que desconocen, el fiscal Luis Joaquín Méndez ha rechazado el apoyo federal en las investigaciones del caso.
  • “Si las autoridades apuestan al olvido, están muy equivocadas. Les continuaremos exigiendo que hagan su trabajo hasta encontrar a Blanca”, advierten.

A un mes de la desaparición de Blanca Yolanda Figueroa Cabral, en Jalisco, ninguna autoridad ha ofrecido a su familia respuestas concretas sobre dónde está o qué pasó con la mujer de 38 años, madre de cuatro menores de edad. Más aún, su hermana Lorena denunció que la Fiscalía Estatal, a cargo de Luis Joaquín Méndez, ha rechazado la ayuda federal en las investigaciones, y ha ocultado información vital del caso.

“Si las autoridades le están apostando a que la familia de Blanca y la sociedad nos cansemos, olvidemos y dejemos de buscar a Blanca, están muy equivocadas. Tenemos miedo, sí, pero les seguiremos exigiendo que hagan su trabajo hasta encontrarla, porque sus padres, hermanos e hijos la seguimos esperando en casa”, expresó Lorena Figueroa.

Apenas el martes, el Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU transmitió su preocupación por la inadecuada investigación en México sobre las desapariciones en el país. Y para Lorena, el caso de su hermana no es la excepción, pues “ni siquiera han llamado a declarar al jefe de Blanca, Daniel, y a otra mujer de nombre Nohemí, con quienes por motivos de trabajo se reunió en Zapopan el 5 de septiembre, y desde entonces no sabemos nada de ella”.

Lorena refirió que hace casi un año, el 26 de noviembre de 2022, Blanca Yolanda recurrió a la propia Secretaría de la Defensa Nacional en busca de ayuda debido a que días antes, al lugar donde trabajaba, llegaron personas a ostentarse como parte de un grupo delincuencial, entre ellas Nohemí “N”, y la amenazaron al igual que lo hicieron con otras personas, para no decir nada. Además, a esa misma mujer, Blanca Yolanda la denunció también por robo y amenazas. “Mi hermana tenía mucho miedo”, recordó.

Blanca Yolanda Figueroa se desempeñaba como administradora de la Torre Heritage, un condominio de lujo ubicado en Puerta de Hierro, Zapopan, y el 5 de septiembre, a las 18:00 horas, en que se le vio por última vez, asistió a una reunión de trabajo convocada por su jefe Daniel “N”, en un domicilio particular del mismo municipio, para entregarle la administración de la torre a Nohemí “N”. En un video en poder de la Fiscalía de Jalisco, se ve a Blanca ingresar al lugar, pero nunca salir.

Con base en ello, Lorena Figueroa preguntó “qué más quieren las autoridades para indagar qué pasó con Blanca Yolanda; tienen nombres, un video donde se le ve entrar a una casa para la reunión de trabajo, pero no salir, y hasta una muestra de sangre de nuestro papá para realizarle pruebas de ADN a manchas de sangre que se encontraron en el lugar de la desaparición, pero las autoridades no hacen absolutamente nada”.

Recordó que en busca de ayuda, la familia de Blanca ha recurrido al presidente Andrés Manuel López Obrador; a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana Federal (SSPC), a cargo de Rosa Icela Rodríguez; al gobernador Enrique Alfaro; a la oficina de Atención a Víctimas de Secuestro de Jalisco, y a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, entre otras muchas instancias, pero no han recibido noticias. “Nos sentimos derrumbados, vulnerables y desesperados. Si ellos no nos escuchan ni ayudan, quién puede hacerlo”, cuestionó.

Lorena Figueroa comentó que en las investigaciones del caso “hay muchas cosas raras” que hacen suponer a su familia que la Fiscalía de Jalisco no quiere profundizar en la indagatoria, ni informarles qué pasó con Blanca Yolanda, “porque cuando se deciden a encontrar a alguien, mueven cielo, mar y tierra hasta lograrlo”.

“Ahí está tan claro el caso de la alcaldesa de Cotija, Michoacán, a quien secuestraron en la misma zona de Jalisco donde desapareció mi hermana. Qué casualidad que ahora sí funcionaron las cámaras de seguridad, movilizaron a toda la policía, y lograron encontrarla en dos días. Hasta detenidos tienen ya, pero como mi hermana no es política ni funcionaria, pareciera que para las autoridades su vida vale menos”, lamentó.

Para concluir, Lorena Figueroa agradeció a los medios de comunicación y a toda la sociedad su seguimiento sobre la desaparición de Blanca Yolanda, y les pidió seguirle brindando su apoyo “en estos momentos que son los más difíciles de nuestras vidas”.