Reforma a la Ley de Amparo aprobada por Morena y aliados atenta contra la protección de los derechos humanos: Marko Cortés

Política

• Sus consecuencias podrían ser terribles para la protección de derechos colectivos, por lo que presentaremos Acción de Inconstitucionalidad.

• Reforma de amparo y reforma para robarse las pensiones de las y los trabajadores, son acciones desesperadas de fin de sexenio.

• El 2 de junio es la gran oportunidad para ponerle un alto a Morena y a la destrucción de México; si salimos a votar en forma masiva por Xóchitl Gálvez y una nueva mayoría en el Congreso, se acabó la pesadilla.

La reforma a la ley de amparo, aprobada por Morena y sus aliados en el Senado, constituye un atentado contra la protección de los derechos humanos consagrados en la Constitución, expresó el dirigente de Acción Nacional, Marko Cortés Mendoza.

Añadió que la reforma aprobada vendría a dar marcha atrás a muchos avances sustantivos para la protección de los derechos humanos que hemos venido construyendo como sociedad desde la reforma en materia de Derechos Humanos de 2011, e incluso antes, con lo que volveríamos a la etapa superada en la que se priorizaban los formalismos legales por encima de una verdadera protección de los derechos.

“Sus consecuencias podrían llegar a ser terribles, ya que, cuando el Legislativo o el Ejecutivo emitan una norma general que viole derechos humanos de carácter colectivo, el juez de amparo no podrá suspender sus efectos de manera general, lo que implicará que muchas personas se vean vulneradas en sus derechos, al menos hasta en tanto se resuelve el juicio mediante una sentencia, lo cual puede tardar mucho tiempo”, indicó.

El dirigente del PAN expuso que la reforma a la ley de amparo da marcha atrás en la protección de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales que sirven para proteger el derecho a la salud, a la educación, o a un medio ambiente sano; por lo que informó que presentarán Acción de Inconstitucionalidad buscando que la Suprema Corte de Justicia de Nación, sea garante del respeto más amplio a los derechos humanos.

Puso como ejemplo si una persona interpone un amparo por la destrucción del medio ambiente ya no se respetaría un derecho colectivo.

En un caso así, al no aplicar la medida cautelar de la suspensión del acto, el tiempo transcurrido entre la emisión de la ley y la sentencia de amparo, permitiría al gobierno contaminar ríos, talar bosques o destruir la selva, hasta en tanto recaiga la sentencia, la cual ya no habría evitado un ecocidio.

Marko Cortés señaló que esta reforma a la ley de amparo junto con la reforma para robarse las pensiones de las y los trabajadores que se discute en la Cámara de Diputados, son acciones desesperadas de fin de sexenio, porque el gobierno y su partido saben que ya se van.

“Hacemos un llamado a la sociedad mexicana porque el 2 de junio es la gran oportunidad para ponerle un alto a Morena y a la destrucción de México. Con Xóchitl Gálvez y una nueva mayoría en el Congreso, podemos evitar la consolidación de un régimen autoritario. Si salimos a votar masivamente, se acabó la pesadilla”, concluyó.