Proteger el autotransporte de carga, fundamental para garantizar el abasto: Coparmex

Por su carácter esencial, el servicio de autotransporte de carga no puede detenerse aún en las condiciones más adversas como las que en la actualidad enfrentamos con la pandemia del coronavirus COVID-19.

La industria del autotransporte de carga tiene como prioridad la salud, por lo que han implementado todas las medidas sanitarias para poder seguir operando, cuidando y colocando en primer lugar la salud de todos sus colaboradores.

El sector -que en el 2018 movió el 56 por ciento del total de las mercancías del país, que equivalen a 547 millones de toneladas- apoya las diversas propuestas de los organismos empresariales para preservar el empleo y garantizar la supervivencia de las empresas, entre estas los estímulos fiscales.

Pero, por su carácter esencial, el sector solicita a las autoridades correspondientes, de los tres niveles de gobierno, las condiciones de seguridad necesarias en carreteras, zonas de carga y descarga durante la presente contingencia.

Por ello, con el objeto de blindar los corredores contra la delincuencia, proponen adoptar el modelo del Centro de Reacción inmediata, para atender el robo al autotransporte de carga que se instaló en el C4 de Puebla, en las rutas de mayor incidencia: México-Puebla-Veracruz-Tabasco; México-Querétaro-Guanajuato-Lázaro Cárdenas.

Asimismo, solicitan suspender todos los procesos de sobre regulación al autotransporte de carga, que en estados y municipios siempre ha sido un punto que debilita la cadena logística y de distribución.

Es por esto que es indispensable eliminar las restricciones de circulación y de horarios a nivel local, disposiciones que además de generar cobros excesivos por permisos de circulación y/o de carga y descarga, entorpecen e incrementan los costos de los productos. Asimismo, se deben de evitar medidas que obsticulizan la función del autotransporte como el registro de vehículos de actividades esenciales.

La mayoría de estas regulaciones se aplican sin efectuar estudios de impacto acerca del desabasto que sufriría la población, tanto en la distribución como en la oferta y demanda de los bienes y servicios transportados por el sector.

En la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) exigimos se garantice el bienestar social ante la contingencia sanitaria y económica a la que nos enfrentamos, cubriendo el abasto y no limitando al sector del autotransporte de carga durante la circulación y la distribución de mercancías en ningún nivel de gobierno.