El Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (GPPRD) en la Cámara de Diputados, ratificó su convocatoria al Secretario de Hacienda para que asista a este recinto y explique ante las y los legisladores, las medidas consideradas por el gobierno mexicano para hacer frente a la crisis financiera mundial y planteó la necesidad de convocar a un “Pacto Nacional” a modo de hacer frente, en mejores condiciones, a los problemas propiciados por el Covid-19 más la caída en los precios del petróleo. Señaló que las secuelas pueden ser graves y catastróficas.Antonio Ortega Martínez, Secretario de la Comisión de Hacienda e integrante del GPPRD, señaló que “el país merece la posibilidad de que, entre todos, establezcamos un “pacto nacional” donde haya compromiso de todas las fuerzas políticas en aportar oficio, responsabilidad e ideas y respalden a especialistas connotados que contribuyan a conformar una alternativa seria, oportuna, y eficaz de lo que -en este momento- requiere el país.
“Hoy, el Secretario de Hacienda, de manera realmente extraña, transmite una especie de tranquilidad, de ‘no pasa nada’, de ‘estamos blindados’ y de que está el gobierno en condiciones de controlar los desajustes”. Sin embargo, expuso, “creo que el Presidente López Obrador nos tiene acostumbrados a ese estilo, de que ‘todo está bajo control’, ‘todo lo superviso’; aunque, en los hechos, todo se descontrola, se complica, se vuelve mucho más complejo”.
El legislador federal consideró que el Secretario de Hacienda debe ser más audaz, responsable y tener mayor capacidad y esfuerzo no solo para transmitir que “no pasa nada” sino, dar certezas sobre lo que propone.
“Él nos dice que “hay un blindaje de cuatro puertas: La Línea de Crédito del Fondo Monetario Internacional; las coberturas petroleras; el Fondo de Estabilización y las finanzas sanas.
Habría que recordarles, explicó, que el tema de las finanzas sanas no son tales porque es imposible que se pueda cumplir con los criterios económicos que dan sustento a la Ley de Ingresos y al Presupuesto.
Recalcó que no se cumplirá la meta de ingresos fiscales de 6 billones 468 mil millones de pesos ante la caída de la economía, de la producción y los precios del petróleo y, por lo tanto, el presupuesto tendrá que ser ajustado.
En cuanto a la línea de crédito con el Fondo Monetario Internacional, Ortega Martínez precisó que, como México, son muchos los países en esas mismas líneas de crédito y recordó que esta crisis es global, por lo que afecta a muchos y el Fondo no tiene dinero para otorgar los créditos a todos. Por lo tanto, ese segundo blindaje habría que verlo con cuidado.
El tercer blindaje destacado por el secretario Herrera, agregó el perredista, son las coberturas petroleras. No obstante, citó, desconocemos cuántas se compraron, a qué precio, cuándo se van a pagar, y todo indica que –finalmente- se podrá saber a finales de año (con base en los promedios del precio del barril) qué garantías se pidieron y cuál es el tipo de resguardo que tenemos.
Finalmente, el cuarto blindaje referido por el Secretario Herrera: el Fondo de Estabilización, también está en entredicho ya que, después de contar con más de 300 mil millones de pesos para enfrentar crisis financieras y económicas verdaderas del Estado, este gobierno -en un acto de irresponsabilidad- tomó casi 130 mil millones de pesos el año pasado para compensar el desajuste presupuestario por la caída de los ingresos fiscales, por lo que hoy solo restan alrededor de 150 mil millones que son insuficientes para enfrentar una verdadera crisis como la que tenemos.
Entonces, concretó Antonio Ortega, parece ser que el Secretario de Hacienda no entiende que la estabilidad que él presume está “fijada con alfileres”, que el impacto externo es de una magnitud aún incalculable, que México forma parte de la globalidad financiera mundial, que no estamos aislados y que, por lo tanto, más temprano que tarde vamos a sufrir los impactos de la desestabilización financiera en el mundo.
Creo, finalizó el diputado Ortega Martínez, que “las cartas del Secretario de no hacer nada, contribuyen no solo a propiciar incertidumbre, sino–además- generan miedo porque un gobierno que se paraliza frente a la magnitud de lo que parece que tenemos enfrente, que no reacciona, ni propone, y que no tiene idea de cómo enfrentar la contingencia, aumenta el miedo, por eso es indispensable la presencia del Secretario y que venga y plantee alternativas”, remató.