La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) abrió la circulación controlada en un carril en la carretera Zihuatanejo-Cd. Altamirano, en el kilómetro 153, que fue cerrada al tráfico vehicular por un hundimiento ocasionado por la falla en una alcantarilla.

Cuadrillas de personal de la dependencia trabajan en la reparación del tramo dañado, ubicado en el estado de Guerrero.

Mientras en Durango, trabajadores de la SCT continúan en las labores de retiro de material pétreo en el kilómetro 165 de la carretera federal libre de peaje Durango-Mazatlán.

Por las dimensiones de las piedras, se analizan diversas posibilidades para limpiar la superficie de rodamiento y rehabilitar el tránsito en su totalidad, lo más pronto posible.

Ayer mismo, se abrió un carril provisional para el paso de vehículos, aunque la autopista de cuota Durango-Mazatlán, se utiliza como ruta alterna.

La SCT reitera el llamado a los conductores a trasladarse con precaución.