Propone diputada Lourdes González equidad de género en la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de la CDMX

Metrópoli

La diputada del PRI Lourdes González Hernández, propuso reformas legales para que exista paridad de género en la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, de tal manera que la persona que sea electa para tal cargo deberá ser de un género distinto a quien haya ocupado el cargo en el periodo inmediato anterior.

Para ello, la legisladora presentó al Pleno del Congreso de la Ciudad de México una Iniciativa para reformar el artículo 38 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la capital mexicana, documento en el que recordó que en los últimos años, la equidad de género se ha hecho cada vez más visible en cargos de elección popular y en todos los ámbitos de la vida pública, social y privada.

Recordó que la actual legislatura en la Cámara de Diputados por primera vez cuenta con una conformación paritaria absoluta a través de una representación del 50% de mujeres y del 50% de hombres. Igual situación ocurre en el Senado de la República, que actualmente se integra por 64 mujeres y 64 hombres. Asimismo, apuntó, en los congresos estatales hay 566 congresistas mujeres, 496 hombres y un congresista que reportó ser no binario.

En cuanto al Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, la legisladora señaló que en los 164 años de vida, el organismo ha tenido 50 Presidentes hombres y solo una mujer, la

Magistrada Clementina Gil de Lester, quien estuvo en el cargo de 1984 a 1987. Es decir, hace más de tres décadas que una mujer no ocupa el máximo encargo al frente de Poder Judicial en la Ciudad de México.

Por ello, dijo, se presenta la propuesta de que el artículo 38 de la Ley Orgánica del Poder

Judicial capitalino asiente que “en la elección de la persona Magistrada que presida el Tribunal

Superior de Justicia de la Ciudad de México, se tomará en cuenta la paridad de género, por lo que en cada elección deberá de elegirse, de manera alternada, un género distinto al precedido en el ejercicio inmediato anterior”.

La Iniciativa fue turnada para su análisis y dictamen a las Comisiones Unidas de Normatividad,

Estudios y Prácticas Parlamentarias y la de Administración y Procuración de Justicia, con opinión de la de Igualdad de Género.