Principal Política Reunión de Claudia Ruiz Massieu, presidenta del CEN del PRI, con los...

Reunión de Claudia Ruiz Massieu, presidenta del CEN del PRI, con los representantes de los medios de comunicación que cubren las actividades de este instituto político

102
Compartir

Dra. Claudia Ruiz Massieu (CRM).- Gracias. Nuevamente bienvenidos a nuestro partido y agradeciéndoles -como ya hizo Alfonso-, su presencia, desde luego, pero también la cobertura que hacen de las actividades del partido.

Como saben, han sido unos meses intensos y muy movidos, muy enfocados en el trabajo que hacia el interior del partido tenemos que hacer para renovar al partido, y enfocarnos también en una tarea de fortalecimiento.

Hemos estado, los últimos meses del año pasado, en el proceso que platicamos ya en alguna ocasión, de reflexión y diagnóstico. Y a partir de eso, hemos venido desplegando actividades al interior del partido, tendientes a volver a aglutinar a la militancia en torno al proyecto de nuestro instituto político.

Este esfuerzo de renovación sabemos que tomará tiempo, pero había que hacer este ejercicio hacia el interior.

Después del resultado electoral, es natural que el partido tuviera que enfocarse en hacer una tarea interna, para poder volver a estar en condiciones de construir fortaleza hacia el exterior.

Saben que hemos venido iniciando programas nacionales que nos ayuden en esta tarea, de articular a nuestra militancia en torno al partido.

Por eso, también iniciamos el Programa de Afiliación y Refrendo de Militancia, como un instrumento para que la militancia pueda confirmar su lealtad con el partido, pueda encontrar un renovado sentido de identidad y de pertenencia, al tiempo que nos permite cumplir con la obligación que todos los partidos políticos tenemos con el Instituto Nacional Electoral, de refrendar el padrón de militantes que validó el INE hace un par de años.

Y de la misma manera, en paralelo, iniciamos un Programa Nacional de Gestión del PRI, a través del cual queremos a nuestra militancia, primero, darle una oferta de servicios, que le ayude a nuestra militancia no sólo a realizar alguna gestión, sino a resolver también algunas inquietudes.

Saben ustedes cómo funcionan los programas de gestión: estamos muy enfocados en los temas de salud, por ejemplo, en los temas de acompañamiento jurídico, en los temas de acompañamiento para integrarse a los programas sociales, pero también proveemos otro tipo de servicios: corte de pelo, dentista, club de tareas, clases de zumba.

Y esto nos permite que la militancia otra vez se acerque al partido y hoy también le permite al partido salir a llevar esta oferta a la ciudadanía, y volver a establecer una relación a partir de la vocación de gestión y de servicio que tiene el partido.

Hemos encontrado en estos meses que toda la energía que estaba encauzada a la reflexión interna o a la autocrítica, que ha sido tan importante y necesaria después de la elección, hoy empieza a enfocarse en el esfuerzo de renovación del partido.

En este mismo sentido, ustedes nos han acompañado y han seguido lo que hemos venido haciendo y diciendo.

Nosotros comprometimos, desde que llegamos a la dirigencia, que buscaríamos estar en sintonía con la visión de la militancia y que una de las prioridades era regresarle justamente a nuestras bases, a nuestros militantes, un papel central en la toma de decisiones del partido.

Hemos venido avanzando en la puesta al día desde el punto de vista estatutario y de legalidad de nuestros órganos de gobierno y dirección en las entidades federativas, renovando dirigencias estatales y municipales, renovando Consejos Políticos estatales y municipales, y comités seccionales e introduciendo métodos democráticos para realizar estas renovaciones.

Esto nos permite llegar hoy, a seis meses, a tener más de la mitad de los órganos de dirección del partido, que teníamos vencidos, en orden y en legalidad; pero además, haberlo hecho realizando una intensa tarea de articulación política, para generar una dinámica más incluyente en las entidades federativas y que esto nos permitiera recomponer el tejido político del propio partido, y abrir los espacios a la militancia para que pudiese, de manera democrática, ir renovando estos consejos y dirigencias.

Hoy tenemos en Yucatán un proceso para elegir a la directiva estatal, democrático y abierto, y la convocatoria de Veracruz salió hace un par de días, que igualmente renovamos el Consejo Político Estatal y se determinó que la renovación de dirigencia también será por un método abierto y directo a la base.

Y esto nos ha dado la posibilidad de fortalecer al partido y de que la militancia se apropie también de los procesos del partido, y se involucre. De tal manera que esto nos debe dar una fortaleza, de cara a las tareas que tenemos que seguir realizando.

De manera muy particular, hemos también venido atendiendo los preparativos para las elecciones que tenemos este año. Los cinco estados donde tenemos las elecciones ordinarias, han visto una intensa presencia del Comité Ejecutivo Nacional.

Ustedes saben que son cinco entidades donde no gobernamos. Entonces, el reto de organización, de motivación, de inclusión, ha sido muy importante. Y otra vez hemos recurrido al método de incorporar ejercicios democráticos, para involucrar a la militancia en estos esfuerzos y llegar más fuertes y con las distintas visiones y corrientes en cada entidad, representadas en el proceso, para que puedan empujar la tarea del partido.

En Baja California elegimos, en un ejercicio democrático, abierto y de consulta directa a los militantes y simpatizantes, a nuestro candidato a gobernador. Éste es un estado particularmente complejo. Ustedes saben que hemos sido oposición 30 años en Baja California y era muy importante para nosotros motivar a la militancia y a las distintas corrientes a que participaran en este proceso electoral.

Hicimos este ejercicio abierto y democrático, y elegimos a Enrique Acosta Fregoso como nuestro candidato. Y creo que fue una experiencia muy buena y exitosa, de resultados, en esta nueva etapa de democratización más permanente de los procesos del partido.

También en Baja California, candidatos a alcaldes y a diputados; fueron ya electos la mayoría, en procesos igualmente abiertos y democráticos.

Y en las otras entidades, hemos incorporado también estos métodos. En Durango ya elegimos, también, el fin de semana; ahí vamos a elegir presidentes municipales y ya tenemos electos a las 39 candidatas y candidatos que van a encabezar el esfuerzo del partido.

Aguascalientes, Quintana Roo y Tamaulipas también vamos irlos desahogando con esta visión, siempre trabajando muy de cerca con la militancia de cada entidad, para determinar el mejor método, pero sí incorporando la democracia como un ingrediente que fortalezca el esfuerzo del partido.

Creemos que vamos a llegar en buenas condiciones para competir y tener un buen resultado.

En la elección extraordinaria de Puebla y como ustedes saben, después del lamentable y trágico accidente de finales del año pasado, se incorpora a las prioridades del partido el participar en la elección extraordinaria.

El día de ayer, designamos a nuestro compañero Alberto Jiménez Merino como nuestro candidato.

Debo decir que hicimos un ejercicio de construcción de acuerdos políticos con otros aspirantes, que buscamos entre todos en la mesa el poder determinar quién era el mejor perfil en esta circunstancia: que fuera competitivo pero que también tuviera oportunidad de crecimiento, que tuviera la oportunidad de sumar el respaldo de las distintas corrientes y visiones del partido en Puebla. Y se determinó que Alberto Jiménez Merino era el mejor perfil.

Él fue Secretario de Desarrollo Rural de Puebla, Rector de la Universidad Autónoma de Chapingo, ha sido dos veces diputado federal, Delegado de la SAGARPA, de la CONAGUA, de la Reforma Agraria. Entonces, es una gente que conoce el estado, que tiene experiencia de gobierno, legislativa, política y de campo.

