Realizan el conversatorio “El futuro del sistema de salud en México: una visión integral”

Política

La Comisión de Salud, que preside el diputado Emmanuel Reyes Carmona (Morena), realizó el conversatorio “El futuro del sistema de salud en México: una visión integral”, con la participación de académicos y representantes de fundaciones, consorcios y alianzas de prestadores privados de estos servicios.

Reyes Carmona expuso que esta instancia legislativa busca hacer posible una política pública encaminada a cumplir con el artículo 4° de la Constitución, y así de garantizar salud gratuita a la ciudadanía.

Enfatizó que para llegar a un sistema de salud que verdaderamente atienda las necesidades de las y los mexicanos, se requiere escuchar a los sectores público y privado para saber los retos que enfrentan.

El diputado asumió el reto de dar apertura a todas y todos para que se construya, abone y aporten elementos que fortalezcan al sistema de salud.

El secretario de la Comisión de Salud, diputado Éctor Jaime Ramírez Barba (PAN), dijo que este evento tiene el objetivo de conocer las oportunidades y retos en la prestación de servicios de salud, quiénes son los beneficiarios y los derechohabientes de instituciones públicas. Precisó que “lo que aquí se informe se estará revisando en las comisiones de Salud y de Seguridad Social”.

Ponentes

Patrick E. Devlyn Jr, presidente de la Alianza de Prestadores Privados de Servicios de Salud (APPSS), resaltó que la pandemia del Covid-19 mostró el valor fundamental que tiene la salud y lo importante que es abordarla sin ataduras ideológicas, por lo que es necesario retomar una visión donde las y los pacientes sean el centro del sistema, además de cumplir con el derecho constitucional de garantizar el acceso a toda la ciudadanía.

El director general del Consorcio Mexicano de Hospitales (CMH), Javier Potes González, comentó que si bien el sistema privado de salud es robusto, se necesita mayor integración. El paciente debe ser el centro del modelo y considerar la creación de mecanismos financieros con el sector privado que vuelvan más eficiente el gasto para dar accesibilidad a la población, sugirió.

El presidente ejecutivo de la Fundación Mexicana para la Salud, Héctor Valle Mesto, resaltó que el sistema ha tenido una subinversión a lo largo de 30 años. “Eso implica un impacto en personal de salud, infraestructura y acceso a medicamentos y dispositivos”. Estimó que “si seguimos así, para 2030 vamos a requerir más 300 mil médicos”, por lo que consideró que se debe repensar cómo trabajar de mejor manera e incorporar tecnologías como la telemedicina.

El presidente del Instituto Internacional de Futuros de la Salud, Enrique Ruelas Barajas, habló de crear un sistema dual de salud. “Necesitamos un sistema capaz de desempeñar dos funciones interdependientemente articuladas en la intercepción entre ambas: atención efectiva de la enfermedad y salutogénesis social; eso implica que tenemos que seguir siendo cada vez mejores médicos, enfermeras y tener mejores hospitales”.

La presidenta de la Asociación Mexicana de Diabetes A. C, Gabriela Allard Taboada, indicó que a fin de alcanzar un sistema de salud eficaz es preciso ver a la iniciativa privada y asociaciones civiles como aliados estratégicos, así como crear un mecanismo donde las instituciones de gobierno puedan apoyarse en las particulares en servicios muy especializados o en tratamientos de enfermedades específicas.

Javier Picó, consultor de Lifesciences Consultants, dijo que si México desea llegar a un nuevo sistema de salud no puede olvidar cuáles son los planteamientos que la sociedad demanda. Apuntó que no hay tiempo de recuperar lo perdido, por lo que es fundamental trabajar para que se tenga un historial clínico accesible, a fin de hacer eficiente el sistema de salud.

Mariana Barraza Lloréns, socia fundadora de Blutitude, resaltó que las necesidades de salud aumentarán y se volverán complejas por los cambios demográficos y epidemiológicos. Consideró que mientras no se modifique la disponibilidad de recursos del Estado y las asignaciones en salud, difícilmente habrá cambios estructurales para aumentar el gasto e igualar la disponibilidad de recursos.

Jorge Azpiri López, director de Expansión y Desarrollo TecSalud,

precisó que los requerimientos en salud son variantes porque “las condiciones de salud de la población cambian, la media de edad, las enfermedades, las tendencias de consumo van cambiando; entonces, nuestro sistema de salud tiene que irse adaptando”. Consideró que un proyecto exitoso debe ser planteado con metas y estrategias de largo plazo que logren la equidad en la atención y cobertura.

Sofía Charvel Orozco, académica del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), sostuvo que la “atención primaria lleva muchos años abandonada. No hay atención integral para los pacientes; es decir, ha estado en abandono y sigue así”. Enfatizó que se requiere explorar áreas de colaboración entre el sector privado y el público.

José Alarcón Irigoyen, académico de la Universidad Anáhuac, propuso crear un plan de ruta para la transición a un sistema universal con la característica de libertad de elección del ciudadano respecto de su prestador de servicios. “Es urgente contar con un procedimiento de atención que esté radicado en la prevención”.