Recibe Luis Ángel Vargas Castro el Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes 2024

Cultura
  • Su poemario aborda el tema urgente del cambio climático con un registro original, destacó el jurado

La Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), a través de la Coordinación Nacional de Literatura, y el Estado de Aguascalientes, por medio del Instituto Cultural de Aguascalientes, otorgaron el Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes 2024 a Luis Ángel Vargas Castro, por su obra El estómago de las ballenas.

El jurado del premio, integrado por Kyra Galván, Elisa Díaz Castelo y Carla Faesler, tras revisar los diversos trabajos presentados para el certamen, decidió otorgar el premio a este poemario debido a que aborda el tema urgente del cambio climático con un registro original y un uso afinado de la ironía. De acuerdo con el acta deliberativa, muestra un profundo conocimiento del lenguaje y sus recursos, y mantiene la tensión de principio a fin, es unitario sin descuidar la fuerza del poema individual, y lo distingue su acercamiento a la ciencia ficción y lo especulativo con un sustento teórico bien integrado.

Para Luis Ángel, recibir el Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes 2024 significa el mejor estímulo para seguir escribiendo en un momento en el que se había planteado qué rumbo iba a tomar su escritura: “Este libro lo escribí hace unos tres años, y había dejado mis procesos creativos de lado por diferentes cuestiones, un poco replanteándome qué era lo que quería hacer, cómo quería continuar creando. Entonces este premio llega en un momento en el que había cuestionamientos sobre mi propia escritura, y me hace sentir contento porque entiendo la importancia del premio, entiendo toda la tradición que hay tras un premio de esta magnitud”.

El estómago de las ballenas, en palabras de su autor, surge como una indagatoria en torno a los procesos humanos en el mundo conflictivos con el medio ambiente: “A mí me interesaba explorar cuál era el papel fundamental de los seres humanos en todo este proceso de cambios en el planeta, un poco para poner en relieve cuál ha sido nuestro efecto sobre la naturaleza. Y son temas que me interesan desde hace tiempo, diría que desde la infancia, porque el contexto en el que crecí tiene que ver con un ambiente natural.

“Quizá me tardé en llegar a esos temas, pero siento que lo escribí en el momento en el que tenía que escribirlo, sobre todo después de que algunos fenómenos confirman todo este proceso de devastación que es ocasionado por la mano del ser humano. Entonces El estómago de las ballenas pretende un poco problematizar estas relaciones del hombre con su medio ambiente”, agregó.

Luis Ángel también refirió que en su poemario hay un tono de crítica y cinismo como un mecanismo para evidenciar estas acciones del hombre a través de la literatura: “Quería hacer un libro que se sintiera cercano con un lenguaje asequible para el grueso de los lectores, porque me ha interesado en los últimos años explorar la poesía desde ese tipo de lenguaje cercano; lo considero un libro bastante sencillo, un libro que nace de preocupaciones muy personales.

“Me siento contento que haya tenido la oportunidad de ser leído en un premio como el Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes, porque es quizá el último proyecto de poesía que he realizado”, expresó.

Ángel Vargas (Acapulco, 1989) estudió Lengua y Literaturas Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha publicado los libros de poesía A pesar de la voz (2016), Límulo (2016), El viaje y lo doméstico (2017), Búnker (2019), Antibiótica (2019) y [nada de cruces] (2022), así como el libro para niños El verdadero nombre de los huracanes (Ilustraciones de Enrique Torralba, 2023).

Ha ganado el Certamen Nacional de Literatura Laura Méndez de Cuenca 2021 en el área de poesía, el Premio Nacional de Poesía Joven Elías Nandino en 2019, el Premio Estatal de Poesía María Luisa Ocampo en 2015, entre otros. Ha sido becario del Pecda Guerrero (2013), del Programa de Jóvenes Creadores del Fonca (2014-2015; 2019-2020) y de la Fundación para las Letras Mexicanas (2017-2019).