Que estamos convencidos es lo que nos debe dar fortaleza en los siguientes procesos y en los siguientes años, volver al trabajo muy territorial y muy de contacto directo con la ciudadanía. Entonces, estamos listos para participar en el proceso electoral de Puebla.

Sin duda, en este sentido, una de las cosas que más ha llamado la atención de todo el priismo y de la ciudadanía, es el proceso de renovación de la dirigencia nacional.

Como saben, Arturo Zamora y yo estamos cubriendo el periodo estatutario de Manlio Fabio Beltrones y de Carolina Monroy, que concluye el 19 de agosto de este año.

Entonces, es natural que un partido que está en una etapa de renovación, un partido que está en una etapa de redefinición de su papel en el contexto político, tenga, se suscite mucho interés por parte de la militancia en el proceso de renovación  de dirigencia nacional.

Arturo y yo, con mucha claridad decidimos no participar en este proceso, que los Estatutos nos hubiesen permitido el buscar una reelección. Pero decidimos asumir mejor la responsabilidad de ser una dirigencia de transición, que pudiese concluir la tarea que –creemos- nos encomendó el priismo el año pasado, que fue la de buscar mantener la cohesión del partido en estos difíciles meses después de la elección.

Empezar a definir el papel del PRI como una oposición, en el nuevo contexto político, con un gobierno que tiene una mayoría clara y un partido hegemónico a nivel nacional, y buscar la reconstrucción del tejido político del partido, generando condiciones de inclusión, de apertura, de democratización de los procesos, para darle fortaleza y la posibilidad de que la siguiente dirigencia tenga una gran legitimidad y un gran margen para continuar con la tarea del partido.

Porque es nuestra convicción y lo hemos acreditado en las renovaciones que hemos hecho de nuestros órganos en los estados, y lo que hemos hecho en la toma de decisiones en los estados donde hay elección, Arturo y yo, con el Comité Ejecutivo Nacional, propusimos al Consejo Político que buscásemos que esta renovación de dirigencia sea con la participación libre, directa y democrática de nuestros militantes.

Y para ello, como saben, también solicitamos la autorización de pedirle al INE que coadyuve con nosotros en la organización de la elección.

Creo que esto es un proceso en el que estamos muy comprometidos y que debe de fortalecer al partido y darnos un ánimo renovado, y a la nueva dirigencia una fortaleza importante que queremos dejar, para que pueda continuar con los trabajos del partido de renovación, de reorganización y de preparación para los comicios del 2021.

Al día de hoy no hay convocatoria, pero hemos venido avanzando en un trabajo de diálogo político con militantes que han manifestado, hasta el momento, la intención de participar o de valorar participar en este proceso de renovación de dirigencia.

Quienes han manifestado su intención son: el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno; la ex gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega; el ex rector y ex secretario de Salud, el doctor José Narro; el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz; el ex secretario de Organización y ex diputado federal y también un hombre con una gran trayectoria de partido, José Ramón Martell; una compañera de Veracruz joven –también nos da mucho gusto que una militante joven y mujer quiera buscar ser parte de este proceso y buscar la dirigencia-, Lorena Piñón, de Veracruz.

Y bueno, hasta ahorita son los que se han apuntado. Creemos que vamos a tener una participación muy representativa del partido.

Y yo quiero aquí aprovechar y decir que todos quienes han manifestado su interés y su intención de participar y de buscar la dirigencia, son militantes con trayectoria de partido, con un compromiso de servicio acreditado con México y, la verdad, creo que va a ser un proceso que nos debe fortalecer mucho como partido político.

Cualquiera de ellos tiene no sólo los méritos, la capacidad y me parece la visión, para seguir avanzando en la renovación del partido y en su fortalecimiento que, al final, es lo que como instituto político queremos lograr, para poder recuperar un diálogo con la ciudadanía, su confianza e ir recuperando espacios de representación.

Finalmente, el lunes, como ustedes saben, conmemoramos los 90 años de la fundación de nuestro instituto político. Y nosotros estamos convencidos que una de las grandes fortalezas de nuestro partido en su historia, ha sido tener una capacidad de adaptación a las exigencias del contexto político que toca enfrentar.

Hoy nos toca enfrentar un nuevo contexto político; hacerlo desde la oposición, después de haber tenido un resultado electoral muy difícil y muy complicado, esto nos ha obligado a plantearnos con toda seriedad y con toda la responsabilidad, a un esfuerzo de renovación y de replanteamiento de muchas cosas en el partido.

Como ya lo habíamos platicado la vez pasada que nos vimos, esto ha entrañado no sólo el trabajo al interior o ha entrañado una vuelta al origen en muchas cosas, recuperar nuestras causas populares, el trabajo de tierra y abrir el partido, sino también pensar en el futuro y qué queremos de nuestro partido en el futuro, cómo lo vemos.

Y sabemos que tenemos tres espacios donde tenemos que seguir avanzando en esta tarea de transformación del partido para seguir vigentes en los próximos años.

Primero, donde gobernamos, hacerlo con resultados. Y nuestros gobernadores, alcaldes están inmersos en la tarea pública, entendiendo que en la nueva circunstancia hay un nivel de exigencia muy grande para quienes gobiernan, que tenemos que ser transparentes, eficientes, honrados, honestos y darle resultados a la ciudadanía. Y hacerlo con mucha responsabilidad todos los días.

Donde no somos gobierno, ser una oposición que señale las insuficiencias, pero que también proponga alternativas, como lo hemos hecho a nivel nacional, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado de la República nuestros grupos parlamentarios han sido críticos de las insuficiencias del gobierno federal, pero también han sabido construir políticamente alternativas en beneficio de México.

Uno de los temas que más han demostrado esta intención de la oposición moderna que México necesita y que el PRI quiere ser, es el tema de la Guardia Nacional donde nuestras senadores y senadoras realmente  pudieron y pudimos hacer un esfuerzo de articulación política con otros partidos de oposición, para plantear el modelo de Guardia Nacional que le sirva a México, para atender una de las demandas más sentidas de la gente, que es el tema de inseguridad.

Pero hacerlo también con una visión de Estado, construyendo una institución de largo plazo, que sea compatible con nuestros parámetros constitucionales y legales.

Entonces, en estos meses que llevamos al frente de la dirigencia Arturo y yo, hemos visto en la primera parte, un trabajo intenso hacia el interior del partido para fortalecerlo. En los últimos dos meses, tres meses desde que cambió el gobierno, la configuración de una oposición firme, crítica, pero también constructiva. Y el inicio del proceso de renovación de la dirigencia.

Y todo esto, en un año en el que la conmemoración de los 90 años de fundación de nuestro partido debe ser la plataforma para ver hacia el futuro.

Hemos tenido, creo, resultados ya en esta gestión, importantes. A finales del año, volvimos a ganar Monterrey. Y creo que esto también es una muestra de cómo el partido está en recuperación de esa energía y de ese ánimo positivo.

Ahí hubo la conjunción de todos los priistas de Nuevo León, pero también del país y esto nos permitió volver a enfrentar con éxito la elección, ganar y darle un aire de triunfo al partido bien importante.

Hemos logrado como oposición, articularnos en el nuevo contexto con otras fuerzas políticas para plantear una visión y alternativas en temas importantes para el país, y también, hemos sido firmes en criticar las insuficiencias que prácticamente a cien días de gobierno ya vemos el modelo que está instrumentando en nuevo Gobierno de la República.

Que lo decimos con franqueza, que nos preocupa su tendencia centralizadora del poder, algunas tendencias autoritarias, el desmantelamiento de las instituciones y de los organismos autónomos que regulan sectores estratégicos de la economía nacional.

