La dirigencia del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Ciudad de México, exigió al gobierno de Claudia Sheinbaum aplicar alternativas eficientes  para reducir la movilidad de trabajadores sin que estos pierdan ingresos y al contrario logren ahorros al reducir pago de  pasajes y alimentación entre otros gastos, por lo que propuso considerar la reducción de la jornada laboral como mecanismo alterno para disminuir la movilidad de los habitantes de la capital, luego de que las autoridades han reconocido su incremento pese a estar en fase tres de la contingencia sanitaria por Coronavirus (Covid-19).

Para lo cual es necesario que la jefa de gobierno y la Secretaria de Trabajo y Fomento al Empleo (STyFE), Soledad Aragón Martínez,  establezcan con urgencia un diálogo con la iniciativa privada a fin apoyar a la población y contener la propagación del coronavirus,  que en los últimos días ha mostrado una rápida expansión en la ciudad, con 418 personas fallecidas y 5 mil 548 infectados al día de hoy, destacando Iztapalapa y Gustavo A. Madero como las demarcaciones con mayor número de contagios.

Brenda Villena Guillén, Nora Arias Contreras y Carlos Estrada Meráz indicaron que la propuesta de acortar la jornada laboral permitirá reducir -por una parte- los riesgos por contacto en el transporte público y por otro lado generar ahorros sustanciales a la economía de la población trabajadora lo que ayudará en esta temporada de crisis, pues por lo menos un día a la semana no gastarán en pasaje y/o alimentos.

En ese sentido los dirigentes partidistas urgieron a la Secretaría de Trabajo de la Ciudad, analice la viabilidad de esta propuesta y se tome una decisión lo más rápido posible en beneficio de la población y entablar un diálogo abierto con la iniciativa privada y organismos patronales a fin de concretar un acuerdo que reduzca los riesgos de contagio entre trabajadores que tienen la necesidad de salir diariamente de casa por su empleo.

De acuerdo con datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la población mexicana que vive -principalmente- en la periferia de zonas urbanas como la Ciudad de México, gasta en promedio alrededor del 20 por ciento de su salario en transportarse de su casa al trabajo, es decir unos mil 900 pesos al mes aproximadamente.

“Los que vivimos en la CDMX gastamos en promedio alrededor de 30 pesos en viajes pero hay muchas personas que vienen del Estado de México a trabajar a la ciudad que por lo menos se gastan entre 50 a 90 pesos al día, debido al transborde entre diversos transportes, esto sin contar el riesgo que hoy implica moverse debido al virus”

Reducir la jornada laboral a cuatro días es una propuesta temporal que puede abarcar un periodo de dos a tres meses mientras se estabiliza la salud pública y la economía, periodo en el cual se puede compensar con una hora más de trabajo en cualquier día laboral de manera alternada y a través de un paquete de subsidios en apoyo a empresas que implementen este tipo de esquema de trabajo.

Ante la ampliación de la declaratoria de emergencia sanitaria hasta el mes de junio, el gobierno debe diseñar y presentar alternativas eficaces e innovadoras que den resultados fehacientes para frenar la movilidad ya que es la principal medida para detener el incremento de contagios, que si no se realiza de manera efectiva puede provocar el riego de más muertes y por lo tanto el colapso del sistema hospitalario de la capital, manifestó el PRD en la Ciudad.

Finalmente, los dirigentes perredistas hicieron un llamando a toda la población a respetar las medidas sanitarias y de prevención contra el Covid-19, como el lavado constante de manos, uso de cubrebocas y distanciamiento físico en los espacios públicos, así como el confinamiento en casa en la medida de lo posible, “estamos en una emergencia y todos debemos actuar con responsabilidad”, afirmaron.