Principal Cultura Saturnino Herrán y otros modernistas se despide del Museo Nacional de Arte

Saturnino Herrán y otros modernistas se despide del Museo Nacional de Arte

200
Compartir
[bsa_pro_ad_space id=1]

Con una afluencia superior a las 75 mil personas, el Museo Nacional de Arte anuncia los últimos días de la exhibición que conmemora el centenario luctuoso de Saturnino Herrán, uno de los nueve artistas considerados patrimonio nacional.
Será hasta el 24 de febrero que esta selección conformada por 86 piezas, entre pinturas, dibujos, fotografías e impresos, podrá ser visitada en las salas del primer piso del recinto del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL). Aquí las obras imperdibles de la exhibición:
La ofrenda: Este óleo de 1913 es quizá su obra más representativa, pues a través de sus trazos y sus elementos simbolistas da vida a una de las tantas escenas costumbristas que caracterizaron su producción plástica. En ella se observan seis modelos indígenas cargados de una gestualidad melancólica que recorren los canales de Xochimilco sobre una chinampa durante una celebración de Día de Muertos. Los personajes, con excepción de la niña, miran hacia abajo, lo que deja ver la reflexión acerca de la transitoriedad de la vida que posiblemente quiso representar el autor.
Labor (1908): Esta pintura fue la primera obra cumbre del aguascalentense que plasmó episodios asociados al trabajo y a la producción artesanal e industrial. Con tan solo 21 años, Saturnino Herrán presentó esta pieza en la exposición de la Academia de San Carlos de 1908. Se trata más de una alegoría optimista del trabajo que de una escena de la vida cotidiana, ya que, aunque se observan cuatro hombres realizando esfuerzo físico para trasladar un pesado bloque de piedra, en la esquina posterior izquierda sobresale una imagen tierna en la que uno de los trabajadores contempla a su pequeño hijo siendo amamantado por la madre.
La leyenda de los volcanes (1912).– Esta obra relata el mítico romance entre el volcán Popocatépetl y el Iztaccíhuatl. Por un lado, el guerrero sostiene el cuerpo de su amante muerta, besa su cuello con ternura y toma su mano con firmeza; por el otro, su gran amor ha expirado y, con ella, la vida de él ha culminado…. Sin duda, es una de las obras del artista que deja ver su paso hacia una narrativa mística y cósmica.
La muestra permanecerá abierta hasta el 24 de febrero, de martes a domingo, de las 10:00 a las 18:00 horas. El costo de acceso es de $70 con posibilidad de cortesía mostrando credencial vigente de estudiante, maestro o adulto mayor, así como para menores de 13 años, personas con discapacidad y Amigos Munal. Entrada libre todos los domingos.
Para más información sobre la muestra se pueden consultar las redes sociales del recinto: Museo Nacional de Arte INBA en Facebook y MunalMx en Twitter e Instagram.