Close
Una manera distinta de leer...

Salsipuedes, una ópera que rompe paradigmas al hablar de temas actuales, dice Alan Pingarrón

Que venga el público a ver esta ópera que rompe muchos paradigmas y se disfruta enormemente, dijo el tenor mexicano Alan Pingarrón sobre la obra Salsipuedes, de Daniel Catán, en la que se abordan muchos temas de actualidad y hay una gran identificación con los personajes, que reflejan nuestro ser como mexicanos y latinoamericanos.
El cantante participa en la puesta en escena de la Compañía Nacional de Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), que se presenta en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, bajo las direcciones escénica de Luis Martín Solís y concertadora de Ricardo Jaramillo, en ocasión del 70 aniversario del compositor mexicano.
En esta historia llena de enredos, en que dos parejas que acaban de casarse por accidente se ven envueltas en una guerra contra los nazis a bordo del navío El Invencible en una isla –de nombre Salsipuedes—del Caribe, Alan Pingarrón da vida a El Chino, un extraño y versátil vendedor que presagia, mediante textos y cartas, lo que va a suceder a lo largo de la escenificación.
El tenor mexicano es conocedor de esta obra, ya que ha participado en dos montajes anteriores. Sin embargo, reconoce que se trata de una puesta en escena “totalmente distinta a la que hicimos en el Teatro Bicentenario, pero sin perder sus características principales, aquellas que la hacen propiamente una obra de Daniel Catán”.
Considera que el autor de la ópera “tiene la particularidad de jugar tanto con los ritmos afrocubanos como con el género sinfónico, con el que vistió tantos años a este género y que hoy en día nos habla de una evolución musical”.
Recuerda que Salsipuedes fue comisionada en Estados Unidos por The Houston Grand Opera, donde se presentó por primera vez en 2004. Ha tenido otros dos montajes en México, se menciona uno en Alemania y ahora llega al Palacio de Bellas Artes: “Daniel Catán es el compositor mexicano que más ha trascendido las fronteras de México y América Latina”, afirma Alan Pingarrón.
El tenor ingresó en 2003 a la Escuela Nacional de Música de la UNAM, donde fue galardonado con la Medalla Gabino Barreda. Luego continuó su perfeccionamiento de técnica vocal con el profesor Leonardo Mortera. Ha tomado clases magistrales con Marioara Trifan, Corradina Caporello, Claude Corbeil, Katherine Ciesinski, César Ulloa, Joan Dornemann, Verónica Villarroel y Francisco Araiza.
Respecto a la trayectoria del artista, su repertorio incluye óperas de Puccini, Donizetti y Ullmann, y en concierto ha interpretado el oratorio El Mesías, de Händel; los Réquiem, de Mozart y de Verdi, y la Misa solemne de Santa Cecilia, de Gounod.
Ha compartido el escenario con María Katzarava, Olivia Gorra, Rosendo Flores, Jorge Lagunes, José Luis Duval, Jesús Suaste, Genaro Sulvarán y Eugenia León, y ha colaborado con directores como Sergio Cárdenas, José Areán, Enrique Patrón de Rueda, Juan Carlos Lomónaco, Gustavo Rivero Weber y Carlos Spierer, principalmente.
Salsipuedes o el amor, la guerra y unas anchoas, ópera en tres actos del compositor mexicano Daniel Catán, cuenta con un elenco formado, además, por Ángel Macías, Liliana Aguilasocho, Josué Cerón y Mariana Sofía García, así como Luis Alberto Sánchez, Alejandro Navarrete, Rodrigo Petate, Armando Gama, Angélica Alejandre, Arisbé de la Barrera y Enrique Ángeles. La escenografía es de Jesús Hernández, iluminación de Rafael Mendoza, vestuario y maquillaje de Sara Salomón y Cinthia Muñoz, respectivamente.
Participan el Coro y la Orquesta del Teatro de Bellas Artes; el primero, dirigido por los maestros Luis Manuel Sánchez Rivas y Alfredo Domínguez, bajo la batuta del maestro Ricardo Jaramillo.
Las funciones en el Palacio de Bellas Artes continuarán el jueves 30 de mayo y domingo 2 de junio, a las 20:00 y 17:00 horas, respectivamente.

scroll to top