CUERNAVACA, Mor.- La Secretaría de Turismo y Cultura (STyC) de Morelos, a través de la Dirección General de Promoción para la Paz, Atención a Públicos Específicos y Patrimonio, dio a conocer que durante el año 2020 se llevó a cabo por tercer año consecutivo el proyecto “Talleres culturales libres por la paz”, con la finalidad de promover el arte como una herramienta esencial para la reestructuración del tejido social.

Isadora Escobedo Contreras, durectora de dicha área, informó que se organizaron 26 talleres dirigidos a la población más desfavorecida, los cuales se llevaron a cabo en albergues y asilos públicos y privados, así como en instituciones que dedican su trabajo a la atención de personas sin hogar debido a abandono, violencia o problemas con la ley.

Del mismo modo, destacó que a través de estas actividades se benefició a 403 personas de todas las edades que se encuentran en estado de vulnerabilidad en ocho municipios de Morelos, entre las que se destacan mujeres, personas de la tercera edad, así como niños y adolescentes en reclusión o en conflictos de ley.

La funcionaria destacó que se trabajó en albergues del Sistema DIF Morelos, así como en los refugios del Instituto de la Mujer; también se realizaron talleres para adolescentes en situación de reclusión en el Centro de Ejecución de Medidas Privativas de la Libertad para Adolescentes (CEMPLA), y para jóvenes en conflicto con la ley en el Centro de Reintegración Juvenil de Cuernavaca.

Entre las disciplinas impartidas a través de talleres se destacan: artes plásticas, escénicas, literatura y desarrollo humano,  impartidos en los municipios de Cuautla, Cuernavaca, Jiutepec, Miacatlán, Temixco, Tetecala, Tlaltizapán y Xochitepec.

La finalidad de los talleres fue realizar actividades artísticas que promuevan la cultura de paz, en donde la cultura se convierta en una herramienta que coadyuve al desarrollo intelectual, emocional y creativo, impulsando la participación y la integración social, desde una perspectiva incluyente e inclusiva.

Además, se ofrecieron talleres para personas de la tercera edad en el albergue del CEDIF Morelos, y otro en la Casa de día San Agustín de la Fundación Macochoa Abrazar A.C.

Mientras que para las infancias en situación de albergue se realizaron talleres en el refugio para mujeres “El vuelo de las mariposas” de Cuautla, dirigido a hijos de mujeres violentadas; así como en La Casa Hogar Padre Chinchachoma, en Miacatlán; en el Albergue Ministerios de Amor, en Cuernavaca, y en el Centro de Asistencia Morelense para la Infancia (CAMI).