Que madres buscadoras se integren a la Comisión Nacional de Búsqueda, propone ante el Senado Sylvana Beltrones

Política
  • Planteó la creación de programas de trabajo temporal y medidas de protección a familiares de personas no localizadas.
  • La realidad lastimosa es que las familias de las víctimas de desaparición son quienes, ante la inacción del Estado, se ven obligadas a realizar las funciones que le corresponden a las autoridades. Son ellas quienes buscan a sus seres queridos con sus propias manos y pocas herramientas. Esta situación no solo es injusta, sino que también es inhumana” precisó la Senadora de la República.

De acuerdo al Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO), en México hay 313,751 registros de personas reportadas como desaparecidas o no localizadas. El Estado de Sonora cuenta con un registro de 5 mil 015 hombres y 2 mil 376 mujeres reportados como desaparecidos.

“La realidad lastimosa es que las familias de las víctimas de desaparición son quienes, ante la inacción del Estado, se ven obligadas a realizar las funciones que le corresponden a las autoridades. Son ellas quienes buscan a sus seres queridos con sus propias manos y pocas herramientas. Esta situación no solo es injusta, sino que también es inhumana; las familias de las víctimas ya están soportando un dolor inmenso, y no deberían tener que cargar además con la responsabilidad de la búsqueda y la investigación y mucho menos exponerse a los riesgos”, señaló la legisladora y Vicepresidenta del Senado, Sylvana Beltrones Sánchez.

El establecimiento de Grupos de Búsqueda especializados y la integración de familiares de personas no localizadas como auxiliares, no solo facilita la colaboración interinstitucional, sino que incentiva a tener un enfoque humano y sensible que reconoce el vínculo familiar; así mismo proporciona un marco formal para proteger y empoderar a aquellos en la búsqueda.

La legisladora agregó que la iniciativa presentada atiende las exigencias de los acuerdos tomados en una reunión que sostuvo Manlio Fabio Beltrones, con un grupo de madres buscadoras. Además, incluye la creación de programas de trabajo temporal para los familiares de personas no localizadas por parte de la Comisión Nacional de Búsqueda, mismos que contemplan medidas de protección que salvaguarden la vida e integridad de los familiares auxiliares, seguros de vida durante el tiempo de su encargo y las herramientas que sean necesarias para el desempeño de su labor.

Otro aspecto fundamental de la propuesta, es contar de forma pronta y expedita con datos genéticos para la identificación humana de los cadáveres que se encuentran en los servicios forenses estatales. De igual forma, resulta necesario que la Fiscalía informe anualmente al Senado de la República del estado y avances del Banco Nacional de Datos Forenses.

“Con estas medidas se ofrece una respuesta justa y necesaria del Estado mexicano, enfocándose no solo en la reparación del daño, sino también en la prevención de futuros perjuicios a quienes llevan a cabo esta valiosa y ardua tarea”, puntualizó la Senadora Sylvana Beltrones.