Reconoce CNDH el trabajo de Jan Jarab en favor de los Derechos Humanos en México y celebra su designación como Representante de la Oficina Regional de la ACNUDH para América del Sur

Nacional

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) celebra la designación de Jan Jarab como Representante en la Oficina Regional ONU-DH para América del Sur, luego de que en los últimos tres años y medio se desempeñó como Representante de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos en México, con quien se llevó a cabo un intenso trabajo interinstitucional y de estrecha colaboración en favor de las víctimas de violaciones a los derechos humanos y una mejor defensa de éstos en el país.
Este Organismo Constitucional Autónomo reconoce el respeto y trabajo con que se condujo la relación entre ambas instituciones, en especial para abordar temas de gran relevancia en materia de derechos humanos, como los casos de personas desaparecidas en el país, la consulta previa, libre, informada, culturalmente adecuada y de buena fe a pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas ante megaproyectos que puedan afectarles, tortura, centros penitenciarios, violencia contra mujeres, impunidad, agravios a periodistas y personas defensoras de derechos humanos, migrantes, así como prisión preventiva oficiosa, Guardia Nacional y Fuerzas Armadas.
Entre los asuntos de mayor trascendencia e interés que recientemente fueron tratados por ambas instituciones está la política social, acerca de la cual mostró interés por conocer si ésta se encuadra en un nuevo paradigma basado en un enfoque de derechos humanos, y el respaldo que dio a la postura de este Organismo Constitucional Autónomo en cuanto a que las decisiones en materia de política social no afecten las tareas en favor de niñas y niños, mujeres víctimas de violencia y personas mayores y usuarios de medicamentos.
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos destaca el valor del trabajo desarrollado en nuestro país por Jan Jarab, a quien expresa sus mejores deseos de éxito personal y profesional en su nueva encomienda que tendrá como base la ciudad de Santiago de Chile, con la certeza de que su profesionalismo y sensibilidad impactarán favorablemente la causa de los derechos humanos en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay.