Rememora la Mesa Directiva el 24 aniversario luctuoso de Macrina Rabadán Santana

Política
  • Fue la primera diputada federal de oposición y pionera entre las mujeres de la política: diputada Felipe Torres

Con motivo del aniversario luctuoso de Macrina Rabadán Santana, la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados emitió un pronunciamiento para recordar 24 años de la muerte de la maestra, política y luchadora agraria y social.

La vicepresidenta de la Mesa Directiva, diputada Joanna Alejandra Felipe Torres (PAN), señaló que era una mujer de temple, con convicciones claras y reconocida por ser la primera diputada federal de oposición.

Relató que su voz disidente y sensible, distinguida por su agresiva franqueza, “es fiel testimonio que las mujeres hemos estado preparadas para defender al país”.

Añadió que fue pionera entre las mujeres de la política mexicana. Nació el 7 de agosto de 1910 en Cuetzala del Progreso, Guerrero, se graduó como profesora rural en el colegio del estado, iniciando su labor docente en Taxco y Cuetzala.

En 1930, subrayó, a lado de sus hermanos inicia su lucha agraria que la lleva en 1937 a formar una liga vinculada con la Confederación Nacional Campesina en Cuetzala, la cual fue plataforma para la concientización de la política cardenista en materia agraria y educativa.

Felipe Torres destacó que tenía una excelente oratoria y facilidad para expresar los problemas. En 1958 se postuló como candidata a diputada federal por Iguala, siendo la primera mujer en representar una postura de oposición en el Congreso de la Unión.

Argumentó que en su desempeño como legisladora siguió apoyando las luchas agrarias, sindicales y denunció la represión contra el movimiento obrero. A partir de 1961 renunció a la diputación y tuvo mayor activismo en la Conferencia Nacional del Movimiento de Liberación Nacional, junto a Lázaro Cárdenas y miembros del Partido Comunista Mexicano.

Su incansable lucha, dijo, le permitió alcanzar gestiones de asistencia social como construcción de carreteras, hospitales y escuelas, haciendo una gran labor de alfabetización, así como dotar de energía eléctrica a su pueblo.

Fue el 21 de febrero del año 2000 cuando falleció en Cuetzala del Progreso, Guerrero. “Honremos su memoria, pues su aportación fue decisiva para el progreso del estado, de la nación y de la incipiente pluralidad política que después se convirtió en rasgo esencial del Congreso”.