Rechaza Acción Nacional manipulación de núcleos indígenas; pide reconocimiento de sus derechos

Nacional

Frente a los intentos de plagio en diseños, ataques a sus derechos humanos y falta de políticas públicas que empoderen a los pueblos indígenas, la presidenta del Consejo Técnico de Cultura del CEN del PAN, Wendy González Urrutia, planteó al Gobierno federal diseñar mecanismos y una legislación de acceso a estructuras de justicia, eficiente como hoy en día sucede con cualquier ciudadano que recurre al Estado.
“Los núcleos indígenas del país no resisten más las embestidas sociales de discriminación y basta de que sea grupos a expensas de programas de asistencia; por derecho tienen que ser acreedores a beneficios del Estado como salud, educación, vivienda y oportunidades de empleo de forma igualitaria como sociedad”.
Por ello, pidió al Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías y a la Secretaría de Cultura federal, habilitar de manera urgente quioscos de denuncia en comunidades para la atención de cada uno de los 20 grupos indígenas con mayor población del país, esto, en víspera de la consulta sobre su reconocimiento de derechos que se hará en el país.
Dijo que es un sector vulnerable que sí requiere de una agenda de política pública especial con acceso a la justicia y a la no discriminación. “Hay marcas y grupos que han trasgredido el derecho a la propiedad intelectual indígena, lo cual, ya no debe suceder y se deben plantear mecanismos que blinden sus ideas ya reconocidas como un Patrimonio”.
Advirtió que la cultura indígena debe tener voz en las estructuras políticas, jurídicas y económicas de México y no quedarse fuera.
“El Partido Acción Nacional apoya y respalda el reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas, como una de las bases primordiales y de doctrina, que es la salvaguarda de los derechos sociales y humanos de cada individuo”.
La panista sostuvo que estas comunidades han tenido que esperar por más de 20 años para que sus derechos sean reconocidos y apeló porque México sea pionero de garantizar y estimular estos propósitos, tras lanzar un llamado al Congreso de la Unión a destrabar las iniciativas rezagadas.
Concluyó al señalar que de manera ancestral, los gobiernos han “pisoteado” los derechos indígenas sin importar los aportes culturales que le han sido conferidos al país, que hoy son valor y Patrimonio de la Humanidad a nivel nacional e internacional.