Realiza COEPRIS BC recomendaciones a pescaderías de San Quintín por cuaresma

Estatal

SAN QUINTÍN, BC.- Para evitar intoxicaciones en la población la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios de Baja California (COEPRIS BC), está realizando recomendaciones a las pescaderías de la zona de San Quintín, ante la presente temporada de Cuaresma, donde no se han encontrado productos en mal en estado.

Por ello se han visitado establecimientos en la zona de Camalú, San Vicente y San Quintín, exhortándolos a cuidar los productos, mantenerlos en refrigeración, cuidando sobre todo la limpieza del lugar, así como que el agua con la que se limpien los pescados, crustáceos y moluscos sea potable para evitar su contaminación.

Cuando se vendan hacer énfasis a las y los consumidores para que revisen que los pescados estén frescos, así como los ojos y la piel se encuentre brillante, escamas bien adheridas y tenga buen olor; en el caso de moluscos como almejas, ostiones, entre otros la concha debe estar bien cerrada, sin estar rota.

Es importante evitar consumir estos productos crudos, además de que el limón no mata las bacterias en los alimentos, siempre procurar consumirlos en las siguientes 24 horas después de su preparación para que no se contaminen o desarrollen bacterias.

Todos los establecimientos deben contar con su aviso de funcionamiento y la constancia de fumigación no mayor a los últimos 6 meses a la vista del público, por ello COEPRIS pone a la disposición sus redes sociales para recibir denuncias por malas prácticas del manejo de comida.

En caso de encontrar estas anomalías como recipientes sucios, productos en mal estado, mala higiene por parte del personal, pueden ser acreedores a sanciones y suspensión del establecimiento.

Las verificaciones se realizarán de forma aleatoria durante toda la Cuaresma, buscando evitar afectaciones a la salud de la población, como lo marca la Norma Oficial Mexicana 242 donde se marcan los lineamientos para verificar estos productos de los cuales se toma una muestra para enviarlos al laboratorio para constatar su calidad.