Close
Una manera distinta de leer...

Rechaza diputada Leticia Varela iniciativa de Ley de Bienestar Animal

La diputada de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, Leticia Varela Martínez, expresó su rechazo a la iniciativa que llevaría por nombre Ley de Bienestar Animal, porque representa un retroceso para los derechos de los animales que ahora son considerados por la Constitución capitalina como seres sintientes a los cuales se les debe dar un trato digno y, sobre todo, respetar la vida.
Ese proyecto “no debe pasar en la Cámara de Diputados porque dejaría a los animales en un completo estado de indefensión”, afirmó Varela Martínez, quien propuso a los diputados federales de su partido, José Guadalupe Ambrocio Gachuz y Martha Olivia García Vidaña, servir de vínculo para una reunión con los grupos dedicados a la protección y bienestar animal con el objetivo de analizar la iniciativa que presentaron el pasado 23 de abril en el Palacio Legislativo de San Lázaro.
“En este momento veo una magnífica oportunidad para construir una iniciativa en aras de contar con una legislación a nivel nacional que contemple avances en favor de la protección de los animales”, expresó Varela Martínez.
La diputada por Coyoacán y Benito Juárez afirmó que la propuesta para expedir la Ley General de Bienestar Animal “representa un retroceso”, cuando la Ciudad de México es un referente en materia de protección animal”.
La Constitución, en su artículo 13, establece que los animales son seres sintientes y, por lo tanto, deben recibir un trato digno, mientras que el inciso e del numeral 2 del artículo 23 señala que las personas deben respetar la vida y la integridad física de los animales como seres sintientes, así como brindarles un trato digno y respetuoso, precisó.
Comentó que la agenda de protección a los animales no humanos en nuestro país “ha ido avanzando, prueba de ello es que en México existe ya una iniciativa denominada Bancada Animalista MX, la cual se integra por autoridades del ámbito ejecutivo municipal, local y federal, legisladoras y legisladores de todos los partidos políticos tanto a nivel local como federal, los cuales reconocemos que la protección a los animales es un reflejo del nivel de sensibilización de nuestra sociedad”.
La legisladora Leticia Varela ratificó en una carta enviada a los legisladores de su partido su postura en contra de que sean sacrificados los animales que deambulen en las calles en los centros antirrábicos; a las peleas de gallos y a las corridas de toros que provocan la muerte de los animales por dolor, golpes y ahogamiento con su propia sangre, respectivamente.
Consideró que la propuesta de Ley de Bienestar Animal contiene una serie de contradicciones, como es el caso de los Artículo 77 y 59, en materia de prohibición que a la letra señala:
I. Provocar la muerte de animales por envenenamiento, ahogamiento, el uso de ácidos corrosivos e instrumentos punzo cortantes, golpes, así como el uso de métodos o procedimientos que causen dolor o prolonguen la agonía de estos. Se exceptúa de lo anterior el uso de venenos y productos similares que se utilicen para el control y combate de plagas;

Artículo 59. Las disposiciones del presente capítulo se refieren a los animales usados en deportes y espectáculos, tales como: de manera enunciativa más no limitativa, obras de teatro, ferias, carreras de caballos y perros, equitación, polo, charrería, jaripeo, corridas de toros, novilladas y festivales taurinos, peleas de gallos u otros animales, o aquellos utilizados en la industria de la televisión y el cine.”
“La contradicción que encuentro es que para el supuesto de las peleas de gallos o cualquier otro animal, cualquier pelea lleva implícita la provocación de un dolor. En el caso de las corridas de toros se provoca la muerte del animal por ahogamiento con su propia sangre, por el uso de instrumentos punzo cortantes, métodos los cuales causan dolor y prolongan la agonía del animal. En estos supuestos antinómicos ¿qué norma prevalecería?”, refirió.
Varela Martínez consideró que en el artículo 60, fracción I, “veo que se esfuma una gran oportunidad para establecer en la Ley General un piso mínimo para las entidades federativas de donde partir y por medio del cual no se permitan espectáculos que pongan en riesgo la salud, integridad y vida de los animales.
“Artículo 60. Las legislaturas de las entidades federativas, en el ámbito de sus respectivas competencias, emitirán las disposiciones correspondientes a efecto de regular.
I. La utilización de animales en deportes y espectáculos públicos. En aquellas entidades donde se permitan espectáculos que pongan en riesgo la salud, integridad y vida de animales, se deberá garantizar el bienestar de estos en caso de que sobrevivan, o bien aplicarles la eutanasia, de acuerdo a lo establecido en el título cuarto de la presente ley;”

Dijo que el artículo 84 de la iniciativa versa sobre la particularidad que tendrán los sacrificios con motivos de ritos religiosos, aspecto en el cual “no me queda más que expresar categóricamente que el no causar dolor o prolongar la agonía de algún ser vivo debe estar por encima de cualquier rito litúrgico o creencia religiosa”.
Sobre el artículo 76 y acerca de las funciones de los Centros de Prevención y Control de Zoonosis, los cuales podrán provocar la muerte de los animales como medida de control sanitario de poblaciones ferales y animales que deambulen libremente por la vía pública, de conformidad con lo establecido en la presente Ley, las normas oficiales mexicanas o demás disposiciones aplicables, la legisladora de Morena consideró que “pareciera que dichos Centros harían las funciones de lo que hoy identificamos como Centros Antirrábicos”.
En tal sentido, la representante popular compartió a sus compañeros de partido la Carta Compromiso de “Derechos de los Animales”, signada por el ahora Presidente, Andrés Manuel López Obrador, el día 01 de mayo de 2018, la cual se pronuncia contra el exterminio de los animales.
Dijo que dicha carta señala que ningún animal de compañía será sacrificado más que por lesiones incompatibles con la vida, además de implementar cursos y talleres de cuidados de los animales de compañía; tenencia responsable; impulsar y fomentar jornadas de adopción en todo el país; e implementar jornadas de esterilización permanentes.
En corresponsabilidad con las Asociaciones, Refugios, Activistas y Sociedad Civil, se propone que las Autoridades Gubernamentales en sus tres órdenes de Gobierno generen un cambio de actividades en los espacios definidos como “Antirrábico”, transformando la percepción de Centros de exterminio animal, hacia Centros de Adopción y Bienestar Animal, agregó.
“Veo por redes sociales que han tenido a bien reunirse con distintos grupos interesados en el tema, por lo cual les propongo servir de vínculo para reunirnos también con grupos dedicados a la protección y bienestar animal para analizar la iniciativa que llevará por nombre Ley General de Bienestar Animal”, reiteró. “, reiteró.

scroll to top