La pérdida de credibilidad y de confianza en el ámbito internacional de nuestro país como un país confiable, estable y un destino de inversión y nos preocupa también, la visión que se tiene de construir clientelas electorales mediante la transferencia directa de recursos públicos, que de suyo, está mal.

Pero, que cuando sobre todo como aquí entrañan la desaparición o disminución de programas institucionalizados que buscaban, no solo solventar carencias, sino construir herramientas para superar desigualdades.

Pues está peor y lo vemos de manera muy clara en el tema de cómo se redujo el presupuesto de todos los programas de género, de empoderamiento y protección de las mujeres, señaladamente y muy de manera muy sentida.

En estos días el tema de las estancias infantiles y de los refugios para las mujeres y niños víctimas de violencia, nos preocupa muchísimo. Es entendible que el gobierno tenga prioridades, pero no por atender esas prioridades hay que desmantelar y desatender otras cosas y otras prioridades nacionales que venían funcionando.

Y para concluir decir, que nos preocupa mucho también y los hemos señalado y los vamos a seguir haciendo, y vamos a buscar que esto no continúe y se revierta la tendencia que tiene el nuevo gobierno, no solo a polarizar a los mexicanos, sino a descalificar a quienes piensan distinto, a atropellar a las oposiciones y no solo a las oposiciones políticas y a buscar a generar la erosión de otras autoridades legítimas y democráticamente electas.

Lo vemos muy claramente con el tema de los abucheos organizados por el partido de Morena en los eventos presidenciales, donde se acarrea gente para que interrumpan a los gobernadores, los abuchean y los insulten.

 

Creo que esto no abona, ni a la democracia, no es el tipo de país que debemos de tener y no abona, ciertamente a poder convocar a que todos trabajemos en superar los grandes retos que tenemos como país.

Entonces, en esto vamos a estar en estos meses y agradeciéndoles nuevamente que nos acompañen siempre aquí, y en todas las actividades que tenemos, muchas gracias.

Pregunta (P).- Presidenta, regresando al tema que ya planteaba al final de su primera intervención, el tema de los gobernadores y estos abucheos.

Decía usted, que no abone precisamente al buen clima, al buen ambiente, a la cordialidad y sobre todo si hay una especie de intentona de erosionar o de golpear a la oposición y precisamente debilitar, digamos lo núcleos de poder que pudieran tener todavía los partidos opositores, tanto el PAN, como el PRI.

Preguntarle, sí en ese contexto el partido junto con sus gobernadores, ¿tendrán una estrategia para contrarrestar este tipo de acciones que vienen desde Morena y desde el gobierno?, esa sería mi primera pregunta.

¿Sí ya habló con los gobernadores al respecto de esta problemática?, la segunda, preguntarle también sobre el tema de la economía, hay focos rojos ya abiertamente por parte de todos los organismos internacionales.

Las calificadoras, los organismos que bueno, tienen que ver con los temas económicos, de que el país de plano no va a alcanzar el cuatro por ciento, ni de milagro, y bueno, pues hablan ya de crecimiento de menos del dos por ciento, uno punto cinco, en fin, muy por debajo de la expectativa que había planteado el presidente en su campaña desde el inicio.

En estos 100 días, lo único que se ve efectivamente es esta, digamos, perspectivo muy negativa en materia económica y ¿si ustedes perciben, efectivamente que puedan estar al borde de una crisis económica y financiera en el país? esa sería mi segunda pregunta y finalmente.

Preguntarle, sobre el recorte a los partidos políticos que ayer planteó Morena en el Congreso, en la Cámara de Diputados, específicamente, ¿sí ustedes estarán de acuerdo en esta reducción del 50 por ciento a los recursos que se destinan a los partido políticos? y una última pregunta.

Quisiera preguntarle sobre la eventual limpia o expulsión de militantes no gratos en el Revolucionario Institucional, con motivo del 90 aniversario, incluso hay quien revivió el tema de la expulsión del presidente Peña Nieto.

Yo le quisiera preguntar, al respecto de esto. Gracias

P.- Gracias, buenos días, yo nada más tengo una consulta que hacer a la presidente nacional del PRI, bueno ya se viene la renovación de la dirigencia, ya se vieron los, por así decirlo, los cuadros que quieren dirigir este partido.

A partir de julio del año pasado, las cosas no se concretaron y las cosas han cambiado mucho, es otro México antes de julio del año pasado, para el Partido Revolucionario Institucional.

Yo le quiero preguntar a usted presidenta directamente, usted que está dentro de lo que es la dirigencia nacional, preguntarle ¿Cuál es el perfil que necesita el partido para enfrentar los retos que se vienen rumbo al proceso electoral, en este caso, del 2021? Porque el otro ya está a la vuelta de la esquina. Gracias.

P.- Que tal, buen día, quisiera preguntarle ¿Cuáles son las acciones específicas en materia política y jurídica que van a ser ante este episodio de los abucheos a gobernadores?

Específicamente ¿cuál va a ser, digamos, el procedimiento jurídico? si es que van a ir por esta vía, y preguntar también, en ámbito económico.

Hay una ronda de resolutivos de las calificadoras sobre la situación del país de las empresas públicas y privadas, y ahí el presidente López Obrador, dijo que es un castigo por los 36 años de aplicación de políticas neoliberales, y sobre todo que callaron las calificadoras sobre este punto y hace una crítica muy puntual a la política neoliberal que, en efecto, se llevó a cabo a partir hace más de tres décadas por obviamente presidente emanados de aquí del PRI. Muchas gracias.

P.- Presidenta, consultarle en este tema de los procesos internos, señala que todavía no han emitido convocatoria, tenemos ese pendiente ¿Cuándo estarían? ¿Cuándo estiman los tiempos ya para la emisión de la convocatoria? Tienen un plazo pues muy limitado de aquí a agosto.

También consultarle si ya presentaron ante el INE esta propuesta que surgió del consejo o cuando estarían ustedes, asistiendo para platicar con los consejeros y también en ese sentido si tienen un plan B, porque el INE, está a la espera de que les amplíen los recursos y ellos han dicho que están muy limitados para hacer cualquier otra actividad, más allá de las organización de las elecciones de este año.

En ese sentido, si les rechazan la propuesta ustedes tendrían la capacidad, ¿Qué sería esa alternativa para el propio PRI? y si en este dialogo ya platicaron, entonces con todos los que aspiran a la presidencia del partido, si han planteado la posibilidad de que haya el tradicional pacto de no agresión, porque por ahí hay uno de los aspirantes, directamente en pleito, en conflicto con otro en referencia de Ulises Ruiz, que señala constantemente que es Amlito, Alejandro Moreno Cárdenas. Muchas gracias.

CRM.-  Muchas gracias. A ver, empiezo con el tema de los abucheos a los gobernadores y además señalar que no sólo a los gobernadores del PRI, es a todos los gobernadores del país.

Pero además, ustedes habrán visto, circulando en redes, un documento atribuido al partido de Morena, donde con toda claridad se ve las instrucciones de cómo deben apoyar –comillas- al presidente en estos eventos y ahí se dice, pues llevar gente y que cuando empiece hablar el gobernador lo interrumpan y chiflen y griten consignas y etcétera.

 

Tan es así, que ayer el gobernador de Colima, con todo sarcasmo y realmente con una gran valentía, pero además porque desenmascara lo que todos estábamos viendo, dice: bueno, ¿pues a qué hora termina este punto del orden del día? Ya sabemos qué parte del orden del día es: que abucheen a los gobernadores; ya ahorita que terminen, ya me dejan hablar.

Nosotros, desde el domingo sacamos pronunciamientos en redes y en tuits, exigiendo primero que el gobierno se deslinde; si no es un tema real, que digan esto no es cierto y lo condenamos. Y no lo han hecho.

