Propone diputada priista Paloma Sánchez no cobrar peaje en las autopistas durante los puentes vacacionales

Política
  • La legisladora por Sinaloa subrayó que con esta medida, que beneficiaría a todos los vehículos de transporte privado, se incentivaría el consumo del turismo, beneficiando a los sectores restaurantero, hotelero y artesanal.
  • También se aplicaría al autotransporte de pasajeros y de turismo que transiten durante los días de descanso obligatorio, lo que lograría bajar el costo de los boletos.

Paloma Sánchez, diputada federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), presentó en la Cámara de Diputados una iniciativa de reforma que establece que en los puentes vacacionales no se cobre peaje en las autopistas del país.

El proyecto de decreto planteado por la integrante del Grupo Parlamentario del PRI (GPPRI), plantea modificar la Fracción VIII del Artículo 5° de la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal.

La iniciativa de la legisladora por Sinaloa establece una regulación tarifaria que exente de pago de peaje a todos los vehículos de transporte privado.

Esta medida también se aplicaría al autotransporte de pasajeros y de turismo que transiten durante los días de descanso obligatorio contemplados en la Ley Federal del Trabajo, así como los fines de semana que concurran con ellos.

En la fundamentación de su propuesta, la diputada Paloma Sánchez destacó que la exención de pago durante los días considerados de descanso obligatorio “podría servir para incentivar el consumo, especialmente el del turismo que, por su carácter, beneficia a diversos sectores, como el restaurantero, hotelero y artesanal”, entre otros.

Puntualizó que ello no implicaría un impacto tan considerable, para los concesionarios, puesto que los puentes vacacionales que establece la Ley Federal del Trabajo no exceden de los diez días actualmente.

La legisladora sinaloense consideró que “de esta manera, los mexicanos recibirían el incentivo de que las autopistas de cuota no tendrán costo, lo que reduce el gasto de un viaje en familia hasta en 30 por ciento”.

Añadió que “no estarían afectando totalmente a los concesionarios, puesto que la exención de pago aplicaría únicamente a vehículos privados, autotransporte de pasajeros y turismo, quienes tienen menor impacto en el desgaste y uso de las autopistas”.

“Se trata de pensar en el bolsillo de las familias y en su derecho a pasear y disfrutar de México, porque el turismo debe ser un derecho, no un privilegio”, finalizó.