Promueven lectura de poesía en el Espacio Cultural San Lázaro

Cultura
  • La actividad formó parte del “Miércoles Cultural” y se llevó a cabo con la participación de la poeta mexicana Leticia Luna
  • La poesía es uno de los grandes géneros literarios: Vázquez Valdez, directora de la Biblioteca Legislativa

Como parte del programa “Miércoles Cultural”, la Cámara de Diputados y el Espacio Cultural San Lázaro organizaron una lectura de poesía con la participación de la poeta, ensayista, editora, docente y promotora Leticia Luna, en las instalaciones de la Biblioteca Legislativa.

María Vázquez Valdez, directora de la Biblioteca, afirmó que la poesía es “uno de los grandes géneros literarios que, desde el vocablo que la nombra —que proviene del griego poiesis—, implica creación, composición, el poema, lo mismo que el engendrar, el dar a luz, el crear”.

Al dar la bienvenida a la poeta mexicana, la funcionaria apuntó que Leticia Luna ha dedicado su vida a la poesía en diversas manifestaciones, y que desde hace décadas muestra una intensa vocación que incluye la escritura, la edición, el ensayo, la docencia y la promoción cultural.

Refirió que la poeta es maestra en creación literaria, licenciada en periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y maestra en Creación Literaria por el Centro Cultural Casa Lamm.

Ha publicado los poemarios “Hora lunar” (1999) “Desde el oasis” (2000), “El amante y la espiga” (2005), “Los días heridos” (2007) “Casa de poesía morada al sur” (2008), “Espiral de agua” (2013), “Fuego azul” (2014) y “La canción del alba” (2018), entre otros títulos.

La funcionaria recordó que el Miércoles Cultural es un programa semanal que incluye eventos relacionados con la música, el arte dramático, la literatura y las artes en general.

La poeta Leticia Luna recordó mencionó que a propósito del primer libro que publicó en 1999 “me dio unas palabras el gran poeta chiapaneco Juan Bañuelos, que entonces era mi maestro,  donde decía que estaba aprendiendo a encontrar mi voz poética, a ser yo misma”.

En este poemario, dijo, estableció cuatro temáticas: el mar, poesía social, amor y la vertiente prehispánica. Precisó que la poesía social “me llevó a muchos lugares, investigaciones; pude realizar ocho ciclos de poesía femenina en Hispanoamérica, uno de los tomos lo titulamos “Rebeldía”.

Inició la lectura con un poema que escribió cuando tenía 14 años de edad; se titula “Semilla”, que está dedicado a su abuela.

Continuó con los poemas “Ciudad Amate”, “Xoloitzcuintle”, “Los motivos del tiempo”, “La orfandad muda”, “Segundo decreto primitivo”, “Canción del alba” y “Ayotzinapa”.