En acciones terrestres y marítimas, Oficiales Federales de Pesca, adscritos a la Dirección General de Inspección y Vigilancia de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), aseguraron de forma precautoria pepino de mar, langosta y almeja generosa. Parte de estos recursos marinos estaban por ser comercializados.

Las autoridades reportaron que tres operativos se realizaron en atención a denuncias en distintos municipios de Baja California y uno más en Quintana Roo, con el apoyo de la Secretaría de Marina (Semar) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa). En otro de los casos, apoyaron elementos de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y de una sociedad cooperativa pesquera de la región.

El primero de los operativos fue terrestre y se realizó en El Sauzal de Rodríguez, municipio de Ensenada, Baja California, donde oficiales de la Conapesca retuvieron de forma precautoria un vehículo tipo panel modelo 2015 y 866 piezas de almeja generosa entera viva. Este recurso marino equivale a 710 kilogramos que estaban contenidos en 46 cajas o hieleras de unicel. Al momento de la actuación no se demostró la legal procedencia del producto.

El segundo operativo fue marítimo y ocurrió en aguas de jurisdicción federal del Alto Golfo de California, en San Felipe, Mexicali, Baja California.

El resultado fue la retención precautoria de 150 ejemplares de almeja generosa viva, una embarcación menor, un motor fuera de borda marca Yamaha de 200 caballos de fuerza, un equipo de buceo completo tipo Hooka con una boya de aire de acero inoxidable, un compresor de dos cabezas, una motobomba, 30 brazas de manguera amarilla flotable. Al momento de la intervención no se acreditó la actividad ni el producto pesquero.

Además de estos operativos de vigilancia marítimos, oficiales federales de Pesca, de Inspección y Vigilancia y elementos de la Marina realizaron una visita de verificación en una bodega que se ubica en la colonia Valle Dorado, Ensenada.

En el sitio, se localizaron 333.97 kilogramos de pepino de mar cocido y congelado. El producto pesquero fue retenido y se levantó el acta de inspección debido a que los poseedores no pudieron demostrar con documentos la legal procedencia de la mercancía.

Una acción más, se realizó en la costa de la Isla Holbox, zona conocida como los Bajos de Corsario, en el municipio de Lázaro Cárdenas, Quintana Roo.

Ahí, personal operativo de la Conapesca y Marina retuvieron 30 piezas de langosta entera, una embarcación menor de 26 pies de eslora, un motor fuera de borda de 50 caballos de fuerza, un compresor, 100 metros de manguera, dos arpones, tres varillas de acero, cuatro ganchos, dos pares de aletas y dos visores.

En todos los casos se levantaron actas de inspección por contravenir a las disposiciones legales establecidas y lo asegurado quedó en resguardo mientras se concluyen los procedimientos jurídicos correspondientes.

Artículo anteriorJóvenes de la V circunscripción electoral abordan retos de la democracia en foro del TEPJF
Artículo siguienteA seis meses de su debut, la RappiCard atrae a más de 250 mil usuarios y sigue mejorando su oferta de valor