Profepa clausura un aserradero y asegura 264.122 m3 de madera, en Zapotlán El Grande, Jalisco

Estatal

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró un Centro de Almacenamiento y Transformación de Materias Primas Forestales (CAT), en Zapotlán el Grande, Jalisco, al no acreditar el legal funcionamiento del centro y aseguró precautoriamente 264.122 m3 de madera de distintas especies, así como maquinaria y equipo.

Como parte de los operativos permanentes realizados para el combate a la tala clandestina, personal de esta Procuraduría realizó una visita de inspección al CAT en dicho municipio, donde encontraron 30.968 m3 de madera aserrada de parota, 17.130 m3 de cedro, 91.784 m3 de pino y 124.240 m3 de rosa morada, así como dos sierras cinta, una sierra circular, un cepillo, un trompo y una canteadora.

Durante la visita de inspección, el encargado del establecimiento no presentó la documentación para acreditar la legal procedencia de las materias primas forestales encontradas y tampoco contaba con el libro de registro de entradas y salidas.

Por lo anterior, se impuso como medida de seguridad la clausura temporal total del CAT y el aseguramiento precautorio de la madera de conformidad con lo señalado en el artículo 170, fracciones I y II, de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA).

Es importante señalar que con base en el artículo 157, fracción II, de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, el presunto responsable podrá hacerse acreedor a una multa que va de 100 a 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización vigente y al decomiso de la madera.

Estas acciones forman parte del combate a la tala clandestina, cuyo objetivo es inhibir aprovechamientos ilegales y contribuir a la conservación y protección de los ecosistemas forestales, que proporcionan bienes y servicios ambientales de importancia vital para la humanidad.