Segundo, obviamente señalando a Morena como un partido que está realizando estas prácticas antidemocráticas, que en nada ayudan al propio presidente.

En tercer lugar, nos reunimos, sí, con los gobernadores el lunes y ahí convenimos con ellos que buscarían el pronunciamiento de la CONAGO, porque -insisto- no es un tema de los gobernadores del PRI, es un tema de todos los gobernadores del país.

Pero si me apuran, es un tema de todos, porque es un tema de la convivencia democrática y correcta que tiene que haber en un país que tiene tantos retos y que además es un país que ya viene consolidando una democracia más madura.

Los gobernadores, en el seno de la CONAGO, ya han expresado su rechazo a estas prácticas y entiendo que iban a enviar una comunicación formal al Gobierno de la República, exigiendo también la colaboración del gobierno, para que estas prácticas cesen.

En el Senado de la República, nuestro Grupo Parlamentario, y en la Cámara de Diputados, estaremos presentando también puntos de acuerdo junto con otros partidos de oposición, exhortando al Ejecutivo y al partido Morena, también, a que cesen estas prácticas.

Y se está explorando si hay alguna vía jurídica que se pueda activar en este sentido. Pero me parece que más allá de lo jurídico, creo que lo que nos debe importar es la actitud hacia las oposiciones, que estamos viendo. Y es que es una de las cosas que más nos preocupan, porque representa un retroceso en nuestra vida pública y en nuestra vida política.

Esta ostentación en la que cae el partido del gobierno y muchas veces el gobierno, de buscar anular a los opositores, de buscar anular los contrapesos, que son necesarios en cualquier democracia -y por contrapesos no hablo sólo de los gobernadores, puesto que los gobernadores también son autoridades legítimas y democráticas, y tienen atribuciones específicas- que se está buscando desmantelar e invadir la esfera de competencias de los gobiernos estatales y violentar su soberanía, para concentrar el poder en el Ejecutivo federal.

Y esto también es algo que nos debe preocupar, porque también es un retroceso democrático, además de violatorio de la Constitución; se está buscando desmantelar y erosionar a los organismos autónomos, muchas veces -y lo hemos visto con mucha pena y mucha preocupación- haciendo señalamientos infundados o que no se sostienen o no se apoyan en pruebas que puedan ser judicializables por la autoridad, a las personas que integran estos organismos autónomos.

O presiones para los organismos autónomos o para el Poder Judicial, que es uno de los poderes del Estado mexicano y es uno de los poderes que ejerce las facultades de control sobre el Poder Ejecutivo.

Hemos visto también los amagos a los legisladores de oposición, cuando con todo derecho y en ejercicio de sus facultades constitucionales plantean puntos de vista distintos a los que tiene la nueva mayoría.

Hay una tendencia en lo político, en lo jurídico, en lo legislativo y desde el gobierno, a ir erosionando nuestra democracia, sus contrapesos, las oposiciones, reducción de los espacios de ejercicio de facultades de los gobernadores y los gobiernos estatales, y esto creo que a todos nos debe alertar.

No sólo es un tema de los gobernadores del PRI, no es sólo un tema de los gobernadores; es un tema de todos y creo que todos debemos ejercer también una de las funciones y de las obligaciones que tienen todos los ciudadanos en una democracia, que es levantar la voz y defender nuestro sistema democrático.

Y de este tema paso al tema que se abordó un poquito al final, respecto de la iniciativa de Morena de reducir el presupuesto a los partidos políticos.

Nosotros, como todos los mexicanos, creemos que hay que hacer un uso más racional y eficiente de los recursos, eso es claro. Llevamos muchos años en donde los mexicanos, todos, han exigido que sea menos caro el sistema, digamos, electoral.

Yo creo que nuestro sistema electoral ha evolucionado mucho, en décadas de construcción; que al principio, lo que se buscó privilegiar era dotar de certeza la organización de las elecciones y de los comicios, que hubiera un árbitro confiable, que ese árbitro pudiese tener las capacidades para organizar las elecciones en todo el país y vigilarlas y fiscalizar.

Y se privilegió un sistema también de financiamiento público por dos razones: la primera, para impedir que el dinero de procedencia dudosa -y no hablo sólo de la delincuencia, sino también de sectores y grupos de interés específico que pudiesen incidir en la democracia o en la toma de decisiones de quienes resultaran electos- pudiese determinar el resultado electoral.

Esa es la primera razón, pero la otra razón -y viene a cuento con esto- fue para garantizar que la pluralidad de la sociedad mexicana tuviera una representación política, para garantizar que hubiera partidos de oposición.

Por eso, se privilegió un sistema de financiamiento público, para que hubiera partidos de oposición, puesto que si no hubiese ese financiamiento, la historia demuestra que es difícil que pudiese haber partidos que representan minorías, con una visión distinta a la del gobierno.

Ahora, hemos evolucionado en todas estas décadas de construcción democrática. Yo creo que hay una madurez ya también de los propios ciudadanos, que nos hemos apropiado de los procesos electorales y de la vida democrática, y hoy hay que hacer ajustes, sin duda, a este sistema que tenemos.

Racionalizar los recursos, sí, pero para todo el sistema. Si queremos que cueste menos, revisemos todo el sistema, porque si no, lo que parece es que es una estrategia para debilitar a las oposiciones y para debilitar a los partidos políticos.

Nosotros dijimos: muy bien, que se reduzca el presupuesto a los partidos, pero que se reduzca el presupuesto y el andamiaje burocrático de todo el sistema electoral, porque si no, sería debilitar justamente a las entidades de interés público como somos los partidos políticos que representan a la ciudadanía y además adicionalmente, incluso en nuestro Grupo Parlamentario en el Senado, se presentó una iniciativa en este sentido.

Si vamos, ya llegamos a un punto de madurez democrática, donde decimos, no es necesario que haya tanto financiamiento público le cuesta mucho a la gente y podría usarse ese recurso para otras cosas, porque ya tenemos una madurez democrática, ya tenemos instituciones confiable, reglas de fiscalización confiables, bueno, entonces abramos, y modifiquemos las reglas de obtención de financiamiento privado.

Porque finalmente, los partidos también necesitan de recursos para existir y en medida de su eficacia política y de lo que representen de causas, intereses legítimos de la sociedad, deben poder tener ese respaldo.

Entonces, hagamos una revisión completa del sistema, para que no sea esto un intento de debilitar o desaparecer a los partidos políticos de oposición.

Entonces, este asalto al sistema democrático que tiene lo mismo que ver con los abucheos que con la visión de reducirle el financiamiento a los partidos políticos, nos preocupa y creemos que todas las oposiciones y contra pesos de un sistema democrático, incluidos los medios de comunicación, debemos de levantar la voz y de advertirle esto para que no suceda.

Nos preocupa enormemente lo que hemos vistos en estos 100 días, la verdad, es que antes de llegar a los 100 días ya estábamos viendo como se ha venido deteriorando la confianza en nuestro país.

La confianza por parte de inversionistas, la confianza por parte de calificadoras, la confianza por parte de socios importantes de nuestro país.

Inició con la consulta ilegal en el tema del aeropuerto, que no solo nos costó en términos de empleo, nos costó en términos económicos de la inversión que ya se había realizado y de lo que se ha tenido que redireccionar para pagar a los tenedores los bonos y la fibra del aeropuerto.

Nos costó y nos va a seguir costando en términos de país de competitividad y de oportunidad y nos costó en confianza, Somos un país que demostró hace ya más 100 días, que este nuevo gobierno no cree en los contratos, ni en la certidumbre jurídica, ni es las obligaciones contractuales.

