El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y el Presidente de la Gran Logia de Argentina de Libres y Aceptados Masones, Pablo Lázaro, mantuvieron una reunión de trabajo que abordó distintas problemáticas de la región y hemisféricas.

Resaltaron la coincidencia de principios que existe entre la OEA y la Masonería, en la medida en que buena parte de los padres fundadores de las naciones de las Américas pertenecieron a Logias Masónicas y de allí tomaron conceptos básicos para la Organización como lo son la libertad, la igualdad y la fraternidad que se traducen en la obra permanente de la República Democrática.

Coincidieron en la importancia de llevar a cabo actividades conjuntas, en medio de la crisis generada por la pandemia del COVID-19, para que se puedan garantizar más derechos en la región no solo en la actualidad, sino en la post pandemia.

Hicieron especial énfasis en la necesidad de trabajar en pos de la fraternidad entre las naciones y en el respeto de la diversidad de los pueblos y afirmación de la ciudadanía. Además, intercambiaron puntos de vista y delinearon aspectos de un plan de trabajo conjunto sobre medioambiente, seguridad, diversidad cultural, inmigración, paz social y desarrollo.