Hoy la Secretaría de Relaciones Exteriores, con el apoyo del Instituto Nacional de Migración, repatrió a personas mexicanas afectadas por la suspensión de vuelos comerciales en Honduras ante la contingencia del COVID-19.

Los connacionales contaron en todo momento con el respaldo y acompañamiento de funcionarios de la Cancillería, Embajada de México en Honduras y del Consulado de México en San Pedro Sula.

El proceso de repatriación se llevó a cabo mediante un vuelo chárter gestionado por el Instituto Nacional de Migración y abierto a las personas mexicanas que solicitaron voluntariamente regresar a la Ciudad de México.

México agradece ampliamente el apoyo de las autoridades hondureñas para facilitar la labor consular de las representaciones.

El Gobierno de México reitera su compromiso y da la más alta prioridad a la asistencia y protección consular para sus nacionales en situación de emergencia y vulnerabilidad en el exterior, por lo que continuará trabajando para auxiliar a connacionales afectados por las restricciones en diferentes países.