Y eso tiene un costo de confianza bien importante, que se ha venido reforzando con otras decisiones muy erráticas del Gobierno de la República, por la inexperiencia de los funcionarios que han venido tomando decisiones absurdas, por ejemplo, en materia energética, la cancelación de las Rondas, las decisiones en Pemex, y esto ha tenido el efecto de que las calificadoras internacionales y de inversionistas, le bajen la calificación al país, como signo de inversión a nuestra deuda, pero también a las empresas productivas del Estado.

Como Pemex y como CFE, y esto que ya tiene un efecto que todavía, pues vamos a decir en el ámbito de los mercados financieros y macro económicos, estamos seguros que va a tener un efecto muy pronto, en la vida de las familias mexicanas.

Porque las decisiones de gobierno tienen costos y la pérdida de confianza, tienen costos que se traducen en un impacto negativo en la economía nacional, y por lo tanto, en la vida de las familias mexicanas.

Va haber menos crecimiento, que ya bajó a uno por ciento la proyección de crecimiento, va haber menos empleo, va haber menos inversión, va haber menos movimiento en la economía y las familias mexicanas van a sufrir, porque se van a encarecer, el costo de la vida, los insumos, los productos y todos esto, lo vamos a resentir, y es por las malas decisiones de gobierno.

Esto es así, porque el entorno internacional y la historia así lo demuestran, es una pena que el gobierno en lugar de rectificar, descalifica a las calificadoras.

Si esto fuera el resultado de 36 años de políticas aplicadas desde los gobiernos del PRI y del PAN, pues ya nos hubieran calificado así hace años.

 

Así nos calificaron ahorita con este gobierno, por las decisiones que han tomado en 100 días, y un poquito más en el caso del aeropuerto que llevan en el poder.

P.- Inaudible.

CRM.- ¿A estos 100 días?, más que calificar al gobierno, yo creo que hay que advertir en lo que está haciendo mal, y muchas veces, yo creo que debe ser frustrante para el presidente, porque el presidente tiene en muchas cosas, oye, prioridades que todos compartimos y diagnósticos claros de cosos que se tienen que atender.

Pero la instrumentación de sus decisiones y la calidad de la información con la que toman las decisiones, es muy deficiente y es clarísimo que su equipo no lo ayuda, tampoco mucho, porque no tienen la experiencia, desconocen las dinámicas de los mercados, de las industrias, toman decisiones muy erráticas y muchas veces, lo hemos visto con penas, se contradicen los propios integrantes del gabinete.

En el sector de energía, es clarísimo un sector tan importante, pues yo creo que, más que calificar, nosotros pues hay que hay que calificarlo a través de sus resultados y los resultados a 100 días es esta pérdida de confianza, esta baja en la calificación, es esta reducción de la expectativa de crecimiento de la economía nacional, es la falta de creación de empleo y en otros temas, también pues es el repunte en la violencia más alto que hemos tenido en los últimos años, en los primeros meses del año.

 

Entonces, yo creo que, no calificamos nosotros, lo califican sus propios resultados.

P.- ¿Está pagando los platos rotos?

CRM.- Pues, yo creo que si fuese así, 36 años hubieran sido suficientes para que las calificadoras ya nos hubieran calificado negativamente, más bien, veníamos creciendo sostenidamente años con año.

Veníamos teniendo calificaciones positivas año con año, y ahorita, por estas decisiones erráticas estamos en estas circunstancias, que insisto, va a tener un impacto negativo, no solo en las finanzas públicas, particularmente y es lo preocupante, en la vida de las familias mexicanas.

Entonces, la verdad ojala que rectifiquen, porque gobernar pues si trae riesgos y costos, pero hay que tomar decisiones y hay que ser muy responsable cuando se toman, por eso es importante tener colaboradores que conocen y que tienen la preparación y la experiencia para llevarle al presidente la información para que pueda tomar decisiones, que nos sirvan a todos y no partir de una interpretación errónea de la realidad.

En el tema interno, pues mira, lo que el INE marca, es que, le tenemos que hacer la solicitud de que coadyuve con el partido en la organización del proceso interno, cuatro meses antes de la jornada electiva.

Pensando que el periodo estatutario en el que estamos al frente de la dirigencia Arturo y yo, concluye el 19 de agosto, que hay que dejar un tiempo razonable, para que si hay alguna impugnación del proceso electivo, se pueda desahogar con tiempo, pues nosotros estamos pensando que la segunda quincena de julio, pudiésemos tener la jornada de elección y a partir de calcular la segunda quincena de julio, cuatro meses para atrás, estamos ya en estos días, la semana que entra, más o menos, sería lo ideal, enviar la solicitud al INE.

Entonces, primero se envía una solicitud, en donde se dice que quisiéramos que coadyuve con el partido en la organización y que hemos determinado, que más o menos una fecha y que estamos ponderando justamente, cual será esa fecha, pero no debe pasar de la segunda quincena de julio, y que queremos que la participación de la militancia sea directa, sea libre y sea democrática.

Y después, pues ya en un trabajo de detalle, ya más técnico y operativo, con el propio INE, para todos los detalles que nos permitan suscribir un convenio y emitir la convocatoria.

Entonces, estaríamos pensando emitir la convocatoria, en las siguientes semanas, pero una vez que avancemos en el trabajo, técnico y de detalle, con el propio INE, para que la convocatoria pueda cumplir con todos los requisitos que el INE quiere y con las necesidades que tiene el partido.

Estaremos en la semana que entra enviando la solicitud y ya detonaremos este proceso en donde también iremos detallando el tema de los costos, de la logística y de las cuestiones que el partido va hacer, porque el INE va a coadyuvar con el partido.

El partido es el responsable de organizar el proceso y el INE nos va a ayudar con su experiencia y en los términos del convenio, con su participación, pero a una función que es esencialmente del partido.

¿Por qué queremos que sea el INE? bueno, pues por la experiencia que ya tiene, por su capacidad nacional para hacerlo y porque también, le da un altísimo grado de certidumbre a todo el partido, a la militancia, de que el proceso va a estar bien organizado.

¿Podríamos hacerlo nosotros?, si no lo hace el INE, decir que no puede por estar comprometido con las otras elecciones, esperemos que no sea así, bueno pues buscaríamos que el partido lo pueda hacer, lo que es claro es que vamos a tener una renovación de dirigencia, que tenemos que hacer un proceso que hemos decidido, porque así lo quiere la militancia y es la convicción de esta dirigencia que el proceso sea, libre, democrático y directo, por parte de nuestros militantes.

Entonces, vamos avanzando con el INE, Estamos mientras tanto y generando un diálogo, teniendo una comunicación muy abierta y muy cercana con los aspirantes hasta ahora. Al no haber convocatoria, pues no tenemos certeza realmente de cuántos aspirantes vayan a participar, pero lo que sí tenemos es ya seis militantes que han expresado hasta el día de hoy su intención de valorar participar.

Es importante para nosotros tener esta comunicación con ellos, pues para que juntos todos vayamos planteando las reglas mínimas y luego el trabajo ya de detalle con el propio Instituto Nacional Electoral, para poder celebrar un proceso donde las reglas le den certidumbre a todo el mundo, que haya una cancha y un piso parejo y se le dé mucha confianza a la militancia del proceso y del respeto a su voto.

Reglas mínimas que desde luego entrañan, el respeto entre aspirantes, el respeto al partido, y un objetivo que además, todos comparten, así nos lo dijeron ayer y que es lo principal para nosotros.

Que este proceso, sea un proceso que no genere la división del partido y que le permita al partido salir fortalecido para que la nueva dirigencia tenga una legitimidad, un respaldo y una fuerza, que le permita seguir avanzando en la renovación y en la reconstrucción de la fortaleza del partido, para tener un buen desempeño en el 2021, esta es una tarea permanente y en eso estamos.

