La vinculación entre ciudadanía, organismos civiles, educativos, empresarios y autoridades es fundamental para la construcción ciudadana y el diseño de políticas públicas en beneficio de la seguridad, coincidieron la Universidad Iberoamericana y el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México durante la graduación del Diplomado “Seguridad con Justicia y Gobernabilidad: Modelo colaborativo, ciudadanía, empresa y autoridad”.

Ambas instituciones reconocieron a la primera generación de este diplomado, en el que participaron 20 personas: ciudadanas y ciudadanos y representantes de los sectores público y privado, quienes compartieron ideas en un dialogo libre y solidario, para construir estrategias en favor de una mejor gobernanza.

“Cuando nos vinculamos, es cuando podemos hacer mejores proyectos. La vinculación del Consejo Ciudadano y la Ibero es fundamental. Que haya terminado una generación no podemos decir que cumplimos, tenemos que llegar a más, tenemos que soñar y buscar más”, enfatizó Saúl Cuautle Quechol, Rector de la Universidad Iberoamericana.

En la sede Iztapalapa del Consejo, ambas instituciones renovaron su convenio de colaboración y destacaron la alianza entre ciudadanía y academia, la cual permitió establecer acciones que lleven a consolidar una convivencia justa, pacífica y solidaria, con la promoción de la cultura y valores cívicos.

Salvador Guerrero Chiprés, presidente del organismo, confío en que este ejercicio académico continúe, porque se trata de un magnífico ejemplo de colaboración.

“Es imposible solucionar ningún desafío de seguridad, sin liderazgos probados y políticamente capaces que reivindiquen la convergencia de ciudadanos, empresarios y todos los niveles de gobierno. Sigamos conviviendo con educación, la recuperación de lo trascendente y de lo social que habita en la Universidad Iberoamericana y que se reflejó en este Diplomado”, dijo Guerrero Chiprés.

El Rector resaltó que la pandemia enseñó que solos no podemos salir de una complejidad. “Siempre pide la atención y el cuidado de alguien que nos pueda ayudar”, dijo.

Antes y durante la contingencia sanitaria, el Consejo Ciudadano impulsó el apoyo psicológico y la salud mental de la ciudadanía. Un ejemplo de ello es el incremento que registró en las interacciones a través de la Línea de Seguridad y el Chat de Confianza.

De acuerdo con los datos del organismo, de enero a mayo del año pasado se recibieron 110 mil 664 llamadas de apoyo y en este 2021 sumaron 124 mil 890.

El Consejo Ciudadano ofrece apoyo gratuito a través de la Línea y el Chat 55 5533 5533, en un esquema 24/7 a todo el país.