Con el fin de descubrir y documentar “la maravillosa materia que el sonido brinda al lenguaje del arte”, el próximo sábado 23 de febrero a las 12:30 se presentará en el Laboratorio Arte Alameda (LAA) el repositorio digital Modos de oír: prácticas de arte y sonido en México. Archivo Abierto, con los comentarios de los especialistas Tania Aedo, Bárbara Perea, Rossana Lara, Susana González Aktories, Cinthya García Leyva, Carlos Prieto, Manuel Rocha y Tito Rivas.
En entrevista, el curador Carlos Prieto Acevedo dijo que el repositorio es una plataforma digital que conforma un catálogo de obras de arte y sonido en México, el cual servirá como foro de consulta para investigadores, curadores, artistas e interesados en el tema.
El repositorio fue integrado en su etapa inicial con las aportaciones de los investigadores que formaron parte del proyecto de investigación Modos de oír: prácticas de arte y sonido en México, del que derivó la exposición que se muestra en Ex Teresa Arte Actual y LAA.
Aseguró que la plataforma digital comenzará a documentar la historia de la práctica sonora mexicana, por lo que se espera se incorporen sus principales autores, así como las obras más paradigmáticas realizadas hasta el momento.
Las artes sonoras en México son una clara realidad, afirmó el curador, quien recomendó visitar el repositorio en el sitio web: www.modosdeoir.inba.gob.mx.
Ahí encontrarán, en esta primera etapa, cerca de un centenar de materiales de artistas nacidos a finales de los años sesenta o durante la década de los setenta, principalmente. La investigación cuenta con una lista de más de 400 obras que se incorporarán de manera progresiva, además de que existirá la posibilidad de que los propios artistas propongan la integración de otros trabajos que no se hayan considerado.
Una cosa interesante de esta plataforma digital es que es un indicio para futuras investigaciones. Nos percatamos que existen muchísimos jóvenes en todo el país que cuentan con un amplio conocimiento en esta materia y de sus antecesores, y esto los ha motivado a continuar las investigaciones sobre este arte apasionante.
Reconoció Prieto que existen muchas discusiones en torno al momento inicial de este tipo de prácticas artísticas. Unos opinan que se remonta a los años sesenta y otros, más osados, a muchos años más atrás, con Carlos Jiménez Mabarak. Bueno, la discusión sigue, pero lo que sí es cierto, es que el arte sonoro en México es una realidad, afirmó.
Señaló que en este momento se vive una especie de apogeo con el arte sonoro, porque cada artista construye su lugar y sentir en México. A través del sonido, se significan los problemas, las realidades, el tiempo y la contemporaneidad de México, explicó.
Indicó que lo sonoro se alía con dimensiones no acústicas, como experiencias plásticas, psico-acústicas, fisiológicas, simbólicas o culturales, es decir, que son muchas las posibilidades para poder construir, captar o echar luz sobre la realidad; en otras palabras, el arte sonoro es una puerta de entrada a la realidad, o bien, es una nueva interpretación de la misma.
A diferencia de otros géneros artísticos, aclaró Prieto, el arte sonoro no es una moda que se reinventa, más bien es una nueva experiencia o posibilidad estética que en la actualidad reflexiona sobre sí misma.
Por otro lado, mencionó, a la par de su creciente auge, el arte sonoro requiere de la formación e información a nuevos públicos. Tiene un potencial muy grande y de manera continua se desarrolla y expande, y nosotros como artistas queremos y creemos que el repositorio servirá para esto y más.
El repositorio digital Modos de oír: prácticas de arte y sonido en México. Archivo Abierto, como todo archivo, no es definitivo ni conclusivo, pero lo que sí es verdad es que las prácticas de sonido ya son una realidad dentro del espacio del arte y de la reflexión intelectual en México, concluyó el curador.
La presentación del repositorio digital forma parte de las actividades paralelas realizadas en el marco de la exposición Modos de oír: prácticas de arte y sonido en México, que se exhibe en Ex Teresa Arte Actual y LAA desde el 28 de noviembre de 2018 y hasta el 31 de marzo de 2019.