VILLAHERMOSA, Tab.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), rescató una cría de manatí (Trichechus manatus) abandonada a las orillas del Río Usumacinta en el Municipio de Centla, Tabasco, en atención a un reporte de pobladores de la Ranchería Rivera Alta.Los inspectores de esta Procuraduría, en coordinación con personal de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y de la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) “Los Aluxes”, en Palenque, Chiapas, acudieron al sitio, localizando al mamífero en un canal que conecta con el Río Usumacinta.

El ejemplar ubicado es una cría de manatí macho, con un peso aproximado de 16 kilogramos y que presentaba algunas laceraciones y heridas presuntamente ocasionadas por propelas de embarcaciones de la zona, así como signos de deshidratación.

Considerando que se trataba de una cría y por el comportamiento del animal, se realizaron recorridos por la zona para confirmar si la madre se encontraba cerca; no siendo posible su localización, por lo que se determinó realizar el traslado de la cría a las instalaciones de la UMA “Los Aluxes”, ya que cuentan con especialistas para esta especie de mamífero y en donde se le brindarán los cuidados veterinarios correspondientes y se mantendrá en observación.

Se resalta que la participación comunitaria en el reporte del hallazgo de los manatíes facilita la protección de esta especie y su conservación por parte de esta Procuraduría.

El manatí es una especie enlistada en la NOM-059-SEMARNAT-2010 en la categoría de en peligro de extinción (P), por encontrarse entre aquellas cuyas áreas de distribución o tamaño de sus poblaciones en el Territorio Nacional han disminuido drásticamente poniendo en riesgo su viabilidad biológica en todo su hábitat natural, debido a factores tales como la destrucción o modificación drástica del hábitat, aprovechamiento no sustentable, enfermedades o depredación, entre otros.