Reinterpretan 17 artistas del Círculo Gráfico de Mujeres Printeras la medicina tradicional en un catálogo

Cultura
  • El Munae presentó en redes sociales el volumen Raíces curativas. Herbolario gráfico 

Rendir un homenaje a las mujeres que han preservado los saberes milenarios de la medicina tradicional es parte del catálogo Raíces curativas. Herbolario gráfico, el cual se presentó en el Museo Nacional de la Estampa (Munae) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), a través de redes sociales.

Abril Carpi (1991), quien es dibujante y grabadora que ha expuesto en forma individual y colectiva, tanto en Argentina como en el extranjero, señaló que ese catálogo también se plantea dos cuestiones de actualidad: cuál es el papel de la mujer en la gráfica y su postura política.

Explicó que ese documento se compone de 30 estampas en linograbado impresas sobre papel de algodón. Son plantas medicinales reinterpretadas por 17 artistas integrantes del Círculo Gráfico de Mujeres Printeras.

La artista aseguró que el tema es más pertinente en la actualidad, debido a que en estos dos años y medio de contingencia sanitaria por la COVID-19 y sus secuelas en todo el mundo, las farmacéuticas han incrementado sus ganancias al apropiarse de la medicina ancestral.

En tanto, Rebeca Jahmani, quien es artista visual, gestora y periodista, cuyo interés se centra en el paisaje imaginario y la construcción colectiva de la memoria, explicó que el Círculo Gráfico de Mujeres Printeras surgió a finales de 2020. En esta colectiva se dialoga sobre la importancia de la mujer y las colectivas de arte, “tratando de desvincularnos de la figura patriarcal”, dijo.

Sostuvo que ese colectivo surgió “por la necesidad de formar un espacio de contención y sonoridad entre mujeres originarias de la Ciudad de México, Hidalgo, Morelos, Tlaxcala, Puebla, Oaxaca y Argentina”.

Cada una de nosotras, mencionó, a través de la mancha, la línea o los grafismos, generamos un lenguaje que es más fácil de transmitir que las palabras; gracias a esto y desde distintas posturas e intereses hemos logrado realizar nuestro primer proyecto llamado Raíces curativas. Herbolario gráfico.

Comentó que el catálogo presentado por el Inbal, instancia de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, “revaloriza”, entre otras cosas, los conocimientos medicinales que siguen poseyendo nuestras curanderas, chamanas y parteras. Nos interesa mostrar cómo la medicina ancestral sigue teniendo un valor en la sociedad, ante el excesivo uso de medicamentos farmacéuticos, por eso cada artista eligió una planta curativa representativa de su estado. Así descubrimos que nuestras madres, abuelas y tías, incluso nuestros propios cuerpos, sostienen un vínculo muy fuerte con determinado tipo de flora.

Por su parte, la filósofa y artista centrada en la imagen de la feminidad y la naturaleza, Rebeca Jiménez señaló que el catálogo también hace un reconocimiento al legado de mujeres artistas del pasado que, al igual que nosotras, han intentado generar procesos colectivos que muestran cómo perciben al mundo.

Señaló que la herbolaria es un tema actual y vigente. En nuestras reuniones artísticas y amistosas nos preguntábamos cuáles remedios caseros conocíamos para tratar ciertas molestias físicas, a fin de contrarrestarlas con la medicina de patente. La canela, la ruda, el ajo, el jitomate y el jengibre, entre otro tipo de flora, salieron a relucir. Esto es importante de tratar porque nos encontramos frente a una industria que todo quiere vender por medio de falacias.

Sostuvo que en el ámbito latinoamericano ha habido un proceso de colonización y de invisibilización de todos los saberes milenarios, en este caso lo relacionado con la medicina, de ahí que estemos realizando un homenaje a las mujeres que han preservado los saberes milenarios de la medicina tradicional.

Por otro lado, refirió que, aunque existe un boom de luchas femeninas en toda América Latina, lo cierto es que todavía no se ve reflejada con suficiente fuerza la historización de las mujeres grabadoras de esta región. Por ejemplo, existen Mariana Yampolski, Rina Lazo o Fanny Rabel, quienes formaron parte del Taller de Gráfica Popular, pero son poco conocidas dentro de la gráfica.

En tanto, la artista visual Karla Benítez, especialista en gráfica y fotografía, señaló que todas las instituciones culturales deberían visibilizar lo que están haciendo las mujeres en todos los ámbitos del arte.

Además de las cuatro artistas, en el catálogo se encuentra la obra de Alondra Benítez, Aura María Juárez, Arcelia Martin del Campo, Cezylea Fractalikus y Diana Torres, entre otras.

Cabe destacar que el catálogo Raíces curativas. Herbolario gráfico se dio a conocer en el recinto de la Red de Museos del Inbal este 25 de agosto porque es considerado el Día naranja, cuyo propósito es generar conciencia para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas.