La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) sancionó a dos empresas industriales, una por inadecuado manejo de sus residuos peligrosos y otra con descargas de aguas residuales sin la autorización correspondiente, ambas ubicadas en el municipio de Tecomán, Colima.

A la agencia automotriz se le impuso una sanción económica de $132,226.00 por los siguientes incumplimientos:

No contar con autocategorización como generador ante SEMARNAT; incumplir medidas y condiciones de seguridad establecidas en la legislación aplicable respecto del almacenamiento de residuos peligrosos; no identificar ni etiquetar éstos; no contar con manifiestos de transporte, entrega y recepción originales debidamente firmados y sellados por el generador, transportista y destinatario final; no presentar la Cédula de Operación Anual 2016; y no contar con seguro ambiental vigente que ampare la cobertura por contaminación ambiental que pudiera generar el establecimiento.

Con respecto a la industrializadora de cítricos, la PROFEPA le impuso una multa de $135,184.00, así como la suspensión de actividades por sus descargas de aguas residuales a suelo natural. Sus omisiones fueron:

No contar con permiso de descarga de aguas residuales; no realizar tratamiento de aguas previo a su descarga; no contar con el registro de volúmenes y reportes de monitoreo de calidad de sus descargas de aguas residuales; y no acreditar que las aguas generadas durante su proceso cumplen los límites de la NOM-001-SEMARNAT-1996.