La alcaldesa Clara Brugada Molina puso en marcha el programa Iztapalapa abriga a su población 2021, mediante el cual se distribuirán 10 mil cobijas en viviendas donde habite al menos un adulto mayor, sean parte de la población vulnerable económicamente y se ubiquen en las zonas altas de la sierra de Santa Catarina, así como en los alrededores de los cerros de la Estrella y del Peñón, donde se percibe más el frío invernal.

El arranque de este programa, que tiene como prioridad la protección de los habitantes que superan los 60 años de edad, se realizó en el centro comunitario de San Francisco Apolocalco, en la sierra de Santa Catarina, donde Clara Brugada entregó su cobija a cinco personas, que acudieron en representación simbólica de los beneficiados, a quienes no se convocó para evitar aglomeraciones.

El acto fue transmitido en vivo a través de las redes sociales de la Alcaldía Iztapalapa con el propósito de que todos los vecinos que reúnen las características para recibir este apoyo estén enterados de que un equipo de servidores públicos del gobierno local los visitará en su domicilio para hacerles entrega de su cobija.

“Iztapalapa abriga a su población 2021 consiste en apoyar a la población que tiene dos características: vivir en las zonas montañosas de Iztapalapa, donde se siente más el frío, y ser vecino de colonias con una situación vulnerable económicamente. Esas son las dos características para impulsar este programa”, estableció Brugada Molina.

Agregó que “empezamos por Apolocalco, haciendo la entrega a las cinco personas que están con nosotros y un equipo llevará casa por casa a la población a las viviendas donde al menos tengamos una persona adulta mayor, que también es de los sectores de la población que más sufre y puede estar enfrentando el ambiente más frío con serias consecuencias para la salud ahora que estamos en pandemia”.

Una cobija ayuda, abriga y puede incidir en que una familia viva mejor. Esta es una de las estrategias que ha implementado la Primera Alcaldía de Iztapalapa para apoyar a sus habitantes. Otra acción es el programa Mercomuna, mediante la cual se apoya a 200 mil familias vulnerables, más de 800 mil personas, en esta época de pandemia. Se les entregan vales que pueden canjear en negocios de barrio.

Destacó que, además, está en operación un programa social dirigido a adultos mayores, a través del cual se apoya económicamente a personas de entre 64 y 67 años de edad, y recordó que de 68 años en adelante las personas reciben pensión universal por parte del Gobierno de México.

La alcaldesa hizo un llamado a proteger a los adultos mayores y mantener sana distancia e incluso el uso de cubrebocas y desinfección de manos hasta dentro de las viviendas, pues en Iztapalapa la gente debe salir a trabajar todos los días y ello implica un riesgo de llevar el virus a casa, por lo que deben aplicarse rigurosamente las medidas preventivas.

Señaló que éste es un momento muy difícil de la pandemia, pues los casos han aumentado mucho y “tenemos que estar pendientes para garantizar que los integrantes de la familia no se enfermen, lamentablemente, si uno se enferma, se pueden contagiar varios al mismo tiempo”, por eso es importante aplicar las medidas de prevención aún en presencia de la familia con la que comparte la misma vivienda.

Anunció que en San Francisco Apolocalco, colonia al norte de Iztapalapa que colinda con el estado de México, se construirá un Camino Mujeres Libres y Seguras que iniciará en la parada llamada La Escondida y cruzará toda la comunidad para generar condiciones de tranquilidad en la calle más usada por los habitantes para ir y regresar a su trabajo u otras actividades, la cual estará muy iluminada y con un mejor entorno urbano.

Tras el mensaje de la alcaldesa, se procedió a la entrega de cinco cobijas a igual número de beneficiarias, todo ello con la aplicación de las medidas sanitarias correspondientes para prevenir posibles contagios.