Como militante, como dirigente del partido, que creo yo que necesitamos, la verdad que lo que vemos en el abanico de aspirantes, una dirigencia que tenga identidad con el partido, que tenga una trayectoria de partido y de servicio público y que tenga credibilidad y confiabilidad.

Que tenga respetabilidad, que a los priistas nos ayude a trazar el camino de renovación de los siguientes años, adaptarnos en las circunstancias, sino en las exigencias de nuestra propia militancias y de la ciudadanía y que nos prestigie, porque el partido debe recuperar estatura frente a la ciudadanía, entonces yo creo entre los aspirantes vamos a tener el dirigente que la militancia quiere sea un militante y la dirigencia que el partido necesite.

Compromiso con el partido, identidad con nuestros principios y valores, con nuestra historia pero sobre todo una visión de futuro, que le dé al partido viabilidad, que le dé confianza y confiabilidad, que le dé prestigio al partido.

P.- Señora presidenta, muchas gracias por la invitación y buenos días, buen provecho. Ante esta posibilidad de reducir al 50 por ciento las prerrogativas de los partidos, y ante el hecho de que el PRI tiene deudas millonarias, ¿Cuál va a ser la ingeniería financiera que harán para sortear esta posibilidad?

Porque ayer decía Tatiana Clouthier, que los partido en tiempos de no elecciones, que sean sus militantes los que aporten para su subsistencia. Gracias.

P.- Presidenta, a mí me gustaría que nos explicara un poco más en torno a esta idea de, pues que no sea Consejero Político el ex presidente Enrique Peña Nieto. ¿Qué tan viable es esto, cuál sería el procedimiento? Incluso, se está hablando de la expulsión del propio mandatario.
Como presidenta y también como ex colaboradora, me gustaría su opinión y si no es otra cosa nada más que llamar la atención, de buscar relectores, en este proceso interno.
P.- Buenos días. Yo tengo dos preguntas, la primera, para la presidenta es: Andrés Manuel López Obrador fue militante del PRI, es el presidente hechura de esta fuerza política y yo quisiera preguntarle de manera directa y concreta: ¿él representa lo peor del PRI en este momento que es gobierno, a ustedes les parece que representa lo peor del PRI?
Y la segunda pregunta es para el Secretario General, Arturo Zamora Jiménez, sin el tema del huachicol en Puebla, con la entrega de programas sociales y las encuestas por temas como las estancias infantiles, ¿hay visos de que la elección en Puebla está cargada para Morena?
Muchas gracias.
P.- Solamente preguntarle, para la presidenta del partido, Claudia. ¿Qué tipo de posición es la que debe tener el PRI una vez que hay una nueva elección, un nuevo dirigente? Pareciera que en el caso del anterior gobierno, del presidente Peña Nieto, pues lo dejaron solo con las críticas que ha habido a las acciones que se implementaron durante los últimos años y que, de acuerdo con el propio gobierno, pues generaban crecimiento en el país, empleos importantes, según las cifras, las distintas reformas y nadie de quien fungió en el anterior gabinete, pues han salido a defender esas políticas.
El propio partido, su partido, ha sabido ser una oposición frente a lo que se dice diario en las conferencias mañaneras que, muchas de ellas, usted lo reconocía, es desconocimiento total de todo lo que se ha hecho o de los avances que se han tenido y de ahí mi cuestionamiento: ¿qué oposición tendrá que ser el PRI, distinta a lo que realmente se ha visto en estos primeros 100 días de gobierno?
Morena, en su momento, pues (inaudible) hay que seguirle el caminito. Ustedes tendrán que evaluar eso, de la oposición que fue, de esa figura que el propio López Obrador fue construyendo para llegar a las urnas el primero de julio y casi dar por sentado que él tendría que ser próximo presidente de México.

¿Qué es lo que van a hacer ustedes al respecto, qué tienen hacia adelante?
CRM.- Primero en el tema de la situación financiera del partido. Es claro que después de la elección se redujeron nuestras prerrogativas, que ello ha entrañado un ejercicio de racionalización y de compactación del partido, eso es natural, además veníamos de una elección muy grande, no sólo una elección presidencial, sino concurrente muy grande y eso hizo que durante el año de preparación que duró el proceso electoral, pues el partido creciera para hacerle frente.
Pasa la elección, ya no hay esta necesidad de este despliegue y estas capacidades del partido, pues era lógico reducir y luego, con la reducción también de prerrogativas, hace sentido el tenerse que reducir en tamaño y en costos.
Tenemos, además, que hacer frente a responsabilidades crediticias que ya teníamos contratadas y a las multas que el Instituto Nacional Electoral le va poniendo a los partidos políticos, y pues esto entraña una planeación financiera, tenemos un Secretario de Finanzas muy experimentado que nos está ayudando a hacer frente a nuestras obligaciones, pero también tener la proyección de las actividades del partido.
Ahora, es cierto que en este esfuerzo que tenemos que hacer todos, del que ya hablábamos de racionalización de recursos en términos de lo que cuesta la democracia en México, los partidos políticos, y nosotros estamos decididos a ello, tenemos que buscar otras fuentes de financiamiento que permite la ley.

Nosotros, recientemente en la sesión del Consejo Político Nacional, volvimos a darle fuerza y nuevos integrantes a la Comisión Nacional de Financiamiento del partido, para  que, justamente, podamos desarrollar una estrategia de generación de recursos propios.
Una de ésas fuentes que permite la ley y que además son lógicas en un partido político, es la aportación de militantes del partido. Entonces, estamos vigorizando y vamos a emitir los lineamientos para que estas aportaciones de militantes empiecen a fluir hacia el partido: los grupos parlamentarios, los cuadros, los militantes en lo individual, etcétera, siempre aportan al partido y hoy, más que nunca, es necesario que se cubra con esta obligación y esta responsabilidad elemental con el partido.
También actividades de otro tipo que estaremos desarrollando: deportivas, culturales, etcétera, para tener ingresos propios y explorar otras alternativas que tenemos, por ejemplo la Fundación Colosio tiene la capacidad de generar recursos para el partido a través de la realización de estudios y de publicaciones especializadas.
Entonces, hay que hacer un esfuerzo en este nuevo contexto, pero no sólo porque tuvimos un resultado electoral que nos redujo las prerrogativas, sino porque es parte de la transformación de nuestro partido en un partido más moderno, un partido que sepa generar recursos propios a través de la vinculación de su militancia, de generar actividades que generen ingresos.
Pues es un partido más moderno que tiene una autonomía, también, importante y es parte de esta renovación y de esta transformación que estamos impulsando y que vamos a ir desarrollando en los siguientes meses.

