Crear modelos de comercialización que hagan accesibles los productos, buscar mecanismos para generar una economía circular constante y reducir su merma, e implementar políticas públicas que incremente la oferta de alimentos a nivel local y nacional, son las propuestas que la Central de Abasto de la Ciudad de México (CEDA) estableció para alcanzar una seguridad alimentaria en la capital del país.


Durante la conferencia Seguridad Alimentaria Sustentable, promovida por la Embajada de Alemania en México en el Museo Memoria y Tolerancia, el Coordinador y Administrador General de la CEDA, Héctor Ulises García Nieto, expuso lo anterior, para concientizar sobre la sustentabilidad en la producción y consumo de alimentos.
Con la ponencia Retos para lograr una seguridad alimentaria sustentable en la megalópolis Ciudad de México, García Nieto conceptualizó el término, expuso la problemática en cifras y propuso una serie de medidas sostenibles para abatir el desperdicio de remanentes de perecederos en la capital del país.
El titular del corredor comercial indicó que, el primer aspecto a destacar es crear políticas públicas que permitan a los productores locales generar alimentos con valores nutrimentales adecuados, a bajo costo y al alcance de todos, mejorando la infraestructura de transporte y almacenaje, e innovando con tecnologías de conservación y refrigeración, procurando su amabilidad con el medio ambiente.