El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó el corte informativo sobre los hechos ocurridos en Tlahuelilpan, Hidalgo, el pasado viernes. Este domingo se reportan 81 heridos, 79 fallecidos, 2 altas por mejoría y una alta voluntaria.

De acuerdo con el secretario de Salud, Jorge Alcocer, autoridades federales y estatales continuarán este día con visitas a los lesionados que se encuentran en los hospitales de la Ciudad de México, Estado de México e Hidalgo; además, informó que se realizarán traslados a otros nosocomios como el Instituto Nacional de Rehabilitación para recibir atención especializada.

Como parte de las indagatorias y transparencia en los resultados, el presidente informó que el día del incidente, luego del cierre de válvulas en ductos al detectarse la fuga, quedaron contenidos en los tubos y en las partes bajas un aproximado de 10 mil barriles.

“A pesar de que se cierran las válvulas, cuando hay un aviso, queda mucho combustible. El primer informe que yo tuve acerca de esto es que quedaba en el tubo, por eso tardó tanto el incendio, quedaban 10 mil barriles a pesar del cierre. Pero, además, hay partes bajas que es este caso y otros, incluso, donde se ponen más tomas clandestinas es en las partes bajas.

Le va a corresponder no a la fiscalía investigarlo ¿a qué hora se cerró la válvula? ¿Quién dio el aviso? ¿Si se actuó en tiempo? Todo. Es investigar todo, no descartar ninguna hipótesis y decir la verdad”, explicó el jefe del Ejecutivo.

Junto con el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, el presidente informó que se encuentran en espera de la aprobación de la reforma para la aplicación de la figura de extinción de dominio de los predios vinculados a actividades delictivas, como el robo de hidrocarburos.

“Claro que se va a aplicar la ley. Y por eso estamos planteando que el Legislativo nos apruebe la reforma para extinción de dominio, para robo de combustible, para corrupción, delitos graves sin derecho a fianza”.

A partir de mañana la FGR emitirá números telefónicos y centros para que la población pueda acudir a denunciar el robo de combustible, con la confianza de que recibirán protección y secrecía.

Las diligencias hasta ahora realizadas arrojan primeras hipótesis, por lo que no se puede emitir una versión final de los hechos, sin embargo, el fiscal aseveró que se buscará a los responsables de la tragedia y que no se victimizará a las comunidades.

El presidente reiteró que la actuación de las Fuerzas Armadas fue correcta y se trabajará en la revisión y perfeccionamiento de los protocolos ante situaciones como la del pasado viernes en Tlahuelilpan.

Afirmó que la Fiscalía General de la República operará con independencia; “si bien debemos coordinarnos y cooperar, la Fiscalía es un organismo autónomo”.

“Nunca vamos a dar orientación o consigna para tomar represalias o fabricar delitos; el presidente no va a dar instrucciones al fiscal”, subrayó.

Recordó que en los próximos días visitará poblados aledaños al ducto Tuxpan-Azcapotzalco para hacer un llamado a no participar en el robo de combustibles y ofrecer alternativas de bienestar, de desarrollo.

“En el Plan contra el robo de combustible no vamos a dar marcha atrás, no vamos a ceder (…) creamos un ambiente de confianza, se fortalecerá Pemex como empresa estratégica del Estado y esto va a mejorar sus finanzas sustancialmente”, enfatizó.