Durante los posicionamientos respecto de la minuta que reforma el Código Penal Federal en materia de grabación autorizada de obras cinematográficas, diputadas y diputados de las distintas fracciones parlamentarias coincidieron en que estas modificaciones reforzarán el combate al delito de piratería, material que es comercializado y consumido por la población sin considerarlo un ilícito.

Consideraron que esta práctica ha sido un golpe para la economía formal, la inversión y el desarrollo de las empresas, además de que pega de forma directa a los creadores y dueños de los derechos de autor.

Al fijar el posicionamiento el grupo parlamentario de Morena, el diputado Rubén Cayetano García mencionó que es necesario mejorar el andamiaje jurídico por el bienestar de la sociedad y el desarrollo nacional.

Refirió que la reforma tipifica conductas que han lastimado la economía mexicana como la videograbación no autorizada de obras. “No podemos pasar por alto que ocho de cada 10 mexicanos consumen piratería; para este año se estiman pérdidas de más de 42 mil millones de pesos”.

Por parte del PAN, la diputada María del Pilar Ortega Martínez dijo que el tratado ha tenido una función fundamental para abrir el comercio con los países vecinos del norte; fortalecer puentes entre naciones, y será una herramienta indispensable para reactivar la economía.

Consideró impostergable tipificar conductas que pongan en riesgo los derechos intangibles como marcas, patentes, modelos y derechos de autor, cuyo papel ha tomado relevancia en el intercambio comercial. “Estos derechos representan uno de los incentivos más importantes para el desarrollo de tecnologías”, aseguró.

En su turno, la diputada Mariana Rodríguez Mier y Terán (PRI) comentó que es fundamental construir un marco jurídico moderno y adecuado para combatir la piratería y reparar el gran daño económico que este delito genera al país.

Dijo que afecta el bienestar y economía social al inhibir ingresos al presupuesto público, evadir impuestos y fortalecer actividades del crimen organizado, generando más violencia. “Este delito tiene un impacto de 43 mil millones de pesos anuales”.

Del PT, el diputado Luis Enrique Martínez Ventura apuntó que las reformas protegerán a los titulares de los derechos de propiedad intelectual en medios electrónicos, satelitales o cable, y combatirán los delitos de piratería que afectan a la industria cinematográfica, música, informática y literaria, debido a que son derechos reconocidos y protegidos por instrumentos internacionales.

Consideró que este tratado debe ser un detonador de la economía, la cual ha sido afectada por la pandemia, privilegiando la comunicación a distancia. “Sin lugar a dudas ha cambiado para siempre la forma de interactuar de la humanidad, lo que nos da la razón de modernizar el marco legal en la materia de protección a las invenciones”.

El diputado Juan Carlos Villareal Salazar (MC) comentó que nuestro país debe ser congruente a los compromisos internacionales de combate a la piratería, lo cual alcanza a la venta de zapatos, libros, música y software, ente otros. “Es un fenómeno generalizado, aunque de acceso a bajo costo y es para llevar sustento a muchas familias que no creen que incurren en un delito grave, a pesar de que se comercializa en canales informales, trayendo grandes ganancias a las mafias”.

Puntualizó que entrar al comercio global implica poner nuevas reglas para tener un mejor marco jurídico que requiere la competencia en el libre mercado; no obstante, insistió en que se debe hacer accesible a los mexicanos la tecnología digital reduciendo las tasas a estos servicios.

La diputada Esmeralda de los Ángeles Moreno Medina, de Encuentro Social, indicó que el tratado debe ser aplicado en su más amplia extensión, garantizando el cumplimiento de nuestros principios y, sobre todo, los derechos humanos. “Es común afirmar que las nuevas tecnologías han revolucionado el mundo, pero han facilitado el uso de obras, porque aun y cuando permiten la difusión del arte y la cultura, hacen que se pierdan los derechos de creador o autor”, aseguró.

Enfatizó que es necesario reformar el Código Penal para inhibir y sancionar aquellas conductas que mediante el uso de tecnologías afecten los derechos de los autores por el uso de sus obras, además de que repercute negativamente en diversos ámbitos y limita el crecimiento de mercado e incentiva el comercio informal.

El diputado del PVEM, Marco Antonio Gómez Alcántar, pidió subir su participación al Diario de los Debates, por lo que se abstuvo de participar en el Pleno.

Al fijar el posicionamiento del PRD, la diputada Norma Azucena Rodríguez Zamora explicó que la finalidad de la minuta es dar cumplimiento a diversos instrumentos internacionales en materia de derechos humanos, así como a los relacionados a los derechos de autor, debido a que México ocupa el 2º lugar en el ámbito mundial en consumo de piratería, porque entre el 80 y 84 por ciento de la población accede a ésta, lo que genera pérdidas por más de 43 mil millones de pesos.

Agregó que las reformas y adiciones planteadas en la minuta tienen la intención de establecer la tipificación de las conductas relacionadas a prácticas como la comercialización de señal pirata de cable, descarga o reproducción ilegal de música y su comercialización; sin embargo, aclaró, es indispensable hacer campañas intensivas de concientización porque las personas no consideran esto como un delito.