Reforma laboral va con respaldo mayoritario de diputados porque atiende viejas demandas de las y los trabajadores de México: Antonio Ortega

Deporte

El Grupo Parlamentario del partido de la Revolución Democrática (GPPRD) votará este jueves, a favor del dictamen de Reforma Laboral que se presentará ante el pleno por responder positivamente a viejas demandas del sindicalismo mexicano y que el PRD ha enarbolado históricamente, anunció el diputado Antonio Ortega Martínez, quien señaló que si bien hay elementos que generan duda, se podrán debatir durante la sesión; pero en lo general existe aval de la mayoría legislativa, incluida la oposición.
El legislador federal expuso que la definición del GPPRD para apoyar el dictamen se concretó este martes tras una reunión sostenida con representantes de organismos empresariales y sindicales que se dieron cita en el recinto legislativo para manifestar a las y los diputados de esta fracción, sus puntos de vista sobre dicho ordenamiento.
“En términos generales, el Grupo Parlamentario del PRD hemos acordado votar a favor por muchas razones pero menciono tres fundamentalmente:
1.- Se termina con las Juntas de Conciliación y Arbitraje local que eran instancias controladas por los gobernadores en turno, y significaban un obstáculo más que una plataforma de solución a la queja de los trabajadores.
Hoy, añadió, la reforma constitucional y la ley adecuan. Se crearán tribunales laborales especializados que dependerán del Poder Judicial (un poder autónomo frente al Ejecutivo y el Legislativo) y, por lo tanto, consideramos que habrá un arbitraje más responsable y comprometido con los derechos de los trabajadores.
2.- En segundo lugar, se crea el Centro Federal de Conciliación y de registro laboral; de modo que las tomas de nota y los registros de nuevos sindicatos ya no los determinará el Ejecutivo.
El Centro Federal de Conciliación tendrá autonomía técnica de gestión y financiera descentralizado, y estará conformado por una Junta de Gobierno con representación de dependencias públicas como: El INE, para los temas electorales; el Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información Pública, para garantizar máxima publicidad a los temas laborales; de Hacienda para conocer su opinión sobre el impacto y el efecto de la economía de las luchas laborales, las huelgas y las negociaciones; y también la Secretaría del Trabajo que es el área de gobierno abocada a intervenir en estos temas.
Ortega Martínez explicó que este Centro deberá conocer anticipadamente: Día, hora, lugar, certificará la asistencia y la presencia física de los afiliados al sindicato por registrarse; participará como observador jurídico en la elección de la Mesa Directiva, de los dirigentes y, sobre todo, se norma la demanda histórica del movimiento obrero de la izquierda: que las decisiones en asamblea, sean con voto secreto, libre y personal de los interesados.
“Esta –añadió- es una parte de la reforma muy importante de esta Ley secundaria”.
3.- Se formaliza también que, la definición de una petición de huelga, la negociación y la definición del pliego que contempla el respaldo a la misma, será aprobado en asamblea por los trabajadores.
En este punto, mencionó, “respetamos el punto de vista de la representación jurídica de la parte patronal; pero pensamos que había que privilegiar el derecho de los trabajadores -en lo individual- a decidir si recurren a las acciones jurídicas (de cualquier tipo pero particularmente a la huelga), a partir de la decisión mayoritaria de la asamblea; y si se resuelve en términos satisfactorios la negociación, el levantamiento del paro también será decisión de la mayoría de los trabajadores”.
Se privilegia por encima de la representación sindical, aclaró, el derecho definitivo de la Asamblea a la toma de las decisiones.
Finalmente, el legislador federal dejó en claro que existen temas reservados y sobre los cuales el GPPRD insistirá durante el debate que se dé en la Cámara; pero en lo general, dijo, “nos da mucho gusto que una vieja demanda como esta, finalmente se concrete y –por la información que tenemos- habrá un respaldo mayoritario, y es una buena noticia para el mundo laboral, para el mundo del trabajo, para los sindicatos democráticos, y particularmente para los obreros y trabajadores de este país”.