Con el propósito de hacer valer el derecho de niñas y niños de acceder al arte y especialmente al teatro, la Coordinación Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) cada año organiza el Gran Maratón de Teatro para Niñas, Niños y Jóvenes con motivo del Día Mundial del Teatro para Niños y Jóvenes, iniciativa de la Asociación Internacional de Teatro para la Infancia y Juventud (ASSITEJ) que se celebra cada 20 de marzo a través del mensaje “Lleva a un niño al teatro hoy”, “Lleva a una niña al teatro hoy”.

En su 12ª edición, el Gran Maratón de Teatro para Niñas, Niños y Jóvenes, que arrancó a las 10:00 horas de este sábado 23 de marzo, reunió a una gran cantidad de niñas y niños que se dieron cita con sus familias desde las 9:00 en el Centro Cultural del Bosque para entrar a las funciones y disfrutar, como lo establece el derecho a la cultura, las puestas en escena: Sabiolotontos, Sasha y Spot y De la vida privada de los gatos.

En el Teatro El Galeón Abraham Oceransky los espectadores hicieron una fila desde la entrada del recinto hasta la Plaza Ángel Salas, para ver Sasha y Spot, obra sobre una niña que le tiene miedo a todo, hasta que conoce a una pequeña luz que iluminará su entorno.

El estacionamiento central del Centro Cultural del Bosque fue adaptado para satisfacer las necesidades de un nuevo espacio teatral; se trata de Prometeo, un autobús escénico en el que se presentaron las obras Domus. De la evolución a la extinción y Nadadores de cuentos.

En tanto llegaban más niños y niñas con sus padres, el Teatro El Granero Xavier Rojas se preparó para recibir a Las luciérnagas no vuelan, una bella ópera sobre las vicisitudes y problemas existenciales de una luciérnaga que, al no poder volar, intentará lograrlo a toda costa.

Por otro lado, en la Sala Xavier Villaurrutia se presentó Jim y Lucas el maquinista, teatro de juguete sobre un pequeño que emprende una aventura con su locomotora.

En los pasillos del Centro Cultural del Bosque los espectadores también se encontraron con Cajas mágicas, pequeños dispositivos con una manivela que al girar muestra una obra de teatro de corta duración que se puede ver de a uno por uno a través de dos orificios.

Ya al mediodía, niños y niñas que corrían entre los puestos de comida, poco a poco se acercaron al Teatro Orientación, donde dio inicio Delirium Pollum, así como a la Plaza Ángel Salas donde se presentó Pájaro.

Para enterarte de lo que ocurre durante esta jornada de teatro sigue las redes sociales de la Coordinación Nacional de Teatro del INBAL: @teatroinbal en Facebook, Twitter e Instagram.