En la inauguración del Foro virtual “Las áreas naturales protegidas como instrumentos para la reactivación económica y el bienestar social”, la diputada Julieta Macías Rábago (MC), secretaria de la Mesa Directiva, lamentó que el presupuesto a este sector ha ido cayendo en picada, mientras la superficie a proteger se ha incrementado; con recursos insuficientes no se logra su conservación y desarrollo.

Afirmó que los recursos destinados a las áreas naturales protegidas no son un gasto sino una inversión; se ha demostrado que por cada peso orientado a su conservación se recupera la inversión y se generan recursos adicionales que impulsan el desarrollo y mejoran las condiciones de vida de las comunidades involucradas.

Además, dijo, los derechos que se cobran por el acceso a las áreas naturales protegidas no regresan para destinarse al propósito que la Ley de Derechos dispone en el artículo 198. La concentración de fondos en ciertas zonas que reciben más visitantes y otras que no los generan y el desconocimiento del destino de los recursos, complican su atención.

Indicó que México cuenta con 182 áreas naturales protegidas que suman casi 91 millones de hectáreas; representan una sexta parte del territorio nacional, como parques naturales, reservas de la biosfera, zonas de protección de flora y fauna, santuarios y monumentos naturales, que coadyuvan a mantener el ecosistema y proveen a la economía.

Se busca dar mayor visibilidad a las áreas naturales protegidas

La presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, diputada Patricia Terrazas Baca (PAN), propuso una iniciativa que genere recursos para atender mejor a las áreas naturales protegidas, como en la Ley de Derechos que especificará que el cobro a los visitantes por ingresar se utilizará para las mismas; que “no fuera un recurso opaco o únicamente manejado por unos cuantos, que al final, se utilizara para cosas personales y no para lo que realmente se necesita”.

Este foro tiene como objetivo dar mayor visibilidad a la importancia que tienen las áreas naturales protegidas como base para el crecimiento económico y el bienestar social de las y los mexicanos y del mundo, dijo.

Planteó revisar las políticas públicas con un marco legal y un presupuesto robusto que asegure la protección del medio ambiente para las futuras generaciones. El cambio climático también se tiene que observar porque es un riesgo latente y urge colocarlo en la agenda prioritaria del país; sin ello, no habrá sociedad que proteger.

Áreas naturales protegidas permiten conservar la biodiversidad

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Erasmo González Robledo (Morena), dijo que las áreas naturales protegidas son espacios cuya ubicación estratégica permite la conservación de la biodiversidad, sus recursos y preservar el hábitat de miles de especies proporcionando un sinnúmero de beneficios paisajísticos, culturales y productivos que abonan al bienestar de las poblaciones aledañas.

Agregó que un elemento trascendental para el correcto funcionamiento de estas áreas es asegurar el flujo de recursos económicos y financieros suficientes para que continúen otorgando los beneficios que proporcionan a sus comunidades y al mismo tiempo mantengan su rol en la conservación de la biodiversidad.

Presupuesto para el sector ambiental es muy bajo

Andrés Ávila Akerberg, director ejecutivo de Política y Legislación Ambiental (POLEA), comentó que el presupuesto para el sector ambiental es muy bajo, ya que es menos del uno por ciento del total nacional, y el recurso a la Comisión Nacional del Medio Ambiente ha disminuido a casi la mitad en los últimos 5 años. Indicó que al atender este sector, también se atiende lo económico y lo social.

En el 2020 se destinaron 10 pesos para la protección por hectárea de áreas naturales

Beatriz Olivera Villa, coordinadora de Noroeste Sociedad Civil para la Sustentabilidad Ambiental (NOSSA), indicó que en 2020 se destinaron 10 pesos para la protección por hectáreas de las áreas naturales protegidas. “Es una cifra lamentable, la agenda ambiental no está teniendo ni la relevancia e importancia que debiera tener”.

Agregó que por eso este foro es para llamar la atención a no dejar pasar las oportunidades, atenderlas y establecer mecanismos que logren su reactivación económica ante la pandemia. Además, entender que no son una carga fiscal.