Es importante ya que contribuye a la sustentabilidad, productividad, competitividad, a reducir la contaminación ambiental y mejorar la salud pública, así como a una mayor prosperidad y reducir la huella de carbono.

También es un llamado para reflexionar sobre el uso y abuso de los combustibles fósiles. Por eso, en México contamos con el Instituto de Energías Renovables de la UNAM, quien es el encargado de explorar nuevas tecnologías para la generación y transformación de nuevas energías.

Fuente: http://bit.ly/2TwucGF