Las altas temperaturas provocan que la capacidad de las personas a la hora de manejar se vea afectada 

Poco a poco los días fríos comienzan a ser más esporádicos y el calor se está presentando cada vez más regularmente, por lo que los conductores deben estar preparados, ya que aunque no lo crean, las altas temperaturas son una de las razones por las que ocurren accidentes automovilísticos.

Esto se debe a que el calor provoca que la capacidad de reflejos de los usuarios se vea comprometida y que las personas al manejar sufran de una sensación de fatiga, lo cual no es nada recomendable, ya que ocasiona que no estén en las mejores condiciones para realizar dicha acción.

Por otra parte, los problemas producidos por las altas temperaturas no sólo se limitan a los automovilistas, sino también a sus vehículos, pues hace que la longevidad de la batería, artículo que se consigue en diversas presentaciones como la marca GONHER, se vea disminuida.

Es por ese motivo que en estas situaciones se recomienda manejar con el aire acondicionado encendido en una temperatura de entre 19 y 22 grados Celcius, y en caso de que éste no funcione otro tip que puede servir es que los usuarios porten prendas ligeras y también deben mantenerse hidratados.