Propone GPPRI una ley de ayuda alimentaria social en zonas de desastre

Política
  • Cualquier persona que se encuentre en un territorio con declaratoria de desastre será beneficiaria de este derecho constitucional: Nancy de la Sierra.
  • Es inconcebible que el Estado no pueda garantizar medidas elementales para hacer frente al problema del hambre en situaciones de emergencia o desastre, aseguró.

A nombre de las y los integrantes del Grupo Parlamentario del PRI (GPPRI), la senadora Nancy de la Sierra Arámburo, presentó una iniciativa que propone expedir la Ley de Ayuda Alimentaria Social en Zonas de Desastre que garantice el derecho a la alimentación en casos de emergencia y que regule la instrumentación de esquemas de apoyo a la población afectada por desastres naturales.

Desde la máxima tribuna del Senado de la República la legisladora aseguró que en momentos de crisis el suministro de alimentos es crucial, por lo que en áreas propensas a desastres naturales las políticas de seguridad alimentaria deben integrar medidas para fortalecer la resistencia y la capacidad de recuperación frente a dichos eventos.

“Por eso creemos que lo más importante en un momento de desastre es que se garantice la alimentación, porque lo que vimos hoy en Acapulco, lo que vemos todos los días es que la ayuda no puede dejar de fluir, porque por más que la sociedad civil haga recolección de productos alimentarios, por más que el ejército aplique el Plan DN III, por más que la Cruz Roja sea nuestra fuente de donación más confiable para restablecer al puerto de Acapulco y al Estado de Guerrero no va a ser suficiente”, enfatizó.

Es inconcebible, añadió, que el Estado no sea capaz de garantizar las medidas más elementales para hacer frente al problema del hambre en situaciones de emergencia o desastre. Las políticas sociales alimentarias en México son indudablemente una necesidad, que trasciende colores y partidos, es una deuda con la población más desfavorecida.

En este sentido, puntualizó, la iniciativa de los priistas tiene por objeto expedir la Ley de Ayuda Alimentaria Social en Zonas de Desastre, la cual garantizará que cualquier persona que se encuentre en un territorio con declaratoria de desastre y no tenga los medios para conseguir alimento, pueda ser beneficiario de este derecho constitucional.