El expresidente Peña Nieto es un priista que tiene vigentes todos sus derechos políticos, es integrante del Consejo Político Nacional, como 750 integrantes más, con los mismos derechos y obligaciones que cualquier consejero, que cualquier priista que milita en nuestro partido. Quienes tengan una opinión distinta, muy respetable, yo no la comparto, en lo personal, pero como cualquier militante pueden plantea sus temas ante las instancias del partido y que esas instancias les den trámite y las desahoguen.
En el tema del presidente como ex militante del partido. Es cierto que el presidente López Obrador militó en el partido. Yo no te diría que representa lo peor del PRI, para nada, lo que sí te diría es que representa una visión que el partido ya dejó atrás; una visión que el partido dejó atrás porque agotó su pertinencia y su vigencia para enfrentar los retos de México y que el partido, en esta capacidad de transformación permanente que ha tenido, ha venido evolucionando. Hoy somos un partido que quiere mirar hacia el futuro, que quiere resolver los retos que tiene México utilizando las herramientas que nos da la modernidad, no las herramientas que teníamos hace 50 años.
Yo no creo que podamos resolver los problemas de hoy con recetas de hace 50 años y, en ese sentido, representa una visión que nuestro partido ya dejó atrás; esta visión nacionalista a ultranza, nosotros somos un partido que cree que el nacionalismo y que la soberanía nacional no están peladas con la globalidad, con utilizar nuestro potencial para detonar crecimiento y oportunidades e inclusión en México.
Somos un partido que hoy cree que no debemos negar las ventajas de la globalización para cumplir con nuestros fines sociales, justamente, pero que estas recetas de hace 50 años hoy ya no tienen vigencia; creo que es una visión superada y que ha demostrado que agotó su funcionalidad hace muchas décadas.
¿Qué tipo de oposición debe ser el PRI en los siguientes años? Pues la oposición seria que necesita México. Nosotros siempre hemos dicho: no vamos a ser, no debemos ser, porque eso no necesita México, y esa no es la visión y la convicción del PRI, una oposición obstruccionista que a todo diga que no nada más porque somos oposición, ni tampoco una oposición obsecuente con el gobierno.
Tenemos que ser una oposición que entiende que en una democracia la oposición tiene un papel y el papel es hacer crítica, hacer contraste y hacer propuesta porque no se trata de impedir que se construyan soluciones para los retos y problemas de México, se trata de contribuir a darle cauce y a poderlos enfrentar y esa es la oposición seria que el partido es y que va a seguir consolidando ese papel.
No tenemos que ser una oposición que por dialogar con el gobierno o con otras fuerzas políticas, esté pegada al gobierno y ser su satélite; tampoco tenemos que ser una oposición que por señalar insuficiencias o contrastes o plantear alternativas, a todo diga que no.
Y creo que lo hemos venido demostrando en la actuación de nuestros grupos parlamentarios y también en nuestros gobiernos. Hay que saber trabajar y construir en beneficio de México, hay que saber reconocer cuando la mayoría o el gobierno tengan razón y hay que saber sumar en ese esfuerzo.
Ah, pero también hay que decir, con toda firmeza, cuando no lo están haciendo bien y hay que plantear una alternativa de cómo creemos que sí se deben hacer bien las cosas, y eso es lo que vamos a ser: una oposición firme, crítica, constructiva y seria; creo que ese es el camino y creo que, además, es lo que nuestro partido sabe ser porque tenemos una formación de servicio con el Estado mexicano y siempre pensaremos, primero en México, y después en los proyectos eminentemente de partido.
Arturo Zamora Jiménez, Secretario General del CEN del PRI (AZJ).- La dirigencia nacional tomó, y toma muy en serio, todas las decisiones y en el caso de Puebla, sin duda alguna, vamos a competir con todo el interés y el ánimo de ganar por eso el día de ayer se tomó esa determinación.
En lo que en el Partido Acción Nacional no terminan poniéndose de acuerdo allá, están en una situación, parece que todavía muy confusa; Morena, incluso, no solamente hay confusión, sino que hay una profunda escisión que se está dando y hay conflictos internos, nosotros ya nos pusimos de acuerdo y nos pusimos de acuerdo porque tenemos un gran interés de que nuestro partido gobierne esa entidad federativa, que es muy importante.
Es sumamente lamentable todo lo que ha ocurrido, recordemos que en la elección del 2018, incluso Puebla, fue la zona del país donde más violencia se desató.
Entonces, nosotros, como partido, queremos que es estado de cosas cambien, queremos que ese estado de situaciones que están dándose y que la sociedad está profundamente ofendida, pues hay una sociedad ávida de que venga de nueva cuenta alguien que sepa gobernar; por eso Alberto Jiménez Merino es nuestra propuesta.
Sin duda alguna vamos a la campaña con todo el interés de ganar, no tenemos ningún interés, como partido político, de hacerle la segunda a nadie y es un gran interés de nosotros; si no, pues ni siquiera presentaremos candidato.
Entonces, ahí se ha dicho mucho: es que hay esto y aquello. No hay ni acuerdos ni hay pactos, vamos como debe ser, a una elección constitucional con la energía como partido político porque tenemos muy claro que todas las posiciones que vayamos recuperando, desde este momento, van a ser muy importantes para el 2021 donde vamos a requerir, sin duda alguna, que nuestro partido y las oposiciones tengamos, sin duda, una mayoría en la Cámara de Diputados.
Lo que está en el frente de lo que hacemos como partido político, tiene que ser algo  muy importante, que es la estabilidad del país y –como dijo la Presidenta- hacer la tarea que debemos realizar como oposición.

P.- ¿No prevé una elección de Estado allá, en Puebla? ¿No ven los dados cargados?

AZJ.- Nosotros sabemos cuáles son los retos y desafíos. Sin embargo, estamos preparados para superarlos.

P.- Muchas gracias. Presidenta, cualquier análisis mínimo señala que el PRI ha venido en declive, por haberse alejado de las bases, de las situaciones sociales que por tanto años enarboló.

Le pregunto: ¿el PRI está, tiene ánimos, tiene aliento de encauzar luchas, por ejemplo, como esta de los refugios y las estancias infantiles, o bien aprecia que ya es una batalla perdida, de acuerdo a lo que ha expuesto el presidente López Obrador, de que no hay un solo centavo para las organizaciones civiles?

P.- Buenos días. Presidenta, vienen todavía reformas constitucionales importantes como la reforma educativa, que ya está para el Senado.

Mi pregunta es ¿qué tan sólido sería un bloque opositor como el que vimos con la Guardia Nacional, donde el PRI de alguna manera fue clave para que se cambiara esa reforma? ¿Qué tan sólido sería un bloque?

¿Vamos a ver una reedición de ese bloque en la reforma educativa, para frenarla de alguna manera?

Y también lo de las denuncias, ¿qué papel jugará el…?

CRM.- Muchas gracias. Voy a contestar primero la pregunta de Alejandro, para concluir con una cosa más global, a partir de la pregunta de Luciana.

El PRI, en relación a la reforma educativa, pero debo decir que también en relación a la Guardia Nacional, no articuló un bloque opositor para frenar, sino para construir la Guardia Nacional que el país necesitaba.

No una Guardia Nacional de una persona, de un gobierno, de un partido, sino una Guardia Nacional de Estado, que permitiera responder a la urgencia y la necesidad de la violencia, con la participación de fuerzas armadas, regulada, limitada y temporal, pero que fuera compatible con el  Estado constitucional y democrático de Derecho.

Y en el tema de la reforma educativa será igual. Lo que sí vamos a frenar es un retroceso, en detrimento de la educación de los niños y jóvenes de México.

Pero lo que vamos a construir es una alternativa que nos permita ajustar el modelo educativo, para seguir garantizando una educación que les dé a los niños y jóvenes de México la preparación que necesitan y que necesita el país de sus jóvenes y niños y de su capital humano, para crecer y para generar oportunidades de inclusión.

Creo que la reforma educativa que se aprobó hace algunos años tuvo muchas virtudes y aciertos, pero como todo instrumento de política pública y como todo sistema, tiene que irse adecuando y perfeccionando para ajustar áreas de oportunidad.

Creo que hay una tarea por hacer y es lo que se está revisando, para que los maestros –que también son protagonistas del sistema educativo- se apropien de manera importante de este esquema y del proceso de mejora del propio sistema.

Y los legisladores están ya trabajando en ese sentido. Entonces, no es para frenar, sino para construir cómo tenemos un sistema mejor, que todos los protagonistas del mismo sean parte y se sientan valorados, y que sigamos avanzando en darle a los niños, al sistema educativo que necesitamos.

