César Augusto Santiago renunció al PRI, luego de más de 50 años de militancia. Explicó que el tricolor perdió su rumbo y esencia nacionalista revolucionaria, dejando de ser un partido popular. Adelantó que por ahora se centrará en su agrupación “Alternativa”.

“Nunca me arrepentiré de mi estancia en el PRI. Conviví con políticos brillantes, señaladamente con Luis Donaldo Colosio a quien no le hemos hecho justicia. Suficiente, hoy decido renunciar a este PRI, aquí está mi renuncia.”