Desde hace 35 años, los académicos del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) han puesto en alto el nombre de la Universidad Nacional por su labor constante y resultados palpables, a través de propuestas de solución a los problemas que aquejan a la sociedad.

Integrar, coordinar, promover y llevar a cabo proyectos académicos interdisciplinarios en los campos de las ciencias y las humanidades es el principal objetivo de esta entidad académica, a fin de contribuir al desarrollo del conocimiento y la construcción de alternativas para la resolución de conflictos en los ámbitos nacional e internacional.

Al respecto, Mauricio Sánchez Menchero, director del CEIICH, afirma que un ejemplo de esta actividad son los aportes que ha hecho el Programa de Investigación Feminista, el cual ha supuesto un punto de inflexión en el pensamiento con perspectiva de género, en el trabajo legislativo y en la tipificación de la violencia de género.

Además de tener trabajos relacionados con la ciencia, la tecnología, el derecho, la sociedad, la cultura, las comunidades emergentes y los estudios visuales, es parte del Programa de Posgrado en Estudios Latinoamericanos con las facultades de Ciencias Políticas y Sociales, y de Filosofía y Letras; así como el Instituto de Investigaciones Económicas y el Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe.

“Ante los retos actuales debemos seguir sumando información que ayude a conocer a nuestro principal enemigo que en esta pandemia es el SARS-CoV-2, pero también lo que éste puede generar: un miedo descontrolado, los diferentes tipos de violencia de género e intrafamiliar que está provocando, o la ‘infodemia’, donde las noticias falsas engañan y estimulan a la indisciplina para cumplir con las medidas sanitarias”, señala.

Al hacer una proyección para el presente año, asegura que el compromiso de los académicos del CEIICH es realizar su labor con tesón y entrega, así como continuar con su esencia: preguntar, investigar, reflexionar, escribir y leer sin parar, ya que tienen la responsabilidad social de dar ejemplo de empeño, trabajo y solidaridad.

Sánchez Menchero considera que todas y todos deberán realizar, ante el aumento de contagios por la COVID-19, un “segundo esfuerzo” como el que el estadounidense Vince Lombardi supo llevar a cabo en el ámbito deportivo: fuerza mental, preparación física y resiliencia.

El titular del CEIICH deja en claro que durante la pandemia, gracias a los sistemas de cómputo y redes de la UNAM, el Centro cuenta con el apoyo de diversas entidades universitarias para efectuar –de manera virtual– reuniones, impartición de clases, videoconferencias o webinarios con el uso de plataformas.

“También ha sido posible, mediante los acuerdos reglamentarios firmados por nuestras autoridades universitarias, poder proseguir con trámites académicos y administrativos. Sin embargo, aún queda pendiente instalar en nuestra área administrativa los programas SIAF y SIRF que posibiliten realizar a distancia registros presupuestales, contables y de control de inventarios del Centro”, indica.

Mauricio Sánchez enfatiza que el CEIICH explora un sistema de ventas en línea con el fin de difundir y ofrecer un acceso más amplio a sus publicaciones impresas o electrónicas -libros y revistas-, al igual que su oferta de actividades de educación continua en línea.

“La apuesta definitiva del Centro está dirigida a las nuevas generaciones de estudiantes; a la generación de espacios para jóvenes cuya formación y perfil demandan diálogo, trabajo en equipo, aporte de ideas y planteamientos, con el fin de dar un paso adelante para desarrollar investigaciones enfocadas a la solución de problemas actuales y nuevos retos venideros”, dice.

Sus orígenes

Con Jorge Carpizo McGregor como rector de la UNAM, el 20 de enero de 1986 se constituyó institucionalmente el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Humanidades, siendo su primer director el exrector Pablo González Casanova, quien en su momento declaró que los temas que se estudiarían serían de vital importancia para la vida del país, ya que la universidad mexicana debe jugar un papel significativo, tanto para investigar los problemas que enfrenta la nación, como para el estudio riguroso de las posibles soluciones.

Debido a los enfoques dinámicos que trataron de dar respuesta a las ciencias, el 28 de abril de 1995 se le encomendó la tarea de ampliar sus funciones para integrar, de manera institucional, las disciplinas científicas, por lo que en ese año adquirió el nombre actual: Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades.

Se inició con seis investigadores apoyados por 14 técnicos universitarios que desarrollaron sus actividades a través de siete seminarios permanentes. En la actualidad, el personal académico está integrado por 44 investigadores y 19 técnicos académicos, organizados en 11 programas de investigación.

A partir de su creación, el CEIICH ha experimentado una transformación constante, dedicándose a construir puentes entre disciplinas científicas, sociales y humanísticas para desentrañar problemas y realidades complejas, por lo que sus proyectos de investigación contribuyen a la generación de conocimiento original, al análisis y solución.

Mediante la docencia impartida en la UNAM se estimula la formación de nuevas generaciones de especialistas, y la difusión de proyectos se realiza a través de encuentros académicos, diplomados y cursos presenciales y a distancia, publicaciones arbitradas por pares y una vasta producción editorial.

Por la naturaleza de sus proyectos constituye un espacio privilegiado donde pueden abordarse con libertad los temas de coyuntura que tienen una notable influencia en la vida social, económica, política y cultural de México, cuya comprensión requiere de diferentes áreas del conocimiento.

Esto hace atractivo a este Centro para nuevos científicos de otras dependencias universitarias e instituciones fuera de la UNAM, de tal manera que se impulsa la investigación interdisciplinaria e interinstitucional.

Festejo

De acuerdo con Sánchez Menchero, la celebración incluye diversas actividades en las que compartirán la visión interdisciplinaria para la construcción del conocimiento, al dar cuenta de lo que hacen los distintos programas de investigación.

El miércoles 20 se transmitirá la videoconferencia inaugural “Los retos actuales de la seguridad alimentaria, una visión global desde la interdisciplina”, que dictará Hugo Melgar-Quiñonez, de McGill University, Canadá; será comentada, en un diálogo multidisciplinario, por Jorge González.

El 17 de febrero Jesús Ramírez, experto en el tema de las neurociencias, expondrá algunos avances de la disciplina y reflexionará sobre el enfoque interdisciplinario en el área, además de las posibles afectaciones del coronavirus al sistema nervioso.

Asimismo, del 17 al 21 de mayo el CEIICH encabezará el Tercer Congreso Latinoamericano de Investigación y Educación Superior Interdisciplinaria, que se llevará a cabo de manera virtual. Incluirá dos  mesas en las cuales se analizará la importancia del enfoque interinstitucional de la investigación interdisciplinaria.

“A lo largo del año 2021 seguiremos organizando mesas de reflexión relacionadas con las distintas experiencias generacionales en el Centro; además, serán invitados a participar investigadores de otros países quienes también trabajan de manera interdisciplinaria”, concluye.