Entonces, estamos construyendo las alternativas; sí frenar retrocesos, eso sí lo vamos a hacer en este y en todos los casos o cosas que vulneren los derechos, la Constitución, el sistema federal, las libertades. Eso lo vamos a frenar.

Pero vamos a proponer –por eso yo decía: también sabe proponer- las alternativas de construcción de lo que México necesita. Y en el caso de la reforma educativa, ya estamos trabajando en ese sentido.

P.- ¿Se mantendrá la evaluación a los maestros?

CRM.- Es parte de lo que se está valorando. Sin duda, cualquier sistema y cualquier política pública tienen que tener la capacidad de métrica, para ver si los resultados son los que se esperan; si hay que ajustar una cosa u otra cosa. Pero n es una visión punitiva; es una visión de mejoramiento, natural en cualquier política pública y en cualquier institución.

En el tema de los nombramientos pendientes en el Senado de la República, como en todo, evaluaremos en sus méritos, qué nos interesa de un ministro de la Corte; en este caso, de una nueva ministra de la Corte: que fortalezca al Poder Judicial, que tenga la capacidad, la experiencia, el profesionalismo, la imparcialidad para desempeñar su función. Y seguir consolidando el Poder Judicial autónomo.

Si nos preocupa que en la terna que mandó el Ejecutivo, haya posibles conflictos de interés y una cercanía excesiva de cuando menos un par de las candidatas con el partido del gobierno, porque han sido militantes del partido del gobierno, han sido candidatas, han sido legisladoras del parido en el gobierno.

Ahora, tienen su trayectoria y esa también hay que evaluarla. Y vamos a tomar una decisión con responsabilidad para el Poder Judicial y para México.

Entonces, estaremos en esa valoración el día de mañana, que se va a tomar, pero creemos que nuestra obligación como senadores es ponderar ambas cosas: la imparcialidad, el profesionalismo, la trayectoria, el conocimiento de las candidatas y también valorar el posible conflicto de interés, que pueda poner en riesgo o en duda la imparcialidad y la autonomía del Poder Judicial.

P.- ¿Se busca copar órganos autónomos, por parte del Ejecutivo?

CRM.- Lo que hemos visto es un embate a los organismos autónomos, tanto mediante la descalificación o la presión a sus integrantes, como mediante el envío de ternas, absolutamente, por ejemplo, en el caso de la CRE, Comisión Reguladora de Energía, integradas por personas que no tienen el más mínimo conocimiento, ni mérito ni preparación para ser parte de un organismo de Estado de esta naturaleza y de esta especialización.

A lo mejor tienen trayectoria y conocimientos para hacer otra cosa, pero no eso. Y eso creo que también hay que cuidar la calidad y la especificidad y las características técnicas de cada órgano del Estado. Requieren cosas distintas y no todos servimos para todo, y así lo estaremos evaluando en cada caso.

Y concluyo con el tema del partido. El PRI vino perdiendo competitividad desde hace lustros; y esto es natural porque éramos un partido predominante, que en la medida que la democracia mexicana se volvió, se siguió consolidando como una democracia pluripartidista, había más competencia.

Y el partido se ha tenido que venir adaptando al entorno de competencia entre muchos partidos. Y hoy el reto es acelerar esa adaptación, para ser un partido que pueda competir desde la oposición o desde el gobierno y hacerlo en un contexto democrático y de muchos partidos.

Ese es el reto que tenemos ahorita. Adaptarnos rápido a esta circunstancia y desde la oposición hacerlo.

Lo que sí sabemos es que en la democracia vuelve a haber elecciones. Y cada elección da una nueva oportunidad: en el 2000, cuando perdimos la primera vez la Presidencia, todo mundo dijo el PRI ya murió para siempre; en 2003, logramos ser la primera minoría en la Cámara.

En el 2006, volvimos a perder la elección presidencial, y en el 2009 volvimos a ganar la primera minoría en la Cámara y nos pudimos organizar para recuperar la Presidencia en 2012.

En 2018 tuvimos el resultado electoral más adverso, pero seguimos teniendo 12 gobernadores, más de 500 municipios, presencia en todos los ayuntamientos del país, presencia en todos los congresos de los estados, presencia en las Cámaras federales.

Entonces, esto es una plataforma muy importante para reconstruir la fortaleza del partido, con un trabajo serio, hacia adentro, hacia afuera; erradicando cosas que deben estar superadas, o vicios o insuficiencias y poniendo acento en las fortalezas que tenemos.

Tenemos un partido al cual –y qué bueno- la ciudadanía le exige más; pero frente a un partido como es Acción Nacional, donde un ex presidente de la República se separa del partido  para formar otra organización política, acompañado de muchos de los militantes de Acción Nacional.

O frente a un Partido de la Revolución Democrática, donde más de la mitad de su bancada en la Cámara de Diputados se separa para ser un satélite funcional de la nueva mayoría, nosotros hemos mantenido la cohesión del partido en los meses más difíciles después de la elección.

Hemos mantenido la unidad del partido; hemos iniciado procesos de renovación democráticos de dirigencias, de consejos estatales, de comités seccionales. Estamos iniciando un proceso de renovación nacional de dirigencia, donde seis militantes con trayectoria, experiencia, compromiso quieren participar en un proceso democrático.

Estamos siendo capaces de articular acciones con otras fuerzas políticas para promover nuestra visión: la defensa de México y de las instituciones del Estado mexicano, con acciones de inconstitucionalidad, modificando los proyectos de la mayoría o rechazando nombramientos que nos parecen erróneos para el buen funcionamiento profesional y democrático del país.

Entonces, somos un partido que más allá –y lo digo con convicción- de haber construir las instituciones del Estado mexicano y la modernidad de nuestro país durante 90 años, a pesar y con todo y las enormes insuficiencias, errores y excesos que pudo haber habido en 90 años de historia, somos un partido que hoy tiene mucho futuro, porque tenemos una plataforma de una fortaleza muy importante, con millones de militantes que están queriendo ser parte de la renovación del partido.

Entonces, claro, hemos perdido competitividad, pero estamos aprendiendo a competir en este contexto. Y así lo hicimos en 2003, en 2006, en 2009, 2012; en 2018 no nos fue bien.

Ya vienen elecciones en tres años y esto es un proceso permanente y creemos que tenemos muchas fortalezas para poder seguir estando vigentes y recuperar espacios. Para eso, primero, hay que recuperar la confianza de la gente y, primero, ganarnos la confianza de nuestra militancia. Y estamos en ese proceso.

P.- ¿Cómo ve usted la neutralidad de México en el conflicto de Venezuela?

CRM.- Yo creo que la interpretación del principio de no intervención que hace el gobierno, es una interpretación conservadora, que deja de lado el compromiso que también tiene México, y que también es parte de los principios de política exterior, de promover y defender los derechos humanos en el mundo.

Y particularmente en nuestra región, donde hay instrumentos internacionales, de los cuales México es parte, que nos obligan a esa defensa.

Creo que es un error haber dejado de apoyar al Grupo de Lima, y creo que por otro lado, el gobierno de México ha tenido el acierto de buscar y llamar al diálogo, para encontrar una solución, pero que debe ser constitucional y que debe respetar los derechos humanos.

Yo creo que debemos sumarnos a la exigencia internacional de que se celebren elecciones democráticas y constitucionales para renovar pacíficamente el poder en Venezuela.

Creo que ha agotado su vigencia el régimen del presidente Maduro y que el retroceso en materia de derechos humanos y la crisis democrática y humanitaria que hay en Venezuela, se deben resolver con elecciones que permitan la renovación constitucional y democrática del poder en Venezuela.

Gracias.